tecnología

¿Microbios en la Estación Espacial Internacional? Así los identificarán rápidamente

IBM trabaja con la Nasa para reducir el tiempo en el procesamiento de grandes datos como la secuenciación genomica. SEMANA habló con un experto sobre cómo funcionará.


La misión Artemis de Nasa permitirá el regreso de humanos a la Luna en 2024 así como futuras misiones a Marte. En esta preparación participa IBM al asistir con tecnología de punta el procesamiento de datos para el análisis de cómo el entorno espacial y la exposición prolongada a la radiación afectan la composición genética de los organismos, desde las plantas hasta las personas.

Esto ayudará también a largo plazo a saber qué tipos de microbios hay en la estación espacial internacional (ISS, por sus siglas en inglés), tanto en el ambiente como en el cuerpo de los astronautas.

Para estudiar estos cambios, los astronautas en la ISS cuentan con un secuenciador del tamaño de una barra de chocolate. Ellos toman la muestra de sangre o de una superficie y la secuencian allí. Actualmente la enorme cantidad de datos que resultan se envían a la Tierra para su procesamiento, lo que puede tardar de entre 6 a 8 semanas.

IBM participa con la Nasa en un sistema para mejorar los tiempos. Su solución puede realizar los cálculos directamente en la estación, lo que reduce ese tiempo a entre 6 y 8 horas. Esto aumenta la capacidad de análisis de datos en órbita, lo que resulta muy beneficioso para los investigadores pues implica un nivel de independencia del soporte de computación terrestre, algo que será esencial para futuras misiones de la NASA en el sistema solar.

Solo para dar un ejemplo de la capacidad de ahorro que se alcanza hay que decir que la producción de datos tradicionalmente se da en gigabytes, pero con este sistema el documento que resulta es de menos de un megabyte.

Satélites
La ISS es un laboratorio espacial y uno de los más recientes proyectos es analizar cómo cambia el adn de los humanos en el espacio. - Foto: Getty Images

Según Naeem Ataf, CTO de tecnología espacial de IBM, este tipo de computación edge o de punta sirve en muchos escenarios para conocer que rodea al astronauta. “La salud de la tripulación será crucial en estos viajes y para eso ellos necesitan saber que elementos los rodean”.

Los humanos en la Luna solo tendrán que tomar una prueba de sangre, hacer el test, sacan los datos y procesarlo. Gracia a ese análisis aprenderán si lo que encontraron es dañino para su salud o no. Lo mismo sucede si detectan microbios o un pedazo de roca. “No tienen que regresar con las muestras para el análisis sino que ahí mismo procesan todo y tienen la información”, dice Ataf.

Una analogía son los carros autónomos que tienen que tomar decisiones en milesimas de segundo. O los rovers de Marte que no pueden esperar 30 minutos a que la información viaje y vuelva a la Tierra. Los rovers marcianos, de hecho, ya tienen todo lo que necesitan para los análisis y si examinan una roca ya saben que hacer. “Así es en este caso, en donde todo está dentro de la cápsula lo que permite tomar decisiones mucho más rapido”, reveló el experto.

La solución fue creada y gestionada por IBM utiliza uno contennedores que se conocen como Red Hat CodeReady Containers que crean un cluster OpenShift de nodo único a bordo de la estación espacial, gracias a lo cual los astronautas tendrá la información de forma más expedita.

El Laboratorio de Microbiología JSC de NASA (NML, por sus siglas en inglés) está interesado en probar inicialmente la capacidad del sistema de IBM para analizar el ADN microbiano ambiental obtenido de las superficies de la ISS y muestras de agua potencialmente potable. Ya hicieron algunas pruebas en Tierra pero la de fuego serrá en Agosto o Septiembre cuando se realice directamente en la ISS.

“Hay que estar pendientes de la salud porque no se puede gastar tantos millones de dólares en poner a los humanos en la Luna y no conocer la salud de los alimentos, o las caracteristicas de su ecosistema”, explica el experto. El Adn es un plano y será vital para estos viajes explotarios porque “mostrará qué tienen a su alrededor o si un alimento los puede enfermar. Aun más si se hiciera esta secuenciación las 24 horas y pudiéramos saber todo lo que hay alrededor sería muy positivo para la salud de los astronautas”.

Pero en el futuro el espacio se convertirá en una industria de un billón de dólares, e IBM está trabajando con la NASA para hacer que su tecnología sea interplanetaria. “Estamos en el comienzo. Aun no es posible replicar en el espacio lo que los computadores hacen aquí, pero es un comienzo”, concluyó el experto.