¿Usa excesivamente el celular? Puede padecer de esta enfermedad - Foto: Jcomp/Freepik

tendencias

¿Usa excesivamente el celular? Puede padecer de esta enfermedad

Se trata de “tecnotoxicopatologia” que deriva en varias patologías como vértigo, fatiga, síndrome del túnel carpiano, trastornos del sueño, entre otros.

Gracias a la evolución de nuevas tecnologías que en la actualidad forman parte de la cotidianidad de forma casi indispensable, se ha generado una preocupación acerca de los efectos nocivos que pueden llegar a tener la salud humana debido a estos dispositivos tecnológicos.

Desde hace algunas décadas es común vernos rodeados de dispositivos electrónicos que son de gran ayuda en el ámbito laboral, académico o personal. Sin embargo, se han generado varias enfermedades a partir del uso de las mismas. ¿Cómo afecta el uso de aparatos tecnológicos en nuestra salud? Abusar de la tecnología puede causar daños irreversibles en la salud física y mental, los aparatos electrónicos generan un campo magnético que produce una contaminación peligrosa para el cerebro, estos campos electromagnéticos son invisibles para el ojo humano y el principal problema del uso excesivo de dispositivos electrónicos son los efectos producidos por la adicción a ellos.

Existen enfermedades relacionadas con estos aparatos tales como como vértigo, fatiga, síndrome del túnel carpiano, trastornos del sueño, dificultades para la interacción social, trastornos alimentarios, daños en la audición, problemas mentales, enfermedades oculares, adicción, entre otros.

El uso excesivo de las tecnologías puede generar dificultades para la interacción social, trastornos alimentarios, daños en la audición, problemas mentales, enfermedades oculares.

Enfermedades Psicológicas:

El síndrome de la llamada imaginaria: Hasta el 70 por ciento de los usuarios de dispositivos móviles han sufrido alguna vez la alucinación de que su celular había sonado o vibrado sin que en realidad lo hubiera hecho. La explicación es que nuestro cerebro ha empezado a asociar al teléfono móvil cualquier impulso que recibe, especialmente si estamos estresados.

Nomofobia: Describe es el miedo irracional o la angustia causada por no tener acceso al celular.

Cibermareo: Hace referencia al mareo que sienten los usuarios de aparatos de realidad virtual, y que son parecidos a los que algunas personas sufren cuando viajan en un medio de transporte. Solo que permaneciendo inmóviles.

Depresión del Facebook: Algunas personas se deprimen porque tienen muchos contactos en las redes sociales, otros por la falta de ellos, el conteo de ‘likes’, lo que puede ocasionar trastornos psicológicos.

Dependencia de Internet: Se trata de la necesidad enfermiza de estar todo el tiempo conectado a la Red. Puede llegar a afectar seriamente la vida privada y social de los adictos a Internet.

Dependencia de videojuegos en línea: Esta dependencia es muy común es adolescentes.

Cibercondría: Personas con ansiedad excesiva por la salud, asocian sus enfermedades de sintomatología común a una enfermedad grave, los que sufren se convencen de que padecen alguna o varias enfermedades de cuya existencia se han enterado en Internet.

El uso excesivo de celular genera problemas oculares. - Foto: Foto: AFP

Enfermedades físicas

Cáncer: Si bien es cierto este tema ha sido bastante discutido, es evidente que nuestro cuerpo tiene la capacidad de transmitir estas ondas electromagnéticas, por lo que podría ser posible vernos afectados por esta enfermedad, en los últimos años se ha visto el incremento de patologías oncológicas en el mundo.

Síndrome del Túnel Carpiano: Es una afección en la cual existe una presión excesiva en el nervio mediano. Este es el nervio en la muñeca que permite la sensibilidad y el movimiento a partes de la mano, puede provocar entumecimiento, hormigueo, debilidad, o daño muscular en la mano y dedos.

Sobrepeso y obesidad: Esto debido a la mala alimentación y falta de actividad física, esta enfermedad es uno de los principales factores de riesgo cardiovascular.

Enfermedades oculares: Debido a la exposición prolongada a dispositivos electrónicos ocasiona daños a la visión, tales como, cataratas, tensión ocular, fatiga ocular, ojo seco, errores refractivos, disfunciones binoculares, entre otros.

Daños en el sistema nervioso: (vértigo, fatiga, trastornos del sueño, pérdida de memoria y desarrollo de tumores cerebrales).

Trastornos del sueño: Debido a las alteraciones en la higiene del sueño por el uso excesivo de la tecnología, genera efectos negativos en la glándula pineal, esta glándula es la responsable de la producción de la melatonina, que afecta a la modulación de los patrones del sueño, tanto a los ritmos circadianos como estacionales.

El llamado de los expertos es a manejar estas nuevas tecnologías y canales de comunicación con cautela y como herramientas de investigación, diversión para gestionar varias actividades, sin dejar a un lado la salud.