Tendencias
Los murciélagos tienen un papel fundamental en la polinización.
Imagen de referencia, no corresponde al caso en mención. - Foto: Getty Images/iStockphoto

coronavirus

Investigadores hallaron en murciélagos tres coronavirus similares al causante de la covid-19

Debido a la covid-19, en el mundo han fallecido al menos 5′871.688 de personas.

Un grupo de científicos descubrió tres nuevos coronavirus parecidos al SARS-CoV-2, causante de la covid-19. Lo hallazgos de los virus denominados BANAL-103, BANAL-236 y BANAL-52 se realizaron en murciélagos que viven en cuevas kársticas al norte de Laos, país del sudeste asiático.

En la investigación realizada por científicos del Instituto Pasteur de Laos, junto con sus colegas de la Universidad Nacional de Laos, del Instituto Pasteur de París y de la Escuela Nacional de Veterinaria de Alfort (Francia), los investigadores encontraron que dichos virus pueden infectar células humanas.

Además, en los resultados de la investigación que fue publicada este miércoles en la revista Nature, se incida que los virus encontrados en estos animales guardan semejanzas genéticas, especialmente “en un dominio clave de la proteína de la espiga que permite al virus unirse a las células del huésped”.

“La existencia de estos virus descubiertos en el reservorio animal de los murciélagos respalda la teoría de que el SARS-CoV-2 puede proceder de los murciélagos que viven en las vastas tierras kársticas de la península de Indochina, que se extiende por Laos, Vietnam y China. Nuestros resultados sugieren que otros virus relacionados podrían representar un riesgo para la salud humana”, dijo Marc Eloit, uno de los autores del estudio, citado en un comunicado del Instituto Pasteur.

Para el estudio, los investigadores hicieron uso de diferentes técnicas como la cristalografía y las simulaciones computacionales de dinámica molecular.

Entre julio de 2020 y enero de 2021, los investigadores habían capturado un total de 645 murciélagos en cuatro puntos al norte de Laos. Posteriormente, recolectaron muestras de sangre, saliva, orina y heces y soltaron a los animales, procediendo a analizar el material.

De esa manera establecieron que los animales de 46 especies distintas tenían unas decenas de coronavirus, tres de los cuales se parecían mucho al SARS-CoV-2.

Vale destacar que los virus denominados BANAL-103, BANAL-236 y BANAL-52 fueron hallados por los científicos en tres especies diferentes del género Rhinolophus.

Advertencia de la OMS

Una nueva advertencia sobre el futuro de la pandemia del coronavirus, que apareció hace más de dos años en la ciudad china de Wuhan, hizo el pasado lunes 14 de febrero el director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus.

El funcionario internacional reiteró que aunque hay una posibilidad de que el virus sea controlado este año, el mundo “corre un creciente riesgo de desperdiciarla”, en caso de que no se avance significativamente en la vacunación.

De acuerdo con cifras de las autoridades sanitarias hasta este lunes se han aplicado 4.869.912.010 primeras dosis de la vacuna contra el covid (62,4 % de la población mundial), 4.253′427.895 dosis completas (54,5 %) y 1.190′862.542 dosis de refuerzo (15,3 %).

El director de la OMS señaló en un mensaje enviado al Encuentro de Acción Global contra la covid-19, auspiciado por Estados Unidos, que el alto número de casos leves de la enfermedad en países con altas tasas de vacunación “está impulsando la falsa narrativa de que la pandemia ha terminado”.

Aseguró que se debe tener en cuenta, además, que existen países en los que los niveles de vacunación y de práctica de pruebas son aún bajos, “lo que crea las condiciones ideales para que emerjan nuevas variantes del coronavirus”.

Recordó que 116 países corren el riesgo de no alcanzar el objetivo global de que un 70 % de la humanidad se haya vacunado contra la covid-19 a mediados de año, la meta que los expertos consideran necesaria para alcanzar la inmunidad de grupo.

Por eso reiteró en su llamado para que la comunidad internacional, en especial las economías desarrolladas, donen 16.000 millones de dólares este año para el Acelerador ACT, el programa con el que la OMS y otras agencias financian la distribución de vacunas, tratamientos, test y otras herramientas contra la covid-19.