Té verde
- Foto: Getty Images

vida moderna

Manzanilla: ¿cómo utilizarla como antiinflamatorio?

Esta es la forma adecuada de usar este remedio natural, que puede brindar amplios beneficios al cuerpo.

La manzanilla o Chamaemelum nobile tiene positivos efectos en el sistema nervioso y se le atribuyen efectos antisépticos y antiinflamatorios, entre otras propiedades curativas.

La manera ideal de consumirla es en infusión. Para hacerla de manera correcta, se debe poner agua a hervir. Cuando el agua alcanza ese punto, se sumergen las flores de manzanilla. Se dejan hervir durante un par de minutos a fuego lento, con la olla tapada. Después de apagar el fuego, se debe dejar reposar la infusión por cinco minutos antes de beberla.

Esta es una infusión que se puede beber tanto caliente como fría en cualquier momento del día, y se puede consumir a diario, lo que puede ser de gran beneficio para su digestión y su sistema inmunitario, de acuerdo con el portal Tododisca.

Entre otros componentes, la manzanilla tiene terpenoides, flavonoides y otros aceites esenciales, que hacen que tenga un efecto antiinflamatorio. De allí que se use para desinflamar diferentes partes del cuerpo, y que con un consumo frecuente ayude a prevenir la aparición de ciertas enfermedades.

Se deben tener en cuenta unas leves contraindicaciones en su uso, particularmente en algunas personas que pueden ser alérgicas a esta hierba o alguno de sus componentes, y en mujeres embarazadas. Además, si se consume en exceso, puede producir somnolencia. Se debe recordar que si se toman medicamentos recetados, es indispensable consultar con un médico, para que al consumir la infusión no altere el efecto de sus otros tratamientos.

Con esto en mente, y por su efecto relajante incluso a nivel muscular, se puede usar esta infusión para ayudar a aliviar dolores de cabeza producto del estrés. Esta infusión ayudará a que a nivel del sistema nervioso todo funcione mejor. Así que téngala a la mano si se siente intranquilo o con alguna preocupación, porque puede serle de ayuda.

Esta es la forma en que ayuda al sistema inmunológico, gracias a su efecto relajante, que ayuda a mantener el cuerpo calmado y libre de estrés. Recuerde que el estrés produce la liberación de cortisol, que disminuye la efectividad de esta importante hormona en el cuerpo humano. Esta, como otras bebidas naturales, cumplen un papel fundamental en el cuerpo para fortalecer el sistema inmune.

Por sus propiedades como calmante natural, también tiene este efecto sobre el aparato digestivo, lo que permite tener una fácil deglución de alimentos. Lo ideal es tomar la infusión después de las comidas, para evitar molestos dolores estomacales y disminuir los gases que un plato abundante puede causar. Puede ser consumida también para aliviar las molestias producidas por las úlceras estomacales y la gastritis.

Su cualidad antibacteriana es beneficiosa también para el sistema respiratorio. Es recomendada para reducir la inflamación, cuando se tienen infecciones no solo respiratorias, sino también en vías urinarias. Y además sirve para aliviar dolores menstruales.

Cuando se consume en las noches, sirve para prepararse para el momento de ir a la cama. Ayuda a conciliar el sueño más fácilmente y prepara al organismo para un sueño más reparador.

Saber qué productos de la naturaleza le hacen mayor bien a su cuerpo es fundamental para sacar el mayor provecho de los beneficios que estos le ofrecen.

No en vano, la ciencia continúa analizando el potencial de plantas como la manzanilla, para ser usadas en tratamientos médicos. Y su popularidad se ha mantenido a lo largo del tiempo, como una bebida casera, de fácil preparación que sirve para aliviar molestias tan variadas como un dolor de garganta o una inflamación.