Tendencias
Una niña se acomoda la mascarilla durante las festividades que marcan el comienzo del año escolar. (Foto AP / Andreea Alexandru)
Etienne dijo que el año pasado se registraron más de 1,5 millones de casos de la covid-19 en niños, niñas y adolescentes en la región. (Foto AP / Andreea Alexandru) - Foto: AP

coronavirus

Más de 1,9 millones de menores se han contagiado de covid-19 en América en lo que va de 2021, dice la OPS

El organismo hizo un llamado de atención para que cada vez más niños y jóvenes de la región regresen a la educación presencial.

La pandemia del coronavirus ha dejado huellas imborrables en diferentes poblaciones del mundo. Una de las poblaciones más afectadas, según los expertos, son los menores de edad, que dejaron atrás la educación y la salud mental a costa de los confinamientos.

Fue en esta línea en la que se pronunció de nuevo la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa F. Etienne, señalando que el virus ha causado una serie de impactos secundarios que están golpeando a esta población con especial dureza. “El virus tiene consecuencias indirectas y está entorpeciendo su crecimiento (el de los niños) y desarrollo, poniendo en peligro sus posibilidades de un futuro brillante”, advirtió.

Pero no se trata solo de los componentes de salud mental y el desarrollo de capacidades. Para Etienne, también es preocupante cómo en los últimos meses están aumentando los casos de contagio de coronavirus en los menores de edad en América.

Etienne dijo que el año pasado se registraron más de 1,5 millones de casos de la covid-19 en niños, niñas y adolescentes en la región, mientras que en los primeros nueve meses de este año se han registrado más de 1,9 millones.

Si bien este grupo población reporta una enfermedad sin síntomas graves, también se debe tener en cuenta que es la población que menos se ha priorizado para la vacunación y solo en casos de comorbilidades graves, a partir de los 12 años, han sido inmunizados.

La directora de la OPS hizo énfasis en el impacto negativo de no concurrir a la escuela en persona. “Con cada día que pasan sin ir a la escuela en forma presencial, mayor es la probabilidad de que abandonen y no regresen nunca. Para algunos de los niños más vulnerables -en particular para las niñas- esto puede tener consecuencias duraderas”, expresó.

“Los expertos coinciden en que la pandemia ha desencadenado la peor crisis educativa que hayamos visto en la región”, continuó Etienne, e instó a los países a centrarse en el restablecimiento seguro de los servicios de salud, educativos y sociales para la población en edad escolar.

Los niños, niñas y adolescentes también están faltando —dijo— a sus controles de salud anuales y a las vacunas de rutina debido a las interrupciones generalizadas de los servicios de salud. “La mitad de los adolescentes ha experimentado un aumento del estrés o la ansiedad durante la pandemia, pero los servicios de salud mental y apoyo siguen estando fuera del alcance de muchos”, lamentó durante un pronunciamiento este miércoles.

Aumentan casos en Norteamérica y caen en Sudamérica

Los casos de covid subieron la última semana en Norteamérica y cayeron en Sudamérica, según informó la OPS, al resaltar un incremento de casi 20 % de nuevos contagios en toda la región.

“En Norteamérica, las infecciones aumentaron en un tercio debido a las alzas repentinas en Estados Unidos y Canadá”, dijo la directora Etienne. Estados Unidos reportó más de 100.000 nuevas infecciones diarias por primera vez desde enero —indicó— y dijo que la capacidad hospitalaria en el sur del país sigue siendo “preocupantemente baja”.

En tanto, en la provincia canadiense de Alberta se duplicaron los contagios, desnudando una “escasez crítica” de personal en los hospitales, agregó. Etienne también señaló un incremento de las infecciones y la saturación hospitalaria en países de Centroamérica, como Costa Rica, Guatemala y Belice.

En el Caribe, Jamaica registró su mayor conteo semanal de casos desde el comienzo de la pandemia, y Granada, Barbados y Bermuda informaron “fuertes ascensos”. La directiva destacó el declive de las infecciones de coronavirus en el sur del continente, que a mediados de junio era epicentro de la pandemia mundial.

“La mayoría de los países de Sudamérica está experimentando una disminución continua en las infecciones y muertes por covid”, finalizó Etienne.

*Con información de la AFP.