vida moderna

Todo lo que se debe saber acerca del ácido hialurónico: mitos y verdades

Esta sustancia tiene la capacidad de atraer y retener el agua para mantener en buenas condiciones algunos tejidos del organismo.


Los rellenos con ácido hialurónico se han convertido en el tratamiento de medicina estética más solicitado y muchas celebridades no tienen reparos en confesar que es el secreto del rostro terso, luminoso y radiante del que presumen.

Sirven para tratar arrugas, corregir la flacidez o mejorar el aspecto de la piel, pero también hay muchos mitos sobre su aplicación y beneficios. La doctora Gema Pérez Sevilla, experta en medicina estética facial, menciona las cosas que se deben saber sobre el ácido hialurónico.

El ácido hialurónico solo sirve para dar volumen: falso

Existen diferentes tipos de ácido hialurónico con distintas densidades y unos se utilizan para dar volumen, mientras que otros retocan arrugas o reestructuran la piel sin aportar volumen.

Sus resultados son inmediatos: verdadero

Con las infiltraciones con ácido hialurónico, la corrección es visible desde el primer momento, aunque se intensifica pasados unos meses.

Tiene efectos secundarios en el organismo: falso

El perfil de seguridad del ácido hialurónico es muy grande. Se trata de una sustancia biocompatible y reabsorbible que no suele causar problemas, siempre que sea administrado por un profesional médico. Cabe mencionar que esta es una sustancia que se encuentra de manera natural en el organismo.

Arrugas, cuidado de la piel, mascarilla facial, crema, envejecimiento, colágeno, ácido hialurónico.
Los rellenos con ácido hialurónico se han convertido en el tratamiento de medicina estética más solicitado. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Sus resultados pueden durar años: verdadero

La duración de algunos rellenos puede llegar a los dos años o más porque, aunque se haya reabsorbido, el efecto de corrección perdura más tiempo, por la regeneración del colágeno y del propio ácido hialurónico de la piel.

Es un procedimiento rápido que permite seguir con la vida habitual: verdadero

La inyección es algo molesta, ya que se realiza con agujas de pequeño calibre o cánulas finas a nivel subcutáneo o en el interior de la grasa facial. Solo requiere anestesia tópica, lo que permite que el paciente se incorpore a su vida habitual de forma inmediata. Únicamente será necesario proteger la piel del sol en los días siguientes a la infiltración o aplicar frío cuando se pone en músculos con mucho movimiento.

Solo se puede aplicar en los labios: falso

El ácido hialurónico se puede aplicar en todo el rostro y el cuello. Además de aumentar el grosor de los labios, restaurar e hidratar las arrugas peribucales, esta sustancia sirve para modelar las cejas, el pómulo, el mentón o la nariz, tratar las ojeras, tensar la zona mandibular, eliminar las arrugas de la frente, el entrecejo, las patas de gallo, el surco nasogeniano y los pliegues de la frente.

Arrugas
Una mala alimentación, la exposición al sol y fumar pueden aumentar la aparición de arrugas prematuras. - Foto: Getty Images

Puede conseguir resultados similares a un lifting: verdadero

Infiltrando ácido hialurónico de distintas densidades, la piel se rejuvenece, se trata la flacidez y se resuelven problemas de pérdida de volúmenes en el rostro. Esta es una técnica que consigue resultados quirúrgicos, aplicando tratamientos de medicina estética facial; es decir, sin pasar por quirófano.

Solo se puede aplicar en personas con arrugas: falso

El ácido hialurónico ayuda a retrasar el envejecimiento y guiarlo para que, a pesar de la edad, el rostro tenga un aspecto estéticamente más bello. Así, es posible usarlo de forma preventiva. Por otra parte, el ácido hialurónico ayuda a corregir algunas imperfecciones, por ejemplo, de la nariz, de manera que se puede aplicar en personas jóvenes.

Alimentos que contienen ácido hialurónico

Carnes blancas

Los alimentos como las carnes blancas, además de ser una fuente importante de proteínas, también hacen un aporte de grandes cantidades de ácido hialurónico al cuerpo que se ven reflejadas en el rejuvenecimiento de la piel. El pollo, el pato y el pavo son clave en este proceso.

Carnes rojas

Estos alimentos, que también son fuente de proteína, son ricos en vitamina A, una sustancia que es fundamental para la producción de ácido hialurónico en forma de retinol. Por ejemplo, un caldo preparado con carne roja también aporta colágeno.

Los pescados

El aceite de hígado de bacalao contiene una gran concentración de este compuesto y de Vitamina A, pero también se puede encontrar en otros pescados como el atún, las sardinas y el salmón.

Con información de Europa Press.