La piña fresca es rica en vitaminas, principalmente en vitamina C. Asimismo contiene vitaminas A, B1 y ácido fólico.
La piña es una fruta tropical, cuyo contenido de agua y antioxidantes la convierten en una de las mejores alternativas para reducir volumen. - Foto: Getty Images

vida moderna

Jugo de piña y jengibre para perder peso rápidamente: así se prepara

Esta combinación líquida ayuda no solo a hidratar el cuerpo, sino también a mejorar el metabolismo, además de desinflamar y desintoxicar el organismo en general.

La piña es una fruta baja en calorías que ayuda a desinflamar el organismo. Además, es antioxidante, mejora el proceso digestivo y combate náuseas; incluso, ha demostrado que su uso tiene un efecto positivo contra la obesidad y en la pérdida de peso.

En concreto, se caracteriza por su poderosa acción depurativa y diurética que, además de facilitar la eliminación de líquidos, controla los procesos inflamatorios del organismo.

Por otra parte, un estudio realizado por el Journal of Agricultural and Food Chemistry afirma que la cáscara de piña es rica en fibra y polifenoles; el primero ayuda a sentir al cuerpo saciado y los segundos contribuyen a depurar el cuerpo de manera natural.

Además, otro estudio realizado por la Universidad de Taif (Arabia Saudí) señala que la piña es una fruta tropical, cuyo contenido de agua y antioxidantes la convierten en una de las mejores alternativas para reducir volumen.

Jugo de piña
La fibra de la piña ayuda a sentir al cuerpo saciado y contribuye a depurar el cuerpo de manera natural. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Ahora bien, el jugo de piña combinado con jengibre es una bebida que tiene varios beneficios para la salud, pero en especial para bajar de peso. Esta combinación líquida ayuda no solo a hidratar el cuerpo, sino también a mejorar el metabolismo, además de desinflamar y desintoxicar el organismo en general, según el portal de salud y bienestar, GastroLabWeb.

Jugo de piña con jengibre

Ingredientes:

  • 1 taza de piña en dados.
  • 1.5 tazas de agua.
  • 1 trozo de jengibre.
  • 3 hojas de menta.
  • Hielos, opcional.
  • Miel, opcional.

Preparación:

  • Para que el jugo quede mucho más fresco se pueden congelar los dados de piña. Servirlos en la licuadora.
  • Agregar el trozo de jengibre, de unos 2 centímetros, ya pelado en la licuadora, añadir el agua y 2 hojas de menta fresca.
  • Mover hasta obtener una mezcla homogénea y servir en un vaso (si no es del agrado la fibra, se puede colar).
  • Agregar miel de abeja o de agave para endulzar, unos hielos al gusto y servir. Decorar con unas hojas de menta fresca y ¡a disfrutar!
  • Si el objetivo es bajar de peso, es importante tener en cuenta que este jugo debe tomarse como un complemento de una dieta balanceada y ejercicio regular.
  • Se recomienda tomarlo en cuanto esté listo y no más de 20 minutos después de que se hizo, para aprovechar sus propiedades. Lo ideal es tomarlo por las mañanas.
  • Se puede tomar por siete días seguidos, luego suspender, y después tomarlo intercalando con otro tipo de jugos o bebidas saludables, para obtener mejores resultados.

Otros jugos con piña para adelgazar

Piña con kiwi

La piña y el kiwi sirven para preparar un excelente batido de dieta, ya que ambos ingredientes son ideales para quemar calorías. Además, este zumo natural regula el apetito, generando saciedad mientras se reducen medidas.

Ingredientes:

  • 1/2 taza de piña cortada a cuadritos
  • 1 kiwi
  • 150 ml de leche de coco

Preparación:

  • Pelar una piña y cortar en cuadritos.
  • Hacer lo mismo con un kiwi.
  • Echar los trozos de piña y kiwi y añadir los 150 ml de leche de coco.
  • Licuar durante 20 segundos hasta mezclar bien.
  • Finalmente, beber y disfrutar.

Piña con chía

Ingredientes:

  • 2 rodajas de piña
  • 2 cucharadas de semillas de chía (20 g)
  • El jugo de 2 naranjas
  • ½ vaso de agua (100 ml)
  • Miel (opcional)

Preparación:

  • Pelar la piña, cortar dos rodajas grandes y partir en pequeños cubos.
  • Extraer el jugo de las dos naranjas y verterlo en la licuadora con los trozos de piña, la miel y el agua.
  • Procesar todo por unos instantes, hasta conseguir una bebida homogénea.
  • Servirla sin colar y usar las semillas de chía para decorar.
  • Opcional: se pueden poner en remojo las semillas de chía (mínimo dos horas) y agregarlas en la licuadora con los demás ingredientes.
  • Consumirlo en ayunas, como parte del desayuno o en los momentos de hambre incontrolable.