vida moderna

Las causas que explican por qué no se logra bajar de peso

Para bajar de peso saludablemente se debe consultar con un especialista las condiciones de salud de cada persona.


Para lograr bajar de peso es importante aminorar las calorías que se ingieren y aumentar el gasto calórico con actividad física para quemar la cantidad de grasa más grande posible, según explica el Ministerio de Salud de Colombia.

La mejor forma para lograrlo es ir modificando los hábitos y estilos de vida que ya se tienen, haciendo pequeños cambios cada día hasta que estos cambios pasen a formar parte de la rutina diaria. Ser realista, constante, persistente, y ser paciente son consejos claves a seguir.

Los cambios deben lograrse con la asesoría preferiblemente de profesionales de la salud médicos y nutricionistas. Además, la investigación científica muestra que una alimentación saludable y la práctica regular de actividad física tienen efectos positivos para mantener el peso a largo plazo.

Así mismo, existen algunas razones o causas por las que una persona no logra bajar de peso. Entre estás, según el portal especializado Mejor con Salud, están:

  • Solo hacer ejercicio cardiovascular para bajar de peso: aunque este tipo de ejercicios suele ser muy beneficiosos para aquellos que están intentando perder peso, los expertos recomiendan combinarlos con los ejercicios de fuerza para obtener mejores resultados en un lapso de tiempo menor.
  • No dormir lo suficiente: el sueño es esencial para gozar de una salud óptima y también es ideal para perder peso, ya que la falta de sueño hace que los adipocitos (células grasas) liberen menos leptina, la hormona supresora del apetito. El insomnio provoca, además, que el estómago libere más grelina (la hormona del apetito) y ambas acciones hacen que dormir poco se asocie a la obesidad, según explicó la Fundación Española del Corazón
  • Tener un problema hormonal: existen varias hormonas que tienen que ver con el control del peso y que participan en los procesos que realiza el organismo para deshacerse del exceso de grasa, o para acumularla. Es por esto que un desequilibrio en las mismas puede incidir en que una persona pueda subir o bajar de peso, e incluso padecer de obesidad, aunque también es importante tener claro que el mismo sobrepeso puede ser el responsable de este descontrol, asegura el portal Mejor con Salud.
  • Consumir muchas bebidas azucaradas: las calorías en las bebidas azucaradas pueden contribuir al aumento de peso y proveen poco o ningún valor nutritivo. Además, el consumo en exceso de bebidas azucaradas se relaciona con una mayor probabilidad de desarrollar enfermedades no transmisibles como la diabetes.
  • Olvidar ingerir agua: según un artículo de la Universidad Johns Hopkins, beber más agua puede ayudar a adelgazar por varias razones, entre las que se encuentra que su ingesta antes de las comidas ayuda a disminuir el hambre. Según el estudio, las personas que bebieron agua antes de las comidas consumieron un 22 % menos que las personas que no lo hicieron.
  • Excederse en las porciones: la cantidad de comida es un aspecto fundamental a la hora de perder peso, destacan en El Confidencial. El portal advierte que “cuando se come en exceso, todas esas calorías adicionales se almacenan en el cuerpo en forma de grasa”, además aconsejan que uno de los trucos más efectivos es comer con tranquilidad.
  • Trabajar sentado todo el día: con la llegada del teletrabajo se ha promovido el sedentarismo en el lugar de trabajo. Aunque el día puede ser más productivo en esta materia, el metabolismo se ve afectado al no detectar movimiento. Se recomienda hacer pausas en las que sea posible tomar caminatas cortas o realizar sesiones de estiramiento.
  • Mantener estresado: según Salud180, el estrés puede ocasionar subidas de peso. En un estudio de la Universidad de Yale en Estados Unidos se pudo identificar que en esta condición las neuronas se sobreestimulan causando “insomnio y como resultado aumento del apetito durante la noche”.