salud

La lista de los mejores remedios naturales para cuidar la voz y la garganta

La voz se puede afectar cuando se padece de laringitis. También por gritar, fumar o toser, entre otros factores.


La voz es el sonido producido por la vibración de las cuerdas vocales al acercarse entre sí como consecuencia del paso de aire a través de la laringe, según definición de la Clínica Universidad de Navarra, de España.

Es uno de los bienes más preciados con el que cuentan los seres humanos. Es el principal medio de comunicación y una de las herramientas que las personas más utilizan en el día a día ya sea en el trabajo, en su casa, el colegio y con sus amigos y conocidos. De ahí la importancia de cuidar y mantener sana la voz.

Hay diversidad de razones que pueden generar afectaciones a la voz. “Hablar demasiado, gritar, despejar la garganta constantemente o fumar pueden provocar ronquera. También pueden causar problemas como nódulos, pólipos y llagas en las cuerdas vocales”, precisa la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

De igual forma, otras afecciones como la laringitis pueden impactar la voz. En este caso se trata de una inflamación de las cuerdas vocales, que generalmente tiene su origen en una infección viral de las vías aéreas altas.

“Cuando las cuerdas vocales se inflaman, vibran de manera diferente y producen ronquera. El mejor tratamiento en este caso es el reposo de la voz y una buena hidratación. Asimismo, es importante extremar los cuidados, ya que en las cuerdas vocales inflamadas aumenta el riesgo de padecer lesiones importantes o un daño permanente”, precisa la Clínica Universidad de Navarra.

Garganta irritada
La irritación de la garganta puede obedecer al desarrollo de virus o a infecciones bacterianas. - Foto: Getty Images

También se pueden generar afectaciones en la voz cuando la persona presenta reflujo de ácido del estómago en la garganta. Puede ocasionar ronquera, problemas al tragar y dolor de garganta. De acuerdo con la misma fuente, otros trastornos de la voz son las lesiones de las cuerdas vocales, que junto con el abuso y mal uso de la voz pueden dar lugar a tumores benignos, que alteran la vibración normal y producen cambios en la calidad de voz.

Una afectación más grave que se puede presentar es el cáncer de laringe, enfermedad que afecta directamente la voz del paciente. Cuando el cáncer afecta a las cuerdas vocales, la voz sufre un cambio en el tono, pues se vuelve ronca y áspera.

Si bien en muchas oportunidades se requiere de tratamiento médico y quirúrgico para hacerle frente a esta molestia, también cuando la afectación no es de gravedad se puede recurrir a algunos remedios caseros que pueden ayudar a aliviar las molestias.

Llantén: en las culturas populares se dice que esta planta ayuda a suavizar la garganta, aclarar la voz, calmar el dolor y combatir los resfriados. Por esta razón puede resultar útil en casos de irritación de la garganta, tos y afonía. Para aprovecharlo, se puede ingerir su infusión o hacer gárgaras con esta, según el portal Mejor con Salud.

Ganglios linfáticos inflamados, dolor de garganta, consulta médica, visita al médico, paciente, enfermedad
La afección o irirtación en la garganta hgenera efectos directos en la voz. - Foto: Getty Images/Collection Mix: Sub

Vinagre de manzana: el portal Cuerpo Mente asegura que para cuidar la voz y la garganta se pueden realizar gárgaras con vinagre de manzana, el cual se puede preparar mezclando 50 % vinagre y 50 % agua salada. También se pueden hacer con aceite de oliva o de sésamo, y con agua con limón y miel.

Malva: esta planta tiene unos efectos parecidos al llantén, por sus mucílagos. “Estas sustancias son un tipo de fibra gelatinosa presentes en las flores y también en las hojas que, según se cree, cuidan y protegen las mucosas, tanto a nivel de la boca y la garganta como en el estómago y el intestino”, indica Mejor con Salud. De igual forma, a la malva se le atribuyen propiedades antiinflamatorias, antitusivas y emolientes, por lo que puede usarse en caso de tener la garganta irritada, tos seca, ronquera y afonía.

Jengibre: esta especia tiene un sabor refrescante y picante, con la capacidad de generar calor y desinflamar, lo cual se considera recomendable para la garganta.

Ajo: este alimento se considera un antibiótico natural y se le atribuyen propiedades con las cuales puede limpiar y desinflamar la garganta, además de reducir el dolor. Se puede consumir crudo y a diario, pero también en cápsulas como tratamiento coadyuvante si el médico así lo autoriza.