La variante ómicron es una de las más contagiosas y Pfizer ya quiere tener una vacuna que pueda contrarrestarla
La variante ómicron es una de las más contagiosas y Pfizer ya quiere tener una vacuna que pueda contrarrestarla - Foto: Getty Images / NurPhoto / Colaborador

coronavirus

¿Es posible una vacuna universal contra todas las variantes del coronavirus?

Expertos le apuestan a un biológico que acabe con todas las variantes existentes y futuras del coronavirus.

Los laboratorios de Pfizer y Moderna ya iniciaron los ensayos clínicos de una vacuna que ataque específicamente a la variante ómicron, pero según los científicos el coronavirus muta rápidamente, por lo que existe el riesgo de que cuando exista el biológico el virus aparezca otra cepa.

Es por esto que investigadores alrededor del mundo están buscando la forma de crear una vacuna universal. Cabe recalcar que esta sería para el coronavirus, no solo el Sars CoV-2 sino todos los coronavirus que se han conocido hasta la fecha.

La creación de esta vacuna podría parar la gestación de nuevas variantes del virus. “Tomará años desarrollar estas vacunas, pero se necesitan enfoques innovadores para inducir una protección amplia y duradera contra los coronavirus conocidos y aún desconocidos”, advirtió Anthony Fauci, inmunólogo y director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos y asesor de la Casa Blanca para la pandemia.

En general, los grupos de trabajo dedicados a la vacuna deben tener en cuenta las regiones del virus que no son propensas a mutaciones y que se mantienen bastante estables en todos los coronavirus.

Pamela Björkman, bióloga estructural del Instituto de Tecnología de California, está desarrollando una vacuna universal para algunos virus similares al Sars. Esta vacuna compuesta por múltiples partes del virus será probada en ratones para estimular la formación de anticuerpos al bloquear las infecciones causadas por varios virus similares al Sars, incluidas las cepas que no se usaron para crear la vacuna, según recopiló el diario El Mundo.

Los expertos que emprenden investigadores están convencidos de que el sistema inmunológico de los conejillos de Indias ha aprendido a reconocer las características comunes de los coronavirus y las pruebas en humanos comenzarán en breve.

La vacuna del Ejército de Estados Unidos

El Ejército norteamericano publicó recientemente resultados prometedores de una vacuna candidata llamada nanopartícula de ferritina Spik (SpFN) desarrollada por investigadores del Instituto de Investigación del Ejército Walter Reed.

Este biológico se basa en una tecnología desarrollada para producir vacunas universales contra la gripe y está compuesta por una nanopartícula con forma de balón de fútbol con 24 caras decoradas con múltiples copias del SARS-CoV original.

Este tipo de vacuna está desarrollada para que se estimule la producción de anticuerpos que sean neutralizantes y capaces de contrarrestar las variantes que puedan surgir a futuro. “La presencia de múltiples proteínas pico de coronavirus en una nanopartícula multifacética puede estimular la inmunidad de tal manera que crea una protección mucho más amplia”, señaló Kayvon Modjarrad, uno de los investigadores que trabajan en el proyecto, en una conferencia de prensa.

Los resultados de las pruebas in vitro y las pruebas preclínicas en animales han sido positivos. En la primera fase, que se llevó a cabo en abril de 2021, habían participado 72 adultos de 18 y 55 años, allí se calificó a la vacuna como prometedora. Se está en espera la fase 2 y 3 con más pacientes para asegurar la eficacia y continuar con los estudios.

Entre las decisiones iniciales se concluyó que esta vacuna de nanopartículas SpFN se prueba con una dosis doble después de 28 días y un refuerzo después de seis meses. Además, se puede refrigerar durante seis meses o dejar a temperatura ambiente.