coronavirus

Una vendedora en Wuhan sería la paciente cero del coronavirus, revela el virólogo Michael Worobey

Estos datos, así como el análisis de los primeros casos de covid-19 en la ciudad, inclinan claramente la balanza hacia un origen animal del virus, dijo Worobey.


Luego de casi dos años que llegó el coronavirus al mundo, se siguen conociendo más detalles de esta pandemia y uno de ellos es que el primer caso de covid-19 identificado en la ciudad china de Wuhan, presentado como tal por un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), data en realidad de unos días después, según afirma un científico de alto nivel en un artículo publicado en la revista Science.

Así las cosas, en vez de corresponder un hombre que nunca había estado en el mercado de animales de Wuhan, el primer caso es el de una vendedora que trabajaba en este mercado, según el virólogo Michael Worobey.

Mercado de Wuhan un año después. (Photo by Jiang Huang/VCG via Getty Images)
Así las cosas, en vez de corresponder un hombre que nunca había estado en el mercado de animales de Wuhan, el primer caso es el de una vendedora que trabajaba en este mercado, según el virólogo Michael Worobey. - Foto: VCG via Getty Images

Estos datos, así como el análisis de los primeros casos de covid-19 en la ciudad, inclinan claramente la balanza hacia un origen animal del virus, dijo Worobey.

Desde el inicio de la pandemia los expertos debaten acerca del origen del virus, ante la ausencia de pruebas definitivas.

El propio Worobey pertenecía a un grupo de 15 expertos que publicaron a mediados de mayo un artículo en la revista Science pidiendo una seria consideración de la hipótesis de una fuga de un laboratorio en Wuhan.

Ahora, señala, su investigación “proporciona una fuerte evidencia a favor del origen de la pandemia a partir de un animal vivo” de este mercado.

Una de las críticas a esta teoría, añadió, se basó en el siguiente argumento: dado que las autoridades sanitarias alertaron sobre casos de una enfermedad sospechosa vinculada al mercado a partir del 30 de diciembre de 2019, se habría introducido un sesgo que condujo a la identificación de más casos en ese lugar que en otros, centrando la atención en él.

Wuhan
Según el balance oficial, en la metrópolis de Wuhan de 11 millones de habitantes se registraron cerca de 4.000 fallecidos por la covid-19, es decir, casi la totalidad de los 4.634 muertos contabilizados en toda China entre enero y mayo. - Foto: Getty Images

Para sortear este sesgo, Worobey analizó los casos notificados por dos hospitales antes de que se diera la alerta.

Sin embargo, estos casos también están relacionados en gran medida con el mercado, y los que no lo están se concentran geográficamente en torno a él.

“En esta ciudad de once millones de habitantes, la mitad de los primeros casos están relacionados con un lugar del tamaño de un campo de fútbol”, señaló Worobey, entrevistado por The New York Times.

“Se vuelve muy difícil explicar esta tendencia si la epidemia no comenzó en este mercado”, agregó.

Otra crítica se basó en el hecho de que el primer caso identificado no tenía relación con el mercado.

Pero aunque el informe de la OMS afirmaba que había estado enfermo desde el 8 de diciembre, en realidad no lo estuvo hasta el 16 de diciembre, según el investigador.

Esa deducción deriva de una videoentrevista encontrada, un caso descrito en un artículo científico y un expediente médico hospitalario que coinciden con este hombre de 41 años.

laboratorio wuhan
Desde el inicio de la pandemia los expertos debaten acerca del origen del virus, ante la ausencia de pruebas definitivas. - Foto: Barcroft Media via Getty Images

El primer caso conocido se convierte así en el de una mujer que enfermó el 11 de diciembre, una vendedora del mercado.

Interrogado por The New York Times, Peter Daszak, quien se encontraba entre los expertos enviados por la OMS a Wuhan en enero de 2021, admitió que “la fecha del 8 de diciembre fue un error”.

¿Qué pasó con la periodista que reveló el inicio del coronavirus?

Zhang Zhan, una “periodista ciudadana” china encarcelada por haber grabado cómo se aplicaba el confinamiento en Wuhan, la primera ciudad del mundo en la que se detectaron casos de coronavirus, está a punto de morir, advirtió su familia.

La exabogada de 38 años se declaró en huelga de hambre tras ser condenada a finales de 2020 por “provocar disturbios del orden público”, un delito al que la justicia china recurre a menudo contra opositores políticos.

Desde hace meses, ha sido alimentada a la fuerza con tubos nasales.

Según advirtió hace algunas semanas su hermano en Twitter, está seriamente delgada y “puede que no sobreviva el invierno”, dijo Zhang Ju.

“Parece que para ella ya solo cuenta Dios y las verdades en las que cree”, añadió el hermano.

En febrero de 2020, esta abogada de Shanghái acudió a Wuhan, en el centro de China, para narrar la situación días después de que se aplicara un estricto confinamiento en esta metrópolis de once millones de habitantes.

Las imágenes de pacientes acogidos en un abarrotado pasillo de un hospital fueron de las escasas informaciones difundidas en aquellos días de las condiciones sanitarias en la ciudad.

*Con información de AFP.