vida moderna

Plutón: datos que desconoce del planeta enano

Tras un intenso debate, y con la propuesta de los astrónomos uruguayos Julio Ángel Fernández y Gonzalo Tancredi, en 2006 se decidió por unanimidad reclasificar a Plutón.


Este 18 de febrero se cumplen 91 años del descubrimiento de Plutón. Lo hizo el astrónomo estadounidense Clyde William Tombaugh desde el Observatorio Lowell en Flagstaff, Arizona.

Fue considerado el noveno y más pequeño planeta del sistema solar por la Unión Astronómica Internacional (UIA) y por la opinión pública desde su localización en 1930 hasta 2006, cuando se le reclasificó como planeta enano, aunque su definición ha sido siempre objeto de controversia entre los astrónomos.

Durante muchos años existió la creencia de que era un satélite de Neptuno que había dejado de serlo al alcanzar una segunda velocidad cósmica. Sin embargo, esta teoría fue rechazada en la década de 1970.

Tras un intenso debate, y con la propuesta de los astrónomos uruguayos Julio Ángel Fernández y Gonzalo Tancredi ante la Asamblea General de la Unión Astronómica Internacional en Praga, República Checa, se decidió por unanimidad en 2006 reclasificar a Plutón como planeta enano.

Se propuso su clasificación como planeta en el borrador de resolución, pero desapareció de la final aprobada por la Asamblea General de la UAI. Desde el 7 de septiembre de 2006 tiene el número 134340, otorgado por el Centro de Planetas Menores.

Las dunas se forman por el efecto del viento, pero en Plutón, la atmósfera es demasiado débil para permitir la formación de vientos.
Las dunas se forman por el efecto del viento, pero en Plutón, la atmósfera es demasiado débil para permitir la formación de vientos. - Foto: Flickr NASA/Johns Hopkins University Applied Physics Laboratory/Southwest Research Institute.

Desde entonces, muchos científicos consideran que Plutón debe volver a ser un planeta. No porque tenga clima, atmósfera en capas, posibles compuestos orgánicos, océanos líquidos y lunas propias, como razonan los expertos con base en evidencias científicas, sino porque así se ha aprendido en las escuelas, un argumento también válido para la Sociedad para la Preservación de Plutón como Planeta.

Plutón posee una órbita excéntrica y altamente inclinada con respecto a la eclíptica, que recorre acercándose en su perihelio hasta el interior de la órbita de Neptuno. Asimismo, posee cinco satélites: Caronte, Nix, Hidra, Cerbero y Estigia, los cuales son cuerpos celestes que comparten esa misma categoría.

Su gran distancia al Sol y a la Tierra, unida a su reducido tamaño, impide que brille por encima de la magnitud 13,8 en sus mejores momentos (perihelio orbital y oposición), por lo cual solo puede ser apreciado con telescopios a partir de los 200 mm de abertura, fotográficamente o con cámara CCD.

Incluso en sus mejores momentos aparece como astro puntual de aspecto estelar, amarillento, sin rasgos distintivos (diámetro aparente inferior a 0,1 segundos de arco).

No fue hasta el año 2015 cuando la sonda espacial New Horizons pasó sobre el planeta y permitió apreciar por primera vez de forma nítida su aspecto real.

Con información de Europa Press