Tendencias
Las distracciones externas e internas hacen más complejo la concentración para realizar diferentes tareas. Foto: Getty Images.
Las distracciones externas e internas hacen más complejo la concentración para realizar diferentes tareas. Foto: Getty Images. - Foto: Foto: Getty Images.

vida moderna

La falta de esta vitamina puede generar desconcentración y cansancio

Dentro de las señales de déficit de concentración se puede encontrar la incapacidad para terminar las tareas del día, olvidos e incapacidad para tomar decisiones.

Dentro de la cotidianidad de las personas se pueden encontrar actividades que requieran un nivel alto de concentración, disposición y energía. Pero todas las acciones que realiza el ser humano en el día requieren un nivel de concentración determinado.

La concentración mental es una habilidad del ser humano que le permite enfocar su atención en una actividad específica, así como lo explica el portal experto en salud mental, Psicología y Mente.

Se entiende como concentración la habilidad o capacidad del ser humano (y de otras especies) para focalizar sus recursos cognitivos en un estímulo o acción, de tal manera que el resto del entorno queda desdibujado y parcialmente desatendido a menos que alguna estimulación nos llame la atención”, señala.

En ocasiones dicho rendimiento no suele ser el acostumbrado, por lo que no se encuentra una explicación a lo que sucede internamente.

Creativo
La concentración mental es una habilidad del ser humano que le permite enfocar su atención en una actividad específica - Foto: Getty Images

Dentro de las situaciones que pueden ser consideradas como señal de un déficit de concentración se puede encontrar la incapacidad para terminar las tareas del día, olvidos, incapacidad para tomar decisiones, cometer reiterados errores por descuido y una dificultad para estar quieto.

Se pueden buscar razones emocionales, problemas de la vida o simplemente un mal día como los culpables directos de la desconcentración, sin embargo, es un tema que puede ir más allá de lo emocional, pasando a un tema corporal.

Adicionalmente, algunas personas se sienten inusualmente cansadas en cualquier momento y sin ninguna razón. Según el Real Colegio de Psiquiatras, un porcentaje significativo de la población sufre de esta afección llamada fatiga prolongada.

Tanto la falta de concentración como el déficit de energía pueden estar ligados a la necesidad de aumentar la presencia de algunos nutrientes en el cuerpo. Investigaciones recientes arrojan datos sorprendentes y confirman algunos datos conocidos sobre el papel que juega la dieta.

Un cerebro se sienta en el espacio con líneas de colores a su alrededor que representan pensamientos, ideas o creatividad
Uno de los órganos que requiere una gran cantidad de esa energía es el cerebro, este es el encargado de enviar las señales a todos los rincones del organismo. - Foto: Getty Images

La vitamina B y el cerebro

El cuerpo humano en general necesita energía para que sus funciones se puedan llevar a cabo de la mejor manera. Uno de los órganos que requiere una gran cantidad de esa energía es el cerebro, este es el encargado de enviar las señales a todos los rincones del organismo, además de ser el disco duro de pensamientos y sentimientos.

Las vitaminas B son esenciales para que el cuerpo pueda extraer la energía necesaria de los alimentos, como lo señala el portal MedlinePlus.

“Estas vitaminas ayudan al proceso que hace su cuerpo para obtener energía de la comida que usted consume. También ayudan a formar glóbulos rojos”, explica.

En cuanto al cerebro, es importante el consumo de estas vitaminas para suplir su necesidad energética, de esta manera será posible agudizar las capacidades cognitivas de las personas, mejorando la concentración y memoria. El sitio digital Supradyn, la vitamina B se refiere a los beneficios de esta vitamina en el cerebro.

Tu cerebro necesita vitaminas y minerales para funcionar bien. Las vitaminas B son especialmente conocidas por mejorar la energía, la atención y la agudeza mental. Si aportas a tu organismo suficientes vitaminas B, tendrás mejores facultades cognitivas, como una mayor capacidad de concentración y una memoria más eficiente”, señala.

Para poder consumir buenas cantidades de vitamina B, se puede obtener en las proteínas como pescado, pollo, carne de res, huevos y productos lácteos. Los vegetales de hojas verdes, frijoles y judías, según MedlinePlus. El cerebro agradecerá la llegada al organismo de estos alimentos.