ÚLTIMA HORA flecha derecha

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 2/1/2018 9:23:00 AM

“Creatividad es moverse entre lo que es y lo que podría ser”

Agustín Fuentes es primatólogo y profesor de antropología en la Universidad de Notre Dame: recién publicó un libro en el que asegura que fue la creatividad la que nos hizo seres humanos únicos.

entrevista a Agustín Fuentes sobre el libro La chispa creativa El antropólogo participó del pasado Hay Festival Foto: Cortesía Editorial Planeta

Este antropólogo estadounidense, de origen español, genera controversia con su libro La chispa creativa (Ariel), en el que afirma que a los humanos los hace únicos su imaginación y que fue gracias a ella que forjaron la sociedad tal cual y como la conocemos. Una apreciación que choca con otras teorías. SEMANA habló de este tema con él durante el pasado Hay Festival de Cartagena.

SEMANA: Usted dice que la evolución de los humanos, diferente a otras especies, se debe a su creatividad. ¿Por qué?

Agustín Fuentes: No se debe solamente a nuestra creatividad si no a nuestro nicho que es una combinación distintiva de creatividad, imaginación y cooperación. Hace unos 2 millones años varios grupos de pequeños homóninos bípedos, sin garras, sin grandes colmillos, sin cuernos, y desnudos, armados solamente con palos y algunas piedras, comenzaron en un viaje distinto: colaboraron y mostraron creatividad en formas que ninguna otra criatura había hecho. Crearon nuevas herramientas, explotaron nuevos alimentos y formas de conseguirlos, aventuraron en nuevas tierras y rehicieron poco a poco el mundo que les rodeaba. La creatividad humana es nuestra capacidad de moverse hacia atrás y adelante entre los reinos de "lo que es" y "lo que podría ser", que nos ha permitido llegar más allá de ser una especie exitosa para convertirse en excepcional.

SEMANA: ¿Pero solos?

 A.F.: No. Esta hazaña milagrosa no fue solo por nuestra cuenta. La capacidad de innumerables individuos para pensar de manera creativa es lo que nos condujo a tener éxito como especie. Al mismo tiempo, la condición inicial de cualquier acto creativo es la colaboración. Este cóctel de creatividad y colaboración distingue a nuestra especie (ninguna otra especie ha sido nunca capaz de hacerlo tan bien) y ha impulsado el desarrollo de nuestro cuerpo, nuestra mente y nuestras culturas, tanto para lo bueno como para lo malo.

SEMANA: ¿Pero hay creatividad en todas las especies?

 A.F.: Los humanos no somos en absoluto los únicos que trabajan juntos para conseguir que las cosas se hagan. Muchos otros animales viven en grupos y cooperan para defender su territorio o a sus crías. Grandes rebaños de ñus recorren cientos de kilómetros como una unidad cohesiva durante las migraciones, y bandadas de gansos pueden volar miles de kilómetros juntos, en formación cerrada, en sus viajes hacia el sur o hacia el norte. Miles de hormigas y termitas coordinan sus actividades mediante señales químicas y de comportamiento para construir hormigueros y termiteros gigantescos. Sin embargo, no hay muchas aves que construyan nidos para otras parejas nidificantes, pocos leones o hienas matan a un antílope y lo comparten con los miembros de la manada o del clan, hay pocas hormigas, o ninguna, que coordinen su actividad con otras colonias para construir hormigueros comunes, y prácticamente no se tiene noticia de ningún grupo de animales que viajen, sufran y se arriesguen en pro de otros miembros de su especie a los que no conocen.

SEMANA: ¿Qué caso ejemplar le llama la atención?

