Home

Enfoque

Artículo

Samuel Hoyos
Samuel Hoyos, presidente de Asomóvil. - Foto: LEÓN DARÍO PELÁEZ SÁNCHEZ

entrevista

“Tener un plan de datos no es un lujo”: Asomóvil se opone a propuesta de poner más impuestos a líneas celulares

Samuel Hoyos, presidente de Asomóvil, se opone al posible impuesto para planes de telefonía propuesto por el Gobierno de Gustavo Petro a quienes paguen más de 38.000 pesos a sus operadores.

SEMANA: ¿Cómo recibe la propuesta de la ministra designada de Cultura, Patricia Ariza?

SAMUEL HOYOS: Creo que es una idea suelta que tiene la ministra. Las telecomunicaciones sirven a millones de colombianos, las utilizamos para trabajar, informarnos, estudiar, acceder a la telemedicina, al comercio electrónico. Es por eso que la ley considera que son un servicio público y esencial, y el acceso a internet es transversal, es un habilitador para garantizar otros derechos como esos que le mencionaba: el derecho a la educación, el derecho a la información, el derecho al trabajo.

Ponerle cargas fiscales adicionales dificulta su acceso, en particular el de los más pobres, y eso iría en contra del propósito que nos hemos trazado como país y que el Gobierno del doctor Gustavo Petro se ha propuesto en su plan de gobierno, y es masificar el acceso a internet y a las telecomunicaciones. Actualmente, los usuarios de telefonía móvil pagan IVA, y aquellos planes por encima de tres UVT pagan un 4 por ciento de impuesto al consumo. Es una buena oportunidad para dar una discusión sobre la necesidad de eliminar ese impuesto porque las telecomunicaciones han dejado de ser un servicio suntuario, no son un lujo, son una necesidad y son un servicio público esencial, precisamente por esos beneficios que le prestan a la población.

SEMANA: Y que el internet es necesario para todo el mundo…

S.H.: Impulsa el crecimiento económico, es facilitador para garantizar el bienestar social a la población. Nuestro llamado es que cualquier medida o propuesta sobre la industria, sobre todo aquellas que tienen un impacto en los usuarios más pobres, debe ser analizada en detalle, con todo el rigor y haciendo un análisis normativo. No vaya y sea que por una buena intención terminemos haciéndoles daño a los no conectados y a los usuarios que ya están conectados, pero son de menores ingresos. Tener un plan de datos no es un lujo ni lo tienen solo los ricos.

SEMANA: Para quien gane un salario mínimo o un padre con varios hijos y les tenga plan de datos, ese posible nuevo impuesto haría una diferencia…

S.H.: De acuerdo. El Estatuto Tributario es el que fija este impuesto del 4 por ciento. Cuando se revisa el artículo, es un impuesto a bienes usuarios, casi que buscando desestimular el acceso a ese tipo de bienes. Este es un servicio público esencial, no debería desestimularse; por el contrario, hay que estimular y facilitar su acceso.

Hoy hay una diferencia abismal en términos de inclusión social entre aquellos ciudadanos que tienen internet y los que no. El niño que no tiene internet y está en una vereda o en un municipio remoto del país tiene más dificultades para estudiar, por ejemplo. Pensemos en un escenario como la pandemia o el emprendedor que está en una región apartada y que no tiene internet. Entonces, esa brecha social y económica que hoy significa tener o no tener internet no podemos seguir ampliándola, hay que reducir esa brecha y facilitar el acceso. Esa ha sido una política pública del Estado colombiano, y nosotros queremos contribuir, incluso, para masificar el acceso a la cultura, a los contenidos culturales, a la música, al cine, a los libros, al teatro, porque en el internet encontramos un instrumento que facilita y masifica ese acceso.

SEMANA: ¿No es curioso que quien esté haciendo esta propuesta sea justamente la próxima ministra de Cultura?

S.H.: De acuerdo. Y lo que planteamos es que bienvenida a la discusión alrededor de la política sectorial de telecomunicaciones, de conectividad, de acceso a internet de manera integral. Pero yo creo que ver a internet como una fuente de recaudo, en lugar de verlo como un habilitador social y cultural, es desacertado.

SEMANA: ¿Ha hablado con los distintos operadores sobre este tema?

S.H.: No, porque todavía no hay una propuesta en concreto. Simplemente, nosotros queremos aprovechar este anuncio que ha hecho la ministra designada para manifestar nuestra disposición a trabajar con el Gobierno entrante en el diseño de esas estrategias para cerrar la brecha digital y facilitar el acceso de los colombianos a internet y a las telecomunicaciones.

SEMANA: ¿Y cómo mejorar el tema de cobertura en el país?

S.H.: Ese es un reto muy grande que tiene Colombia, pero es una gran oportunidad para el nuevo Gobierno para que trabajemos en tres frentes fundamentales: estimular las inversiones, porque la industria invierte más de 6 billones de pesos al año en Colombia, inversión que viene del sector privado. También, remover barreras al despliegue de infraestructura, porque todavía hay una cantidad de barreras normativas que impiden llegar a regiones apartadas. Y, finalmente, pensar en una regulación inteligente. Hay cosas por mejorar.