Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 9/9/2019 12:00:00 AM

Colombia, el centro de operaciones de Colgate-Palmolive en la Región Andina

Y también es un referente de sostenibilidad de la marca en el mundo: su planta de Cali es la primera de América Latina que recibe la certificación Tue Zero Waste, otorgada por el GBCI.

Colgate-Palmolive, de Palmira para toda Latinoamérica En Palmira se construyó un nuevo centro de distribución que tuvo un costo aproximado de 98.000 millones de pesos. Foto: Cortesía Colgate Palmolive

En 1806 el empresario británico William Colgate inauguró su pequeña fábrica de almidón, jabones y velas en Dutch Street, en la ciudad de Nueva York. Ese fue el primer paso y así comenzó la historia de la reconocida multinacional Colgate-Palmolive, que hoy comercializa sus marcas en más de 200 naciones. Literal: el mundo conoce sus dentífricos, jabones, desodorantes, su línea de limpieza para el hogar y sus alimentos para las mascotas (Hill’s hace parte de su catálogo). En 1930 la empresa aterrizó en Colombia a través de terceros que importaban sus productos. Pero 13 años más tarde abrió su primera operación en Cartagena; luego se reubicó en Bogotá y, posteriormente, debido a su cercanía con el puerto de Buenaventura, halló su casa en la capital vallecaucana. Desde hace una década nuestro país es el centro de operaciones de la multinacional para la Región Andina.

La planta de Colgate-Palmolive de Cali se construyó hace 56 años y hoy fabrica cerca del 80 por ciento de los productos que se venden en la región. En ella, en el último lustro, se han invertido más de 70 millones de dólares con el fin de mejorar su operación. Y cerca de la Sultana, en Palmira, se creó en 2019 un nuevo centro de distribución que tuvo un costo aproximado de 98.000 millones de pesos y que tiene un área de 150.000 metros cuadrados. De esta forma la compañía incentiva el desarrollo en el departamento. 

Cali, la primera

Con el crecimiento de sus operaciones en la zona la marca ha incrementado sus buenas prácticas ambientales. En 2018 quedaron claros sus esfuerzos en este campo. De un lado se redujo la cantidad de residuos enviados al relleno sanitario a un 2,5 por ciento; una disminución elocuente porque hace tan solo cinco años esa cifra era del 30 por ciento. Además, alrededor de 1.500 toneladas de residuos sólidos fueron redirigidas a compostaje, procesamiento y empresas de reciclaje, lo que evitó su traslado a basureros o al relleno sanitario. 

Como lo asegura Amalia Londoño, directora de la cadena de suministro de Colgate-Palmolive para la Región Andina, “los residuos son una señal de ineficiencia en una empresa, al reducir el envío de estos al relleno sanitario se logra una disminución de costos. Así lo demuestran las cifras. Si comparamos el comportamiento de nuestra compañía en esta materia, entre 2014 y 2018, vamos a notar que el año pasado tuvimos un ahorro estimado de 200.000 dólares”. 

Por su implementación de buenas prácticas ambientales la planta de Cali se convirtió en la primera de América Latina en recibir la certificación True Zero Waste, otorgada por el Green Business Certification Inc (GBCI), organización que reconoce el adecuado desempeño de las empresas y la práctica de negocios verdes a nivel global. Actualmente 20 plantas de Colgate-Palmolive alrededor del mundo han conseguido este aval o están en proceso de hacerlo.

?De acuerdo con Mahesh Ramanujam, presidente y CEO de GBCI para Estados Unidos, “Colgate-Palmolive Cali se ha comprometido a mejorar su desempeño e impacto. Nuestra certificación True Zero Waste verifica que sus esfuerzos están correctamente direccionados”.

Lea también: Esteban Piedrahíta: “Si las empresas crecen, crecemos todos”

Mejor empaque

Dentro de sus planes de sostenibilidad la multinacional trabaja en la reinvención de los empaques de sus productos con el fin de reducir la huella de carbono. En un trabajo con otras empresas vallecaucanas, Colgate-Palmolive empezó a producir las cajas de cartón de sus cremas dentales con papel proveniente del bagazo de caña y no con recursos maderables. De esta manera dejan de talarse 22.100 árboles en esta cadena de producción. 

La compañía quiere expandir esta iniciativa a otras ciudades del mundo. Cuando cumpla su propósito dejarán de talarse más de 700.000 árboles cada año. La firma, además, invirtió 4.000.000 de dólares en una planta de tratamiento de agua residuales que entrará en funcionamiento en octubre de 2019. 

Bagazo de caña 

Al utilizar esta materia prima y dejar de lado los recursos maderables para la fabricación de los empaques de cartón que contienen sus dentífricos, 774.905 árboles dejarían de talarse alrededor del mundo anualmente:

192.143 árboles menos se talarían en India.

186.090 en Brasil.

151.744 en México.

141.185 en China.

81.643 en Tailandia.

22.100 en Colombia.

EDICIÓN 1955

PORTADA

Prueba de fuego

Con la caída de la Ley de Financiamiento, el presidente Iván Duque se juega su capital político por sacar adelante las reformas económicas esenciales para el país. ¿Habrá crisis ministerial?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1955

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.