vida moderna

Té de jengibre y limón todos los días: ¿cuáles son sus beneficios?

Su poder antiinflamatorio, digestivo y sus beneficios para la salud son tan potentes que sumarlo a la dieta es una excelente opción para mejorar los síntomas de la artritis.


El jengibre es una de las plantas medicinales con más propiedades digestivas. Reduce el dolor y la inflamación causada por la artritis, gracias a uno de sus compuestos: el gingerol.

Estudios de la Universidad de Arizona mostraron que dichos compuestos redujeron eficazmente la producción de químicos que contribuyen a la inflamación.

Por otra parte, también contiene propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y compuestos bioactivos que ayudan a inhibir el aumento de peso, a mejorar la metabolización de los nutrientes, a favorecer la eliminación de las grasas a través de las heces y a mejorar la digestión, según el portal Tua Saúde.

Su poder antiinflamatorio, digestivo y sus beneficios para la salud son tan potentes, que sumarlo a la dieta es una excelente opción para mejorar los síntomas de la artritis y garantizar el bienestar general del cuerpo.

El jengibre tiene propiedades medicinales, entre ellas perder peso y bajar los niveles de azúcar en la sangre. Foto: GettyImages.
Esta especia actúa de forma eficaz contra los dolores y las molestias musculares. Foto: GettyImages. - Foto: Foto GettyImages.

Según estudios, el jengibre es una raíz que tiene más de 21 antioxidantes que pueden impedir la peroxidación lipídica. Este mecanismo reduce de forma significativa los niveles de colesterol bueno.

Por eso, al ingerir jengibre de manera regular, se impide que el hígado sintetice el colesterol malo proveniente de los alimentos.

Según una investigación de la Revista Cubana de Plantas Medicinales, esta especia actúa de modo eficaz contra los dolores y las molestias musculares. Asimismo, su alto contenido de antioxidantes apoya la eliminación de toxinas del cuerpo y también inhibe el efecto causado por los radicales libres.

Por eso, su consumo tiene un efecto estimulante sobre el sistema nervioso, tal y como se afirma en el estudio, lo que contribuye a aumentar las energías para tener un mejor rendimiento.

Propiedades antiinflamatorias del jengibre

  • En 2007, la Universidad de Arizona realizó estudios sobre las propiedades antiinflamatorias del jengibre: se observó que los gingeroles redujeron eficazmente la producción de químicos que contribuyen a la inflamación.
  • También en la Universidad Johns Hopkins se demostró que los compuestos del jengibre permiten suprimir sustancias químicas inflamatorias.
  • En otro estudio, el Parker Institute de Dinamarca demostró que el jengibre podría actuar como el Iboprufeno para aliviar los dolores en los huesos.

Té de jengibre con limón

Los limones son fuente de vitamina C y poseen flavonoides con poder antioxidante y antiinflamatorio, mientras que el jengibre se destaca por ser vasodilatador, expectorante, analgésico, digestivo, astringente, entre otras bondades, por eso, su combinación se vuelve un potente aliado para la salud.

Ingredientes

  • 1/5 limón.
  • 240 ml de agua.
  • 1 cucharada de jengibre rallado.

Preparación

Té de jengibre con menta

Ingredientes

  • 3 zanahorias medianas sin cáscara.
  • 1 cucharada de jengibre.
  • 2 ramos de menta.
  • 1 vaso de agua.
  • 1 cucharada de miel.

Modo de preparación

  • Licuar todos los ingredientes, colar y endulzar con miel. Guardar este jarabe en un recipiente oscuro bien cerrado y tomar una cucharada, como mínimo tres veces al día, entre las comidas.

Infusión de jengibre para la artritis

  • Una de las formas más simples de usar el jengibre para la artritis es ingiriendo una o dos tazas diarias de una infusión elaborada con esta raíz.
  • Para preparar esta bebida se debe pelar y cortar jengibre en trozos (de un dedo de grosor), añadirlos a dos tazas de agua y llevar a fuego, dejar hervir durante diez minutos, después apagar y dejar reposar durante otros diez minutos.
  • Se debe colar la infusión antes de beberla, y hacerlo preferiblemente sin ningún endulzante. Se recomienda beber una o dos tazas al día.
  • Otra opción es tomarlo con miel y canela. Lavar y desinfecta bien el jengibre. Después mezclar el agua con la miel y la canela. Se recomienda tomar una taza en la mañana y otra por la tarde.