Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/28/2017 11:05:00 AM

¿Qué queda de los Illuminati en Ingolstadt, la ciudad alemana donde nació esta sociedad secreta?

En esta pequeña urbe de la región de Baviera nació este grupo que defendía el imperio de la razón frente a los dogmas religiosos. Aunque eso fue hace 300 años y los historiadores señalan su desaparición, las teorías conspirativas en torno a él siguen haciendo fortuna.

Illuminati: qué queda de esta sociedad secreta en la ciudad donde nació Apologie der Illuminaten, una obra de 1786 escrita por Adam Weishaupt en la que defendió la creación de los Illuminati poco después de su exilio de la ciudad. Foto: Julie Ovgaard. Foto: Julie Ovgaard
{code:java} {code};
BBC

"He escuchado que hay algunas reuniones aquí, pero dónde y cuándo, no tengo idea", me dijo la hermana Anna, tomándose un tiempo para hablar sobre el tema.

"Creo que provienen de Francia, Inglaterra. Ingolstadt es el lugar de encuentro en Europa".

Al trabajar en una librería frente a la colosal iglesia Liebfrauenmünster, Anna ve y habla con mucha gente. Ella cree que algunos son peregrinos Illuminati, que todavía llevan a cabo reuniones secretas en la ciudad alemana.

Le recomendamos: ¿Qué hay detrás de la obsesión de algunos con los Illuminati?

La idea de que citas clandestinas de Illuminati podrían estar teniendo lugar en la pequeña ciudad bávara puede parecer exagerada, pero Ingolstadt sí tiene una historia en torno a ellos.

La ciudad es el lugar de nacimiento de la sociedad secreta y se ha convertido en parte de su mito.

Fue el 1 de mayo de 1776 que Adam Weishaupt, profesor de derecho en la Universidad de Ingolstadt, fundó la Orden de los Illuminati, una organización secreta formada para oponerse a la influencia religiosa en la sociedad y al abuso de poder por parte del Estado fomentando un espacio para la crítica, el debate y la libertad de expresión.

Inspirado por los francmasones y los filósofos de la Ilustración francesa, Weishaupt creía que la sociedad ya no debía ser regida por las virtudes religiosas.

Quería crear un estado de libertad e igualdad moral donde el conocimiento no estuviera restringido por prejuicios religiosos.

Pero el conservadurismo religioso y político imperaba en Ingolstadt en ese momento, y el tema -enseñado en la universidad controlada por los jesuitas donde Weishaupt dio una conferencia- fue monitoreado estrictamente.

Tras seleccionar personalmente a sus cinco estudiantes de derecho más talentosos, la red se expandió rápidamente y sus miembros difundieron los objetivos de iluminación de Weishaupt con enseñanzas radicales.

Al mismo tiempo crearon una elaborada red de informantes que daban cuenta sobre el comportamiento de las figuras estatales y religiosas en un esfuerzo para adquirir una gran cantidad de información que los Illuminati podrían potencialmente explotar.

Con la ayuda del prominente diplomático alemán Baron Adolf Franz Friedrich, Freiherr von Knigge, quien ayudó a reclutar logias francmasones para la causa Illuminati, el grupo clandestino creció a más de 2.000 miembros en Baviera, Francia, Hungría, Italia y Polonia, entre otros lugares.

"No mucha gente lo sabe"

En la ciudad donde todo comenzó, este peculiar legado sigue siendo poco conocido entre los residentes.

"No mucha gente lo sabe. Pero los Illuminati son parte de la historia de Ingolstadt", me explica el periodista local Michael Klarner mientras estamos parados frente a la antigua Universidad de Ingolstadt, un edificio modesto, parecido a una iglesia, a pocos pasos de la librería de la hermana Anna.

"Weishaupt fue en muchos sentidos un revolucionario", continúa Klarner. "Le gustaba la idea de enseñar a las personas a ser mejores seres humanos. Quería cambiar la sociedad, soñaba con un mundo mejor, con un mejor gobierno.

Le puede interesar: El misterio de Bilderberg: ¿por qué creemos en las intrigas?

"Él comenzó los Illuminati con la idea de que todo lo que conocen los humanos debería ser enseñado", añade," algo que no estaba permitido aquí en la universidad ".

Tan solo una década después de su creación, la sociedad fue infiltrada por las autoridades bávaras que interceptaron sus radicales escritos contra el Estado.