 A.F.: Investigadores en toda África han estudiado chimpancés que emplean piedras para cascar nueces, palitos para pescar termitas y hojas para beber agua, en numerosas localizaciones y durante más de cincuenta años. Asimismo, investigadores en Costa Rica informan del uso de piedras y palitos por parte de monos capuchinos. Los humanos no son los únicos primates que emplean utensilios, ni los primates son los únicos animales que usan utensilios. No es solo el uso de piedras, palitos y conchas lo que refleja la chispa de creatividad de los primates; es la variedad de maneras en que distintos grupos los usan.

SEMANA: ¿Y ahí dónde está la creatividad?

A.F.: En todos estos casos, el papel de la creatividad es manipular objetos físicos para conseguir comida cuando hay escasez. Otros muchos animales lo hacen, aunque con menos ingenio; el orden de los primates tiene una manera de ir a los extremos. Aunque las presiones ambientales como la escasez de comida explica mucho en la historia evolutiva de numerosos animales, no son en absoluto una explicación completa de cómo tiene lugar la innovación en el mundo natural, el origen de la chispa de creatividad de la que los humanos han hecho una hoguera. Adviértase la variación en las soluciones al procurarse comida, no solo en el uso de utensilios en las diferentes comunidades de primates, sino también en sus tradiciones sociales.

SEMANA: ¿Hay alguien que haya refutado su tesis?

A.F.: Bueno, de momento no. Lo que he propuesto tiene apoyo de los restos arqueológicos y fósiles, desde la neurobiología y los estudios del comportamiento humano e animal. Las objeciones provienen en gran parte de otros investigadores que desean una explicación más simple o más directa de por qué los humanos somos como somos. La creatividad y la cooperación son complejas y multifacéticas, por lo que invocarlas conduce a resultados dinámicos ya menudo complicados

SEMANA: ¿Se puede ser creativo de cero, de la nada, sin tener ningún tipo de referencia?

A.F.: No. Como dice el arqueólogo Ian Hodder, la creatividad es el espacio que existe entre la realidad material y nuestra imaginación, donde la inteligencia, adaptabilidad, voluntad, interpretación y solución de problemas se juntan, pero también destaca que es un proceso totalmente social. Como digo en el libro: Cada poeta tiene su musa; cada ingeniero, su arquitecto; cada caballero, su escudero; cada político, su electorado; pero rara vez hay solo dos, tres o cuatro personas en la colaboración. Con más frecuencia son cientos o incluso miles los que colaboran a lo largo del tiempo y del espacio para producir los momentos creativos más profundos.

SEMANA: Usted le dedica en su libro un buen espacio a la creatividad y al sexo…

A.F.: Porque en nuestro mundo el sexo es siempre importante y muy complejo. El sexo y las relaciones rara vez, o nunca, son sencillas. Crecer como humanos significa crecer en un mundo de diversas expectativas de género, de tipos corporales, opciones reproductivas, estructuras familiares y orientaciones sexuales. La biología es importante. Pero no es, ni mucho menos, el final del relato. El sexo y la sexualidad humanos no son estáticos. Ser macho o hembra desde el punto de vista biológico supone una diferencia en la manera como se experimenta el mundo. Las pautas de embarazo, lactancia, parto, menopausia y las diferencias en tamaño y fuerza de la parte superior del cuerpo crean una serie de procesos que hacen que la vida de las mujeres sea diferente de la de los hombres. Pero las diferencias no son tan extremas como podría pensarse.

SEMANA: ¿Por qué?

A.F.: El género no es lo mismo que el sexo. Pero están tan conectados en nuestra mente que a menudo no conseguimos reconocer la diferencia. La mayoría de la gente supone que las diferencias de género que hoy vemos son antiguas, como las diferencias de sexo. No lo son, al menos no en el tiempo evolutivo. El género humano tiene raíces que se remontan a cientos de miles de años en el pasado. En el pasado remoto era menos extremo y menos evidente, al menos tal como se mide en los huesos y los materiales que dejaron nuestros antepasados. La evidencia de los roles de género específicos que vemos hoy aparece en los últimos cinco o seis milenios o incluso solo en los últimos siglos, dependiendo de qué aspectos consideremos. Este patrón de desarrollo reciente del género no significa que el género no existiera en el pasado profundo, solo que ni era tan pronunciado ni era lo mismo que en la actualidad. El género no es estático.

