colegios

Hay más de 1.000 niños afectados por falta de rutas escolares en el sur de Bogotá

Los estudiantes toman recorridos de hasta dos horas para poder llegar a las instituciones educativas.


Más de 1.000 estudiantes de los colegios públicos de la ciudad viven un drama por cuenta de la falta de rutas escolares para poder llegar a las instituciones educativas y tomar sus clases.

De acuerdo con los padres, que desde el lunes realizan protestas en las localidades de Ciudad Bolívar y Usme, el Distrito y la Secretaría de Educación suspendieron el servicio de transporte desde enero y los estudiantes tienen que recorrer largas distancias en bus del servicio público o moto para poder llegar a estudiar.

Según los padres entrevistados por Noticias Caracol en la vereda Pasquilla, localidad de Ciudad Bolívar, las madres de los pequeños tienen que suspender sus trabajos para poder ir a llevar a sus hijos ya sea en SITP, motos o carros, lo que representa gasto de tiempo y dinero no presupuestado.

Además, según los padres, la frecuencia del transporte de SITP es muy escasa y por ello los menores esperan entre 40 minutos a una hora para poder tomar el bus en un viaje que puede tardar una hora más.

Los menores, que empiezan clases a las 7 de la mañana, tienen que salir de sus casas hacia las 5 de la mañana para poder llegar a tiempo a los colegios ya que viven en zonas rurales de la capital.

El noticiero informó que la alcaldesa está al tanto de las peticiones de los padres y aseguró que el servicio de transporte sí está disponible para los niños, pero que se está a la espera de que terminen los proceso de matrículas para poder reorganizar los viajes y tener transporte para todos los estudiantes.

Igualmente, la Secretaría de Educación informó que a finales de enero se presentó una contingencia con los transportadores contratados en el Acuerdo Marco de Colombia Compra que prestarían el servicio a siete colegios rurales.

Por el momento, se realizaron los respectivos acuerdos con la interventoría y otro grupo de transportadores para que se pueda garantizar el servicio de transporte de todos los estudiantes matriculados en colegios oficiales de la capital.

Cerca de 800.000 estudiantes de colegios públicos regresaron a clases presenciales en Bogotá

Cerca de 400 colegios públicos y 800.000 estudiantes, después de varios meses en alternancia y educación virtual, pudieron regresar de nuevo a los salones con 100 % de presencialidad.

“Regresamos con entusiasmo a pagar esa deuda emocional y educativa que tenemos con los niños y que ha causado la pandemia. Nadie ha tenido sacrificio más grande durante la pandemia que los niños y niñas, que tuvieron que sacrificar el compartir con sus amiguitos y profesores en sus colegios, y que hoy finalmente vuelven 100 % presencial”, aseguró la alcaldesa de Bogotá, Claudia López.

Para el regreso a estas clases presenciales, el Distrito adelantó varias campañas con el objetivo de impulsar la vacunación en los niños de la ciudad. “Cerca de 65 %, o un poco más, de lo niños menores de 11 años ya están vacunados en la ciudad. Hicimos una vacunatón intensa y le agradecemos a los papás que respondieron, porque en la última semana creció notablemente la vacunación en los niños”, explicó la alcaldesa López.

De momento, en la ciudad el 56 % de los niños de 3 a 11 años ya cuentan con su primera dosis y el 43 % de los niños están con segundas dosis; así mismo, 72 % de los jóvenes de 12 a 17 años tienen primera dosis, mientras que el 58 % ya tiene el esquema completo de vacunación.

A pesar de este avance, la administración distrital tomó la decisión de disponer de puestos de vacunación en varios colegios de la ciudad, serán puestos que se irán rotando por las diferentes instituciones educativas. Esta semana esos puestos estarán en 100 colegios, de los 400 públicos con los que cuenta la capital del país.

“Este es el año en el que realmente vamos a empezar a vivir la nueva realidad pospandemia, no podemos que dejar que la pandemia nos siga quitando la vida literalmente, seguiremos cuidándonos y vacunándonos, pero aprendiendo esta nueva forma de vivir que nos trajo esta pandemia”, precisó la mandataria local.