entrevista

¿Cómo funciona la licencia de paternidad en Colombia?

El representante José Daniel López entrega un balance de la ley que completa seis meses de vigencia en el país. Además, anuncia una ampliación de la licencia de paternidad para que los hombres tengan el mismo número de semanas que las mujeres.


SEMANA: ¿Cómo les ha ido con la licencia de paternidad?

JOSÉ LÓPEZ: La gente se queja del Congreso y ya van más de 33.000 papás que se han beneficiado de la nueva licencia de paternidad. Esta cifra es desde el 3 de agosto, cuando el presidente Iván Duque firmó la ley, hasta el 31 de diciembre de 2021. Estamos esperando llegar a las 41.000 personas una vez nos entreguen el reporte para el mes de enero. Estas 33.000 familias han podido pasar más tiempo al lado de sus bebés y con sus parejas, en ese momento tan especial como es el nacimiento de los hijos.

SEMANA: En pocos meses la cifra ha sido muy alta, ¿no?

J.L.: La evidencia nos indica que hay un mayor porcentaje de hombres que está usando la licencia. Eso significa que, a licencias más largas, hay más interés de los hombres por participar. Pero también que la ley de la licencia está llevando a algunas familias a entender que es un tema de roles de género; que, a diferencia del siglo XX, la mujer ya no es solamente para el cuidado de la casa y el hombre para la generación de ingresos, sino que las mujeres participan más del mercado laboral y los hombres queremos pasar más tiempo al lado de nuestros hijos en esas primeras semanas.

SEMANA: Con esto papá y mamá compartirán las tareas. Usted fue padre recientemente…

J.L.: A mí me siguen tocando unas trasnochadas muy duras, agréguele que estoy haciendo campaña con David Luna y las madrugadas son espantosas, y la bebé se levanta a mitad de la noche. Pero, de fondo, las leyes van mucho más despacio que la cultura, las leyes llegan hasta un punto. Lo que propone esta ley es un proceso de transformación cultural en el que los hombres entendamos que, cuando cambiamos un pañal, no estamos haciendo un favor a nuestra pareja, que ser papás, ser cercanos a nuestros hijos es parte integral de la identidad masculina. Pero también estamos hablando de mujeres que cada vez más esperan una regulación de licencias de maternidad que no las expulse del mercado laboral como ocurre hoy. Esta ley la sacamos en un contexto en el que hay 7 por ciento más de desempleo de mujeres que de hombres.

SEMANA: Puede que haya gente que no sepa cómo funciona esta licencia de paternidad…

J.L.: La gente está usando muy poco otra figura incluida en la ley que es la ley de la licencia compartida, solamente 29 personas la usaron en 2021, esa es una proporción muy pequeña. Esta licencia permite que, de las 18 semanas que tiene la mujer, las seis últimas puedan ser cedidas al hombre para que la mujer salga, regrese al trabajo, y el hombre entre a reemplazarla. Esta figura existe, y con la autorización del médico tratante de la mamá y del bebé pueden intercambiar esas seis últimas semanas. Lástima que es una figura que no ha sido suficientemente divulgada.

SEMANA: ¿Cómo opera esta licencia compartida?

J.L.: El empleador no participa de esa decisión, es autónoma de las parejas, y son tres los requisitos: el mutuo acuerdo, autorización del médico y que ninguno de los padres tenga antecedentes de violencia intrafamiliar. Superados esos requisitos, basta con que se le informe al empleador en una carta diciendo que van a aplicar la licencia compartida prevista en la Ley 2114 de 2020, y yo como trabajador informo que voy a reemplazar a mi esposa durante sus últimas dos semanas de licencia de maternidad. Ella hace lo propio con su empleador y listo, pasa al sistema de seguridad social a reconocer los costos que esto pueda tener.

SEMANA: Pero la cifra es muy baja, ¿qué puede estar pasando?

J.L.: Yo creo que hay un problema de divulgación. Cuando se promulga la ley, todos saben que aumenta la licencia de paternidad, esta se vuelve más atractiva, hay foros académicos, vamos a distintas empresas a hablar del tema, pero se ha hablado poco de la licencia compartida, y por eso estos espacios son importantes.

SEMANA: ¿Continuará trabajando en el tema de ampliar la licencia de paternidad?

J.L.: Si David Luna es elegido como senador y yo nuevamente como representante a la Cámara, presentaremos el proyecto de ley de licencia compartida 2.0, y va a consistir en que cada año la licencia de paternidad se incremente gradualmente dos semanas hasta llegar a 18 semanas, que es el mismo número de semanas de la licencia de maternidad. Es decir que sea igual a la compartida, y, de esta manera, le ponemos coto a la discriminación laboral de género contra las mujeres jóvenes en Colombia.

SEMANA: ¿Esta iniciativa tendrá ambiente político?

J.L.: Puede haber diferencias, pero creo que el papel decisivo ahí es del próximo Gobierno, y creo que el Congreso se va a renovar en gran medida. Una vez logremos igualar las licencias de maternidad y paternidad, se acabó esa historia de la discriminación y el desempleo para las mujeres.