Los Illuminati fueron prohibidos y Weishaupt fue desterrado de Ingolstadt para vivir el resto de su vida en la ciudad alemana de Gotha, 300 kilómetros al norte.

Pero la idea de una sociedad secreta que se rebela contra el Estado ha capturado imaginaciones desde entonces, encapsuladas en teorías de conspiración elaboradas por aquellos que creen que los Illuminati nunca fueron realmente disueltos, una afirmación ampliamente desacreditada por los historiadores.

Aún así, los teóricos de la conspiración dicen que la organización ha estado trabajando de forma encubierta para subvertir la autoridad.

Se ha sugerido a los Illuminati como responsables de la Revolución Francesa, el asesinato del presidente estadounidense John F. Kennedy e incluso los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, y se han hecho famosos a través de libros y películas como "Ángeles y Demonios" de Dan Brown.

"Superconspiración"

"La teoría conspirativa de los Illuminati es lo que llamamos una ‘superconspiración‘ o, básicamente, una conspiración que controla conspiraciones menores", asegura el doctor Michael Wood de la Universidad de Winchester, un experto en la psicología de las teorías de la conspiración.

"La gente habla sobre los Illuminati, pero muchas veces es de una manera bromista o autoconsciente, casi burlándose de la idea de una conspiración global".

Y todo esto comenzó en una modesta ciudad bávara que es mejor conocida como el escenario de la novela Frankenstein de Mary Shelley.

Escondida detrás de puertas de metal en el Stadtmuseum Ingolstadt (Museo de la Ciudad), encontré a la archivista de la ciudad Maria Eppelsheimer.

"Creo que es uno de los temas más interesantes que vemos aquí", me dijo mientras repasaba una sección dedicada a la historia de Ingolstadt. Sacó uno de los libros más pequeños: Apologie der Illuminaten, una obra de 1786 escrita por Weishaupt en la que defendió la creación de los Illuminati poco después de su exilio de la ciudad.

Le sugerimos: Kingsman: el círculo dorado

"Es una locura en lo que han convertido a los Illuminati", decía al hojear las páginas del viejo manuscrito, "en lo que se ha convertido no tiene nada que ver con los Illuminati reales".

Se pueden encontrar más palabras de Weishaupt en pequeños volúmenes escondidos en el vasto archivo de la ciudad. Es como si más de dos siglos después de su formación, siguieran siendo lo más escurridizos posible.

Pero hay algunas personas en Ingolstadt, como Klarner, que intentan sacar a relucir este inusual legado histórico: "Sabes que se cree que Frankenstein estuvo basado en la ciudad debido a los Illuminati".

"Para la Revolución Francesa, ya había teorías de que había comenzado en Ingolstadt y que los Illuminati eran los padres intelectuales de la revolución.Esta es la razón por la cual muchos teóricos de la literatura creen que Mary Shelley sabía sobre Ingolstadt, y por qué estableció aquí a Frankenstein".

Klarner realiza recorridos a pie sobre los Illuminati para educar a los visitantes sobre la relación del grupo con la ciudad.

"Por supuesto que hay algunos teóricos de la conspiración", admitió, "pero podemos educarlos sobre cuál es la verdad y qué es una conspiración".

Pese a lo que digan los libros de historia, para la hermana Anna el misterio alrededor de los Illuminati todavía atrapa la imaginación de la monja.

"Algunas personas han venido aquí y me han preguntado sobre las reuniones.Creo que hay algo aquí, pero qué exactamente, en qué casas, no sé".

VIDEOS MÁS VISTOS

  •  El fin de la banda del israelí Assi Moosh, el demonio de Taganga

    El fin de la banda del israelí Assi Moosh, el demonio de Taganga

    close
  • Las grandes discusiones que le faltan a la tributaria

    Las grandes discusiones que le faltan a la tributaria

    close
  • ¿Es la hora de que Duque dé un timonazo?

    ¿Es la hora de que Duque dé un timonazo?

    close
  • El último acto público de Belisario Betancur

    El último acto público de Belisario Betancur

    close
  • Los mejores líderes de 2018

    Los mejores líderes de 2018

    close
MÁS VIDEOS
TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1910

PORTADA

Duque: ¿Llegó el momento de dar un timonazo?

¿Es hora de que el presidente Duque introduzca ajustes en su gobierno? Análisis de SEMANA.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1910

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.