Tendencias
Foto de referencia sobre el cerebro
El cerebro requiere de ejercicios diarios que permitan su estimulación y fortalecimiento. - Foto: Getty Images

salud

Los mejores ejercicios físicos para activar el cerebro

La actividad física ralentiza el deterioro cognitivo.

Estimular el cerebro favorece el desarrollo de nuevas interconexiones neuronales, lo que ayuda a compensar el deterioro natural que se puede generar con el paso de los años.

Según los expertos, ejercitar el cerebro, al tiempo que se llevan hábitos de vida saludables, reduce el riesgo de sufrir deterioro cognitivo, ayuda a mantener la memoria y puede disminuir la posibilidad de padecer de demencia.

Mantenerse activo y desarrollar actividades para proteger la salud ayuda a que las personas tengan una mejor condición cerebral.

Una de las mejores formas de hacerlo es realizando actividad física. Las caminatas y actividades similares pueden mejorar la función cognitiva en las personas mayores, incluyendo la memoria verbal, la fluidez y la atención.

Precisamente, una investigación realizada por la Escuela de Medicina de Harvard plantea que la actividad física ralentiza el deterioro cognitivo e, incluso, puede reducir el riesgo de demencia. Además, sugiere que los beneficios son casi instantáneos. Por eso hacer ejercicio de manera permanente no solo le hace bien al cuerpo, sino también al cerebro.

Un artículo publicado en la revista Muy Interesante, de España, plantea algunos ejercicios físicos ideales para activar el cerebro.

Taichí

Los adultos que efectúan los suaves movimientos de este arte marcial chino tres veces por semana presentan un mayor volumen cerebral y obtienen mejores resultados en test de memoria y razonamiento.

Esta fue una de las principales conclusiones de un estudio realizado durante ocho meses con voluntarios y que se dio a conocer en la revista médica Journal of Alzheimer’s Disease, según cita la publicación española.

Juegos malabares

Otra de las opciones es realizar juegos malabares con pelotas o aros, pues esto aumenta hasta en un 5 % el volumen de materia blanca cerebral, que contiene las fibras que transmiten impulsos eléctricos entre diferentes regiones del cerebro. Según científicos de Oxford, estos cambios implican una mejora de la visión, sobre todo periférica. Las conclusiones de la investigación fueron publicadas en la revista Nature Neuroscience.

Karate

En el caso del karate también la sustancia blanca del cerebro se puede beneficiar. Según Muy Interesante, en karatecas experimentados esta sustancia se estructura de manera distinta a la del resto de personas. “Concretamente, su cerebelo y corteza motora controlan y coordinan mejor los movimientos corporales, tienen más fuerza muscular y son más precisos. Unas cualidades muy útiles a edades avanzadas”, precisa.

Independiente de la que sea, cualquier actividad física que se realice de manera regular aumenta el número de mitocondrias que suministran energía a las células, tanto en los músculos como en las neuronas, según investigadores de la Universidad de Carolina del Sur. Eso implica que practicar deporte de manera asidua reduce tanto la fatiga física y el cansancio mental.

Otras recomendaciones

Adicional a estos ejercicios físicos hay otras recomendaciones de especialistas que también son clave para activar el cerebro. Por ejemplo, escribir a mano es una habilidad que no se debe dejar de lado, ya que ayuda a trabajar áreas del cerebro que permiten obtener un aprendizaje significativo, según lo confirma una publicación de Psychology Today.

También es bueno realizar actividades matemáticas, pues es uno de los mejores ejercicios para fortalecer la memoria y aumentar la potencia cerebral. El portal Mejor con Salud cita una investigación publicada en la revista Age, la cual encontró que resolver problemas de aritmética es efectivo para mejorar las funciones cognitivas en personas mayores.

Otro de los ejercicios para aumentar la potencia cerebral es armar rompecabezas. Esta actividad, de acuerdo con un estudio publicado en la revista Frontiers in Aging Neuroscience, es buena para mejorar las habilidades cognitivas.

Por último, la lectura es un ejercicio básico para aumentar la potencia cerebral y desarrollar el pensamiento cognitivo. Además, este tipo de práctica ayuda a relajar la mente y disminuir la tensión asociada con el exceso de estrés.