ahorro

¿Cómo rendir más el salario? Estos son los consejos que dan los expertos

Con estos trucos ya no será necesario estirar el dinero a fin de mes.


Poder distribuir correctamente el salario, destinar un porcentaje al ahorro y llegar a fin de mes, en ocasiones, se convierte en misión imposible, porque el dinero parece no alcanzar. Es por ello que los expertos en finanzas personales han entregado recomendaciones para hacer rendir más el sueldo y gozar de tranquilidad financiera hasta el próximo mes.

Vale tener en cuenta que una de las herramientas más precisas para gestionar correctamente el dinero es el presupuesto. En este se establecen los ingresos, los gastos y demás movimientos que deban hacerse con los recursos que recibe la familia.

Mauricio García, vicepresidente regional para América Latina de Western Union, explica que en el presupuesto “se definen ingresos fijos y variables, considerando que el ahorro debe estar en tu lista como parte del presupuesto final”.

A partir de ahí, se podrá saber desde inicio de mes si el dinero será suficiente o si es necesario realizar algunos ajustes y priorizar ciertos gastos.

Joven esposo y esposa usando calculadora computadora portátil administrar finanzas calcular facturas hablar de impuestos hacer papeleo juntos sentarse en casa mesa discutir presupuesto de planificación de pago de dinero de préstamo hipotecario familiar
A partir de ahí, se podrá saber desde inicio de mes si el dinero será suficiente o si es necesario realizar algunos ajustes y priorizar ciertos gastos. - Foto: Getty Images/iStockphoto

La regla 50/20/30

Existen diversas teorías de cómo distribuir efectivamente el dinero. Una de ellas es la regla 50/20/30, la cual establece que el salario se debe dividir en tres grandes rubros: gastos básicos (50 %), ahorros (20 %) y gastos personales (30 %).

De acuerdo con el blog de finanzas personales de Fintonic, una aplicación financiera, en el primer espacio se deben enlistar los costos asociados a la vivienda, los servicios públicos, la alimentación. “Son gastos que tienes que llevar a cabo sí o sí. Por eso abarcan el 50 % de tu sueldo, para prevenir. Si te sobra dinero, mucho mejor. No lo gastes en cosas innecesarias y súmalo al siguiente porcentaje”, explican.

El segundo rubro es el del ahorro, al cual se le asigna un porcentaje del 20 % (o más si sobra del anterior). Se trata de un dinero que a la larga será útil en caso de emergencia o para financiar algún proyecto personal o profesional. El ahorro, sin duda, es un hábito fundamental para la libertad financiera.

También le puede interesar...

Un último porcentaje (30 %) debe usarse para gastos personales, es decir, todas aquellas experiencias, actividades, compras y necesidades que no estén incluidas en los gastos básicos. Por ejemplo, en este grupo caben las inversiones en viajes, en ocio, en ropa, en fiestas. También se pueden sumar los recursos que sobren al ahorro.

Ojo con las deudas

Otro consejo que entregan los gurús en el tema, esta vez desde el portal de finanzas personales de BBVA, es tratar de mantener un nivel saludable de endeudamiento, teniendo en cuenta las condiciones económicas particulares.

“La mayoría de los expertos consideran esencial que la posición deudora no exceda el 20 % de los ingresos mensuales. En el caso de haber sobrepasado dicho porcentaje, la recomendación más generalizada es la de unificar las deudas pendientes y refinanciar, si es posible, los intereses que se deben pagar por las mismas”, explican.

Encontrar métodos curiosos que incentiven el ahorro

Hoy en día, existe una variedad de alternativas para estimular el ahorro, como el reto de los 21 días, los cuales ayudan a consolidar este buen hábito.

Esta regla se basa en la teoría de que es necesario repetir una acción cotidiana durante 21 días ininterrumpidos para que se convierta en un hábito. En ese sentido, no se trata de una regla exclusiva para el ahorro, pero que sí puede aplicarse perfectamente al campo de las finanzas personales.

Antes de empezar el reto es necesario definir cuánto y cómo se va a realizar el ahorro. Por ejemplo, si va a guardar el dinero en una alcancía o en un bolsillo de la cuenta de ahorro. Con respecto a la cantidad, se aconseja empezar por una cifra menor, como $500, $1.000 o $2.000, y cada día ir aumentando en esa misma cantidad. Así pues, si se decide ahorrar desde $500 el día 1, en el día 2 serán $1.000, luego $1.500 y así sucesivamente.

Ahorrar en casa

Como señala el portal Vivienda saludable, el ahorro también implica tener que pagar menos por los servicios de la casa. En este sentido, enlistan un par de consejos para que la vivienda no se lleve todo el salario:

  • No desperdiciar energía eléctrica: apagar los equipos que no se estén usando, por ejemplo.
  • Utilizar bombillas eficientes, de bajo consumo.
  • No malgastar el agua: cerrar las llaves al cepillar los dientes, evitar bajar constantemente el inodoro, entre otras recomendaciones de las mamás.
  • Escoger electrodomésticos eficientes.
  • Evitar las compras por impulso, en especial en la cocina. En ocasiones, muchos alimentos se terminan perdiendo.

También le puede interesar...