¿El 2021 es el mejor momento para comprar vivienda en Colombia?

Para Amarilo, este momento, como ningún otro de la historia reciente, trae enormes oportunidades para construir un mejor futuro.


Es innegable que 2020 y 2021 han sido los años más retadores que hemos tenido como humanidad en el último siglo. En Colombia, sus efectos han alcanzado a toda la población y han hecho mella en todos los sectores económicos. Sin embargo, las industrias del país continúan trabajando por mantener el crecimiento del aparato productivo y reactivarlo.

Este es el caso de la construcción, que se sigue consolidando como uno de los ramos más importantes en la generación de empleo. De acuerdo con cifras del Dane, para marzo de 2021 el segmento edificador había empleado a más de un millón de personas.

Para constructoras como Amarilo, una de las compañías más comprometidas con la reactivación, mantener su operación y garantizar el empleo de sus más de 2.000 trabajadores directos ha sido su prioridad.

De hecho, en algunos periodos ha logrado incrementar de 5.200 a 5.600 los colaboradores diarios en sus proyectos. Adicionalmente, Amarilo mantuvo sus ventas en pleno confinamiento y, posteriormente, con la apertura de las salas físicas, incrementar sus negociaciones para registrar en 2020 un crecimiento del 9 por ciento frente al año anterior. Vendió 9.125 viviendas, lo que representó 1,7 billones de pesos, y con esto registró un aumento del 29 por ciento respecto a las cifras de 2019.

Esta tendencia se ha mantenido durante el primer semestre de 2021, lo que les permite proyectar la venta de 9.300 viviendas para este año.

Hoy, la constructora desarrolla más de 100 proyectos en 17 ciudades y municipios del país, con los cuales este año estima entregar 8.000 viviendas.

“Nuestra dinámica en el lanzamiento de nuevos proyectos es permanente, y la gran apuesta es continuar impulsando el concepto ‘ciudad dentro de la ciudad’, para ofrecer a las comunidades espacios más inclusivos, seguros y sostenibles, que fortalecen el tejido social y mejoran la calidad de vida de las familias colombianas”, señaló Roberto Moreno, presidente de la constructora.

Para el directivo, este momento, como ningún otro de la historia reciente, trae enormes oportunidades para compartir una visión conjunta y construir un mejor futuro.

“Hoy ratificamos nuestro compromiso con Colombia, seguimos creyendo en el país y soñando en grande. Nuestra estrategia seguirá enfocada en ser agentes de cambio para aportar al desarrollo y competitividad de las ciudades, transformar vidas, generar acceso a las mismas oportunidades para todos, brindar bienestar y dejar huella. Para lograrlo decidimos construir desde el lado humano, trabajando de manera colectiva con nuestros clientes, colaboradores, proveedores, inversores y toda la comunidad; sembrando una semilla generadora de empleo y progreso”, aseguró el directivo.