relaciones de pareja

¿Por qué los hombres las prefieren más jóvenes?

Una investigación explica qué lleva a uno de cada cinco hombres a preferir a mujeres al menos cinco años menores que ellos.


George Clooney tiene 59 años y su esposa Amal, 43. Carlos Vives también cuenta 59 y su amada Claudia Elena, 46. Sean Penn, de 60, se casó hace poco la bella Leila George, de 28. En España, el torero Enrique Ponce es la comidilla porque tras dos décadas de matrimonio, dejó a su esposa cuarentona, Paloma Cuevas, por Ana Soria, una jovencita de 21. El primer ministro británico, Boris Johnson, de 56, no está casado pero tiene un hogar con Carrie Symonds, 24 años menor que él. Charlie Chaplin protagonizó uno de los casos más famosos de amor a pesar de la gran diferencia de edad, cuando convirtió en su esposa a Oona O’Neill, hija del escritor Eugene O’Neill y quien solo tenía 18.

El primer ministro Boris Johnson, de 56 años, tiene un hogar y un hijo con Carrie Symonds, de 32.
El primer ministro Boris Johnson, de 56 años, tiene un hogar y un hijo con Carrie Symonds, de 32. - Foto: GETTY IMAGES

La lista de hombres célebres que están con mujeres más jóvenes que ellos es larguísima, pero la verdad es que no se trata de un gusto exclusivo de ellos, sino que el género masculino es proclive a ello.

Uno de cada cinco hombres busca mujeres al menos cinco años menores, pues creen que es el camino asegurado para lograr una relación con una pareja que puede ser más linda, saludable y liberal en su visión de la vida y del mundo.

Las mujeres, en cambio, son más dadas a preferir a los hombres que tengan al menos un año y medio más que ellas, debido a que les parecen más maduros emocionalmente y con un mayor sentido de compromiso en las relaciones.

A estas conclusiones llegó un grupo de expertos de la University of Lincoln y la University of Swansea, en Gran Bretaña, quienes analizaron los perfiles de la web de citas Eharmony, especializada en personas maduras.

El equipo estuvo conformado por psicólogos con distintas especialidades quienes, no obstante, hallaron que en cierto momento de la vida ellos se ven más atraídos por las de mayor edad que ellos. Se trata de los hombres entre 18 y 20 años que quieren tener hijos, que muestran una inclinación a relacionarse con mujeres que mínimo les lleven 18 meses.

Los especialistas presumen que ello se debe a herencias de la evolución grabadas en el subconsciente y que en este caso les recuerdan a los varones que hacia los 25 años ellas están en el mejor momento de su fertilidad.

No todos los hombres les cierran la puerta a enamorarse de mujeres de su misma edad. Una vez que han alcanzado el objetivo de tener descendencia se vuelven más abiertos a ello, dado que sus prioridades han cambiado, le dijeron los autores de la investigación al Daily Mail.

Sean Penn, de 60, se casó el año pasadocon Leila George, de 28.
Sean Penn, de 60, se casó el año pasado con Leila George, de 28. - Foto: Getty Images

El análisis también estableció cómo son juzgadas las distintas elecciones amorosas de acuerdo con la edad: Los hombres mayores de 50 años que tienen parejas mucho más jóvenes, son vistos de una manera positiva. En cambio, las mujeres que han pasado los cuarenta y se enamoran de hombres en sus 20, no cuentan con mucha simpatía y de hecho son llamadas “cougars” o “asaltacunas”.

Los especialistas subrayaron la importancia de la psicología evolutiva en estas preferencias que suelen ser examinadas a veces de manera superficial.

Por ejemplo, el hombre está en capacidad de embarazar a la mujer toda su vida, en tanto que ellas solo pueden concebir hasta un cierto punto. Como el objetivo prevalente es la continuidad de la especie, las leyes primitivas dictan que el varón esté dispuesto a fecundar al mayor número de hembras posible y preferirá a las que están en edad fértil. Los psicólogos, por supuesto, reconocen que ello se puede cruzar con los patrones sociales que establecen la monogamia como el estado correcto, pero eso es otro tema.

Un rastro de la evolución se refleja así mismo en el atractivo de las mujeres con silueta en forma de reloj de arena, es decir, con cintura estrecha y caderas anchas, lo cual indica buenos niveles de estrógenos y buena capacidad para albergar al bebé, en fin, el sexo masculino las ve como bien dotadas para la reproducción.