Tendencias
La cantidad de cafeína recomendable al día son 400 miligramos
La cantidad de cafeína recomendable al día son 400 miligramos. - Foto: Getty Images

salud

¿Puede una persona hipertensa tomar café?

Muchos mitos se han creado con el paso del tiempo en torno a los alimentos que pueden o no consumir las personas hipertensas.

Comúnmente las personas están acostumbradas a tomar bebidas como el café, por gusto o costumbre, sin antes realizar un debido estudio de si la bebida puede ser consumida o, por el contrario, causa algún tipo de daño en particular a su organismo.

La ciencia afirma que el consumo constante de esta bebida puede disminuir la probabilidad de sufrir un infarto. La cifra está por encima de 4 tazas para que, de esta manera, no incremente la presión arterial y solo se modifique de forma mínima de la frecuencia cardiaca. En la actualidad no existe evidencia de que el café incremente los problemas cardiovasculares. Sin embargo, está comprobado que sí puede generar gastritis en personas susceptibles a esta afección.

Por esto, según CENIT Cardiología, las personas que padecen de hipertensión pueden tomar café solo si se consume con moderación y si el individuo no es sensible a la cafeína. La única regla que se debe cumplir al momento de tomar una taza de café es que esté baja en azúcar y no venga acompañada de un pan dulce, debido a que el azúcar afectaría los niveles de glucosa.

¿Cuáles son los pros y los contras de tomar café?

Los beneficios de consumir café es que mejora el estado de ánimo y de alerta de la persona, también, contribuye a prevenir el mal de parkinson, y por último, evita cálculos biliares y sus antioxidantes contribuyen en la prevención de algunos tipos de cáncer.

Por su parte, los aspectos negativos al momento de tomar café ocasiona cambios de sueño, provoca manchas en los dientes, genera ansiedad y estrés y, si se consume diariamente, las personas pueden sufrir de deshidratación.

Estos son los productos que aumentan la glucosa en la sangre

En los últimos años, se le ha puesto mucha atención al contenido de azúcar de los alimentos que se consumen a diario. Incluso, se ha tratado de concientizar cada vez más a los consumidores, para que tengan en cuenta la cantidad de azúcar que ingieren y la importancia de controlarla para prevenir enfermedades.

Aunque una de las soluciones para disminuir los niveles de azúcar es cambiar los hábitos alimenticios y aumentar la actividad física, en la mayoría de los casos se pierde con facilidad esta buena intención por la falta de constancia frente a al tema.

¿Qué causa que la glucosa suba?

  • Consumir demasiados carbohidratos.
  • El sedentarismo.
  • Insuficiente insulina o medicamentos (por vía oral) para la diabetes.
  • Hay que tener cuidado con los efectos secundarios de algunos medicamentos para poder controlar los niveles de azúcar, (esteroides, medicamentos antipsicóticos, etc).
  • El estrés puede producir hormonas que suben el nivel de glucosa en la sangre.

Alientos que pueden alterar el azúcar

  • Almidón de maíz, mandioca.
  • Pan blanco.
  • Harina de trigo refinada.
  • Azúcar.
  • Miel.
  • Fideos.
  • Mermeladas.
  • Dulce de leche, dulce de membrillo y batata.
  • Puré de papas.
  • Galletitas de agua y dulces.
  • Productos de panadería.
  • Cereales azucarados.
  • Helados.

En definitiva, una dieta balanceada mantiene estables los niveles de azúcar en la sangre y esto es esencial para prevenir ciertas enfermedades como la diabetes o las afecciones cardiovasculares. Una práctica de ejercicio constante y buenos hábitos en el sueño también figuran con relevancia para tener un organismo sano y libre de cualquier agente dañino.