vida moderna

Remedios caseros para proteger y aliviar la piel de las picaduras

Las picaduras de mosquitos afectan más a unas personas que a otras.


Las picaduras de mosquitos son más frecuentes en climas cálidos, ya que estos organismos vivos habitan con mayor frecuencia en zonas calurosas. Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, agencia nacional de salud pública de Estados Unidos, (CVC) explica que los mosquitos hembras son quienes se encargan de picar tanto a los seres humanos como a los animales con el propósito de extraer su sangre.

La picadura de un mosco se origina cuando este penetra la piel haciendo uso de una parte especial de la boca que tienen estos animales, llamada (probóscide) con la que extraen la sangre. Mientras el animal se alimenta, deja residuos de su saliva en la piel, por ende, el cuerpo genera una reacción a este líquido y es lo que se conoce como las protuberancias que nos indican que uno de estos organismos hizo de las suyas. La mayoría de veces estas lesiones en la piel causan comezón e irritación.

Síntomas de una picadura

  • Aparición de un bulto hinchado y enrojecido que aparece unos cuantos minutos después de la picadura.
  • Por lo general, un día después de la picadura, un bulto o varios bultos duros de color marrón o rojizo, empiezan a picar.
  • Ampollas pequeñas en lugar de bultos duros.
  • Manchas oscuras con aspecto de moretones.
  • Algunas personas generan reacciones leves a la picadura y otras reaccionan más fuerte; por ende, las protuberancias se demoran más en desaparecer y son de mayor tamaño.
Según el Ministerio de Salud, el dengue  es una amenaza.
Según el Ministerio de Salud, el dengue es una amenaza. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Consejos para aliviar y prevenir las picaduras

  • Repelentes naturales, para ello, se puede poner en un spray aceites naturales que cumplen con esta función como: lavanda, árnica, albahaca, romero, tomillo o citronela.
  • Hacer uso del aceite de jojoba para proteger la piel de estos organismos.
  • Emplear mosquiteras en los dormitorios, en zonas como cunas de bebés o en las ventanas, sobre todo en los climas cálidos o cuando se van a visitar lugares cercanos a los lagos o ríos.
  • Palos de incienso con cantueso, orégano, salvia, albahaca o citronela; esto evitará que los moscos se posen en espacios cerrados.
  • Cuando se va a abrir alguna puerta o ventana, lo mejor es apagar la luz para evitar atraer a estos animales.
  • La acumulación de agua en un lugar determinado es el mejor lugar para que los mosquitos vivan y se reproduzcan; por eso, lo mejor es evitar tener lugares donde haya agua estancada y a la que ellos puedan tener un fácil acceso.

Cómo hacer un repelente casero

  • Ingredientes: aceite de almendras o similar y aceites esenciales de citronela, orégano, eucalipto, limón, albahaca, bergamota y salvia.
  • Preparación: mezclar las esencias y agregar la misma cantidad de aceite vegetal. Agitar y verter en un frasco translúcido, con spray o similar.
  • Aplicación: pulverizado con el spray o por medio, de masajes suaves sobre la piel.

Cómo hacer una loción casera que calme las picaduras

  • Ingredientes: lavanda, caléndula, malva, ortiga, cola de caballo y ruda. 20 g por planta se necesitan.
  • Preparación: mezclar bien los productos sobre una superficie limpia y separar unos 40-50 g de la mezcla por litro de agua. Hervir unos dos minutos y dejar enfriar.
  • Aplicación: lavar a fondo la picadura con la infusión tibia, o empapar unas compresas o gasa y aplicar sobre la zona, durante 15 minutos.