salud

Triglicéridos altos: estos son los mejores remedios caseros para reducirlos

Cuando los triglicéridos alcanzan valores superiores a 200 miligramos por decilitro (mg/dl) pueden ser perjudiciales para la salud, principalmente para el corazón.


Los triglicéridos son moléculas de grasa presentes en la sangre y el exceso de alimentos ricos en azúcares, grasas, así como bebidas alcohólicas pueden provocar su aumento.

Cuando una persona come, el cuerpo convierte todas las calorías que no necesita en triglicéridos, los cuales se almacenan en las células grasas. Después, las hormonas los liberan para obtener energía entre las comidas.

Si una persona ingiere regularmente más calorías de las que quema, en particular con alimentos ricos en carbohidratos, puede tener los triglicéridos altos, que es lo que se conoce médicamente como hipertrigliceridemia, precisa el instituto Mayo Clinic.

Cuando los triglicéridos alcanzan valores superiores a 200 miligramos por decilitro (mg/dl) pueden ser perjudiciales para la salud, principalmente para el corazón, aumentando el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas.

En ocasiones los triglicéridos se pueden confundir con el colesterol, pero son diferentes. Los primeros almacenan las calorías no utilizadas y proporcionan energía al cuerpo, mientras el segundo se utiliza para construir células y ciertas hormonas.

Los remedios caseros pueden ser una buena alternativa para bajar los triglicéridos, pues hay algunos de ellos ricos en antioxidantes y fibras solubles principalmente, dos componentes importantes que previenen y disminuyen la acumulación de grasa en el organismo.

Uno de ellos es el jugo de piña con el bagazo de la naranja, dos frutas ricas en fibras solubles que ayudan a disminuir la concentración de grasas en el torrente sanguíneo, favoreciendo la disminución tanto de los triglicéridos como del colesterol.

Para prepararlo, según el portal Tua Saúde, se requiere de dos vasos de agua, dos rodajas de piña, una naranja con el bagazo y el jugo de un limón. Se mezclan todos los ingredientes en la licuadora, se cuela y se bebe diariamente, dos veces al día en la mañana y en la noche.

Otra opción natural es el agua de avena con canela. La avena contiene betaglucanos, un tipo de fibra soluble que ayuda a disminuir la absorción de grasas a nivel del intestino, y la canela es rica en antioxidantes, por lo que al mezclarlas favorecen la disminución de los triglicéridos y el colesterol.

Se requiere de media taza de avena en hojuelas, 500 miligramos de agua y un palo de canela. Se mezclan las hojuelas con el agua y el palo de canela, se deja reposar la mezcla durante la noche. Al día siguiente se cuela y se bebe. La recomendación es ingerir esta bebida todos los días, preferiblemente en ayunas.

El té de cúrcuma es también recomendado para bajar los triglicéridos, gracias a que esta planta medicinal contiene propiedades antioxidantes que ayudan a eliminar la grasa y las toxinas de la sangre y, como consecuencia disminuye los triglicéridos y el colesterol.

Se requiere de una cucharadita de cúrcuma en polvo y una taza de agua. Se pone a hervir el agua y luego se agrega la cúrcuma. Se tapa y se deja reposar de cinco a 10 minutos, se cuela y se bebe de dos a cuatro tazas de al día.

De acuerdo con el mencionado portal de salud, un remedio adicional es el agua de ajo, planta que posee propiedades antioxidantes que favorecen la disminución de estos lípidos en la sangre. Para elaborar una preparación se necesita un diente de ajo y 100 mililitros de agua.

Lo primero que se debe hacer es machacar el ajo y luego agregarlo al agua. Dejar reposar la mezcla durante la noche y beber en ayunas durante el tiempo que la persona desee. Además del agua de ajo, este bulbo también puede ser utilizado para sazonar los alimentos, en forma de té o inclusive ingerirse en forma de cápsulas.

Si bien estos remedios pueden ser muy favorables para el organismo, no sustituyen las recomendaciones médicas. Además, para poder proporcionar sus beneficios deben estar acompañados por una alimentación equilibrada y saludable que incluya frutas y vegetales, así como evitar la ingesta de alimentos ricos en grasas y bebidas alcohólicas.

El portal especializado Healthline hace algunas otras recomendaciones que pueden ayudar a reducir los niveles de triglicéridos de forma importante. Tratar de tener un peso saludable, limitar el consumo de azúcar, seguir una dieta baja en carbohidratos, comer más fibra, hacer ejercicio de forma regular, evitar las grasas trans, comer pescado graso dos veces por semana y aumentar el consumo de grasas insaturadas.

También se puede lograr este objetivo estableciendo un patrón regular de comidas, limitando el consumo de alcohol, agregando proteínas a la dieta y comiendo más frutos secos.