ahorro e inversión

Tome nota: las reglas que debe seguir para ahorrar y comprar vivienda propia

Hay seis consejos indispensables para acumular dinero y adquirir un inmueble, ¿cuáles son?


Una de las metas individuales es la compra de una vivienda; un techo propio en el que, según su necesidad, sea la puerta o el camino para vivir en este espacio o arrendarlo, a modo de inversión o entrada.

Más allá de las razones para adquirir un inmueble, hay factores que repercuten a la hora de hacerlo realidad y es el ahorro. Para los expertos, ahorrar no solo es acumular dinero en grandes cantidades, pues si no se goza de una educación financiera consciente, las posibilidades de cubrir una necesidad, será nula.

El centro de experiencias Habi, de compra y venta de apartamentos, dice que aunque suele parecer complicado tener el dinero para apartar una vivienda y pagar la primera cuota del inmueble, esta acción no es del todo cierta, ya que hay reglas que permiten ahorrar desde casa, de forma sencilla y organizada.

Ahorro inteligente
Ahorra debe ser un acto consciente y estructurado - Foto: Getty Images

De acuerdo con los especialistas en el tema, lo primero que se debe tener en cuenta es que antes de adquirir una vivienda, se recomienda ahorrar entre el 20 y el 30 %, para el pago de la cuota inicial. Esto porque, teniendo en cuenta varias entidades financieras, el préstamo que comúnmente se realiza para cumplir la meta material está entre el 70 % y máximo el 80 %. Sin embargo, hay entidades que ofrecen menos.

Por otro lado, el tiempo para ahorrar y comprar casa o apartamento propio depende de la cantidad de ingresos que un sujeto tiene, y de los gastos que efectúa para cubrir sus necesidades básicas, explica el Banco de América de Estados Unidos.

Para lograr el cometido, hay una lista que consta de seis reglas fundamentales, las cuales, si se adoptan como un hábito de vida, permitirán ahorrar para comprar un inmueble.

1. Pagar las deudas: al hacerlo, no hay intermediarios de por medio que se entrometen en la consolidación del proyecto de vivienda. Lo más importante es saber manejar las deudas.

El grupo financiero mexicano Adamantine dice que hay dos razones puntuales por las que las deudas no se deben posponer: seguirán creciendo y provocarán daños al historial crediticio.

2. Monitorear los ingresos: tener los pies sobre la tierra respecto a los ingresos y gastos mensuales hace que no se idealicen acumulaciones irrealistas de ahorro. Habi explica que, para lograrlo, se pueden anotar todos los gastos que se tiene durante el día y restarlos a los ingresos.

3. Analizar la zona: es indispensable saber dónde se va a adquirir la vivienda. Especialistas en finca raíz, como el grupo de Conquista Inmobiliaria, manifiestan que lo primero es determinar si el espacio será nuevo o usado, luego establecer la zona para saber cuánto cuesta el mantenimiento, en el que se incluye pago de servicios públicos, impuesto estatal, entre otros.

4. Regla 50/30/20: es una popular forma de acumular dinero a partir de un pensamiento de financiación. Las entidades financieras suelen promocionarla no solo para la compra de vivienda, también para el pago de estudios universitarios, viajes, entre otros. Consiste en los siguientes:

  • 50 % de los ingresos mensuales para los gastos fijos.
  • 30 % de los ingresos mensuales para los gastos extras.
  • 20 % de los ingresos mensuales para depositarlos al ahorro.

5. Multiplicar el ahorro: por ejemplo, si una persona gana 2.500.000 pesos y guarda el 20 %, es decir, 500.000 pesos, en dos años tendrá 12.000.000 de pesos. No obstante, hay quienes pueden invertir y multiplicar su dinero, una de las opciones es A2censo; inversión de personas naturales bajo la modalidad de crowdfunding.

6. Primas y cesantías: los fondos de pensiones y el gobierno, según el territorio en el que se ubica, determinan que una persona tiene derecho de utilizar las primas y cesantías para la compra de una vivienda. Si se dejan acumular, el ahorro será visible. Asimismo, si el sujeto trabaja en una organización que otorga bonos, estos se deberían ahorrar para la adquisición del inmueble.