Tendencias
Colon irritable
El aparato digestivo está formado por las partes del cuerpo que trabajan juntas para convertir los alimentos y los líquidos en los componentes y el combustible necesarios para el cuerpo. - Foto: Pantherstock

vida moderna

Sistema digestivo: estos son las complicaciones que puede dejar el coronavirus

Ante la presencia de la covid-19 es importante cambiar algunos hábitos como la alimentación.

El sistema digestivo es el conjunto de órganos que procesan los alimentos y los líquidos para descomponerlos en sustancias que el cuerpo usa como fuente de energía, o para el crecimiento y la reparación de tejidos, de acuerdo con el Instituto Nacional del Cáncer que hace parte de los Institutos Nacionales de la Salud de Estados Unidos.

Asimismo, explicó en su portal web que las partes del sistema digestivo son la boca, la faringe (garganta), el esófago, el estómago, el intestino delgado, el intestino grueso, el recto y el ano. Además, incluye las glándulas salivales, el hígado, la vesícula biliar y el páncreas, que producen los jugos digestivos y las enzimas que se usan durante la digestión. También se llama aparato digestivo.

No obstante, el sistema digestivo puede afectarse y en especial por el coronavirus y por ello el doctor Diego Sánchez Muñoz, especialista y referente en esta materia en Andalucía, y director médico y fundador de IDI-Instituto Digestivo, le dijo a Infobae que “tras la infección aguda por covid-19 son relativamente frecuentes la aparición de nauseas, de vómitos, de dolor abdominal y de diarrea que, aunque generalmente leves, pueden ser de cierta entidad en pacientes con enfermedades crónicas digestivas previas que pueden verse agravadas”.

De hecho, el medio indicó que unos científicos de Hong Kong descubrieron que “los pacientes con covid-19 podrían tener una infección viral intestinal activa y prolongada, incluso sin presentar síntomas gastrointestinales”.

Ante la presencia de la covid-19 es importante cambiar algunos hábitos como la alimentación, la cual es clave para ayudarle al cuerpo a fortalecerse y, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), es indispensable consumir alimentos que contengan vitaminas y minerales, pues estos contribuyen en buena medida a prevenir enfermedades.

Existen algunas frutas y verduras que ayudan a mejorar la digestión como la piña, ya que este alimento tiene una enzima llamada bromelina, la cual es esencial para hacer la digestión, según el portal de salud Mejor con Salud.

Otra fruta es la papaya, pues además de tener un agradable sabor, tiene beneficios para la digestión, de acuerdo con un estudio de la Universidad Católica de Santiago de Guayaquil. Además, este alimento ayuda a reducir las diarreas, ya cuida los intestinos y el estómago.

El kiwi es otro alimento que ayuda porque tiene una enzima llamada proteasa actinidain la cual ayuda a mejorar la digestión.

Además, las verduras de hojas verdes son muy buenas para estimular los jugos digestivos. Otras verduras que ayudan a mejorar la digestión son: el brócoli, el apio, la calabaza, alcachofas.

El portal de salud explicó que lo ideal es consumir estas frutas y verduras durante las comidas.

Asimismo, consumir alimentos con probióticos es bueno para la digestión, ya que estos microorganismos actúan principalmente en el aparato digestivo, donde pueden afectar el microbioma intestinal. “Cuando una persona come o bebe suficientes probióticos, estos le ayudan a proteger el aparato digestivo de microorganismos nocivos, a mejorar la digestión y la función intestinal, y además podrían proporcionar otros beneficios para la salud”, explican los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.

Algunos alimentos con probióticos son: yogur, aceitunas y otros encurtidos, tempeh, kéfir, miso, quesos de leche sin pasteurizar, chucrut, kimchi, entre otros.

Otra recomendación es consumir fibra, pues María José Alonso Osorio, vocal de plantas medicinales y homeopatía del Colegio de Farmacéuticos de Barcelona y colaboradora de Advance Medical, destacó en el blog Salud Mapfre, que consumir por lo menos entre 30 y 50 gramos de fibra al día ayuda a regular la actividad del intestino y evitar el estreñimiento.

La digestión es importante porque el cuerpo necesita los nutrientes provenientes de los alimentos y bebidas para funcionar correctamente y mantenerse sano.

La experta también recomienda consumir cinco comidas al día, en un lapso entre tres y cuatro horas: desayuno, mediasnueves, almuerzo, onces y cena. De este modo se evitará tener el estómago vacío y reducir el apetito, pues comer en exceso en una sola sentada no facilita la digestión.