SEMANA: ¿Cómo era entonces?

A.F.: Los indicios sugieren que nuestros antepasados eran cualquier cosa menos mojigatos. Es probable que tuvieran algunas versiones de las diversas pautas de sexualidad y atracción que vemos hoy en día. Es probable que la gama de actividad y preferencias sexuales estuviera limitada por las relaciones en las comunidades, así como entre ellas. Dado lo que sabemos, también es probable que no les fuera bien a los que causaban daño a otros mediante sexo coercitivo. En la actualidad, el sexo en los humanos es regulado y facilitado por historias, leyes, tradiciones, economía, los medios, influencias literarias y teatrales, redes sociales y experiencias individuales. El paisaje contemporáneo de la actividad sexual humana bien pudiera haber asustado a nuestros antepasados. O no. Quizá ocurrían muchas más cosas que las que podemos ver en el registro fósil. Nunca lo sabremos. El mejor consejo para transitar por las complejidades es ser sincero con uno mismo, tanto como sea posible, y estar abierto a los que sigan el ejemplo.

SEMANA: ¿Cree, como Einstein, que la creatividad nos salva de las crisis?

A.F.: Si, pero no es ni seguro ni fácil. Los humanos pueden ver el mundo a su alrededor, imaginar cómo podría ser diferente y traducir esas imaginaciones a la realidad... o al menos intentarlo. Aunque pueda ser más difícil de lo que era en el pasado, nosotros, y nuestras familias, amigos, comunidades, incluso nuestra especie, necesitamos más que nunca la creatividad. Nuestros antepasados prepararon el terreno para nosotros al vivir una vida creativa y cooperativa, como individuos y en grupos. Con todos los retos de la actualidad no podemos dejar que esto se vaya al garete. Hace 2 millones de años, nuestros ancestros, pequeños, desnudos, sin colmillos, sin cuernos y sin garras, solo con unos pocos palos y piedras, superaron circunstancias desfavorables extremas. Todo porque se tenían unos a otros y poseían una chispa de creatividad. Al igual que nosotros.

SEMANA: ¿Qué hace que una persona sea más creativa que otra?

A.F.: La creatividad no se limita a unos países o idiomas, ni a gente rica ni a personas nacidas en los últimos 500 años. Después de todo, no es un empeño solitario limitado a la obra de un genio o de algún pensador particularmente original. La creatividad está hecha de interconexiones de ideas, experiencias e imaginación. Ya sea en el laboratorio de física, en el estudio del artista, el garaje del mecánico o incluso a la hora de pensar cómo hacer que un salario reducido dure hasta ?nal de mes, la creatividad está en todas partes de la experiencia humana. Somos creativos cada día, pero cada uno de manera un poco distinta.

SEMANA: ¿Existe una fórmula para desarrollar la creatividad?

A.F.: La creatividad es un proceso de dos etapas. En primer lugar, es la capacidad de enfrentarse a un reto o proyecto a través de una idea o un concepto y de imaginar posibles resultados. En segundo lugar, es la capacidad de hacer que la solución imaginada se convierte en una realidad. Ser creativo es aprovechar nuestros recursos mentales, nuestras experiencias y nuestras conexiones y utilizarlos para crear algo nuevo, práctico o extravagante. Creatividad humana es la capacidad de moverse adelante y atrás entre lo que es y lo que podría ser.

 

 

EDICIÓN 1986

PORTADA

¡La cosa está dura en la economía!

Los pronósticos de desempleo, pobreza y crecimiento son desalentadores. Será necesario aumentar la deuda y buscar mayor austeridad. Pero a pesar de los esfuerzos del Gobierno, los colombianos van a quedar un poco más pobres.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1986

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.
paywall