enfermedades

Viruela del mono: ¿cuáles son los métodos de limpieza y desinfección para prevenir su contagio?

A partir del 23 de julio, la Organización Mundial de la Salud declaró la emergencia internacional por el brote de la viruela del mono.


La viruela del mono es una infección zoonótica vírica, es decir, que puede propagarse de animales a seres humanos y también en el contacto directo entre persona a persona. Esta enfermedad causa una variedad de síntomas como fiebre, cefalea, dolores musculares, dolor de espalda, falta de energía y ganglios linfáticos inflamados.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) añadió que otros de los signos que se pueden presentar cuando se está contagiado son las erupciones que duran entre dos a tres semanas. Estas erupciones pueden aparecer en la cara, las palmas de las manos, las plantas de los pies, los ojos, la boca, el cuello, la ingle y las regiones genitales o anales del cuerpo.

Las personas son infecciosas hasta que todas sus lesiones se cubren de costras, las costras se caen y se forma una nueva capa de piel debajo, añadió la Organización Mundial de la Salud.

En este sentido, un informe publicado por el Departamento de Salud del estado de Nueva York, Estados Unidos, señaló que esta enfermedad también tiende a propagarse por contacto con superficies porosas o de tela y con superficies y objetos no porosos.

Este poxvirus sobrevive en las superficies durante 15 días, especialmente en ambientes oscuros, frescos y con poca humedad. Para desinfectar estos espacios se recomienda utilizar agua y jabón o detergente, con el fin de reducir la suciedad y los residuos.

Es importante remarcar que no se debe sacudir el polvo ni barrer las superficies en seco, todo esto para evitar que se dispersen las partículas infecciosas. Los mejores métodos de limpieza son con productos húmedos.

Cabe destacar que los productos de desinfección deben utilizarse en espacios bien ventilados y no se recomienda mezclar desinfectantes porque pueden producir vapores tóxicos.

Además, “las personas que estén en aislamiento deben limitar su contacto con superficies suaves y porosas que no puedan lavarse durante el período infeccioso. Puede hacerlo colocando una cubierta sobre la superficie, que luego puede quitarse para lavarse o desecharse”, destacó el informe.

Cuando sea posible, la persona con viruela del mono también debe usar un bote de basura con bolsa en el que reúna todos los desechos contaminados como apósitos, toallas de papel, empaques de comida y otro tipo de elementos.

A partir del 23 de julio, la OMS declaró la emergencia internacional por el brote de la viruela del mono. Esto ocurrió después de que se identificarán casos en 75 países, muchos de ellos en Europa.

El cuadro clínico de la viruela símica se asemeja al de la viruela, infección por Orthopoxvirus relacionada que se declaró erradicada en todo el mundo en 1980. La OMS remarcó que la viruela símica es menos contagiosa que la viruela y causa una enfermedad menos grave.

Las vacunas e inmunizantes utilizados durante el programa de erradicación de la viruela también proporcionaron protección contra la viruela símica, concluyó la Organización Mundial de la Salud.