¿Cómo lograr una buena reputación empresarial? Estas son las claves de la constructora con la mejor recordación de marca en Colombia

Ser fiel a su propuesta de valor, conectada con su propósito de negocio, ha permitido que compañías como Amarilo se consoliden entre las más valiosas de Colombia.


De acuerdo con los expertos, el valor de las marcas es uno de los mayores activos intangibles de las compañías, razón por la que trabajar de manera consistente para que los productos, servicios y soluciones que prestan estén completamente alineados con los principios, y el ADN de su marca hará la diferencia entre ser una empresa más o ser la preferida por sus clientes.

Para Roberto Moreno, presidente de Amarilo, una de las 50 marcas más valiosas de Colombia y la constructora con la mejor recordación de marca y más cercana a los clientes del sector, ser fieles a su esencia, cimentada en su apuesta por la construcción de ciudades y comunidades sostenibles que fortalezcan el tejido social, mejoren la calidad de vida de sus habitantes y protejan sus entornos, les ha permitido ser una de las compañías líderes en el desarrollo de proyectos de vivienda, oficinas, bodegas y centros comerciales, algunos de ellos entre los más importantes del país. “Esto ha sido posible gracias a que desarrollamos nuestros proyectos bajo el concepto ‘Ciudades dentro de las ciudades’, que tiene como filosofía ofrecer a las comunidades espacios más inclusivos, seguros y sostenibles. Hemos impulsado grandes desarrollos donde las familias encuentran un acceso integral a todo lo necesario para alcanzar su pleno crecimiento: viviendas, comercio, entretenimiento, urbanismos generosos, zonas verdes y acceso a servicios complementarios como salud y educación”, agregó Moreno.

Actualmente, la constructora Amarilo tiene presencia en 17 ciudades del país, además de Panamá, con más de 100 proyectos de vivienda y empresariales. Desarrollos que han permitido a más de 100.000 familias colombianas lograr cumplir su sueño de tener casa propia.

“Construir va más allá de desarrollar terrenos, levantar edificios, diseñar espacios innovadores e impulsar proyectos inmobiliarios que atraigan compradores. Construir permite cumplir sueños, transformar vidas, crear oportunidades, dar calidad de vida y dejar huella. Para lograrlo y ser una organización que trasciende en el tiempo, cambiamos la manera tradicional de hacerlo para construir desde el lado humano, con una visión de confianza en el país, con una motivación social y un gran compromiso con la sostenibilidad que impulse un mejor futuro para todos”, sostuvo el directivo.

De acuerdo con Merco 2020, Amarilo se ubicó como la compañía con la mejor reputación dentro del sector, la número uno en atracción y retención del talento de su segmento, al igual que la firma más responsable y con mejor gobierno corporativo.