gente

Kim Kardashian y Ye ya están divorciados por decisión de un juez

El antes conocido como Kanye West no hizo presencia en la audiencia judicial.


La estrella de la telerrealidad Kim Kardashian está oficialmente soltera, luego de que un juez de Los Ángeles aprobara su separación este miércoles del rapero Ye, antes conocido como Kanye West. Kardashian participó de forma virtual en la audiencia judicial este miércoles, a diferencia de Ye, quien no participó. Su abogado compareció y no presentó ninguna objeción.

La pareja, que tiene cuatro hijos, North (de ocho años), Saint (seis), Chicago (cuatro) y Psalm (dos), aún deberá resolver asuntos financieros y parentales.

Kardashian pidió el divorcio el año pasado, luego de meses de rumores en la prensa sobre problemas en la relación, al tiempo que el rapero enfrentaba problemas de salud mental.

Ye ha enfrentado la separación públicamente, incluso colocando sus post en redes sociales implorándole a Kardashian por la reconciliación.

Kardashian les solicitó hace una semana a los tribunales darle celeridad a su pedido para que Ye pueda aceptar que el matrimonio estaba acabado. “Deseo mucho estar divorciada”, escribió Kardashian en su declaración.

“Creo que si la Corte pone fin a nuestro estado marital, eso le ayudará a Kanye a aceptar que nuestra relación matrimonial se acabó y que debe seguir adelante en un mejor rumbo que nos permita criar juntos a nuestros hijos”, alegó.

Kardashian y Ye comenzaron a salir en 2012 y se casaron en una lujosa ceremonia en Italia dos años después. En poco tiempo se convirtieron en una de las parejas más conocidas del mundo. Pero su unión enfrentó turbulencias, con rumores de explosiones temperamentales de Ye, quien sufre de desorden bipolar.

“Aunque quería que nuestro matrimonio fuese exitoso, llegué a la conclusión de que no hay forma de reparar nuestro casamiento”, escribió Kardashian la semana pasada en su pedido ante la Corte.

Cabe resaltar que Kim ha tratado de pasar la mayor parte del tiempo, desde la ruptura, rodeada por su familia, y ha reconocido flaquear en algunos momentos, como se ha visto en la última temporada del reality Keeping up with the Kardashians, grabado el año pasado, en el que se le ve diciendo entre lágrimas: “Me siento como una maldita perdedora”.

El show sin duda dejó ver un poco más de cerca lo que vivieron en sus últimos meses juntos, afrontando dificultades como el trastorno bipolar del antes llamado Kanye West.

Por otro lado, después de que salieran a la luz rumores sobre la supuesta relación de la multimillonaria con Van Jones, de CNN, también se conoció que el cantante estaría manteniendo una relación con la modelo rusa Irina Shayk, con quien tuvo una reciente escapada romántica a Europa.

“Se veían increíblemente felices y relajados. Eran solo ellos y algunos amigos”, le compartió un testigo al medio de entretenimiento E! News, y agregó que “Kanye fotografió a Irina siempre que pudo”; a ella le encantaba posar para él, parece su musa”, agregó.

Sobre dichas imágenes y la confirmación del romance del cantante, Kim no le está prestando tanta atención: “Kim ha escuchado los rumores sobre Kanye e Irina Shayk y no le importa en absoluto”, compartió una fuente cercana a E! News.

“Si no afecta a sus hijos, entonces no le importa si Kanye tiene citas”, agregó. Otra fuente le dijo al mismo medio que “Irina y Kim no se conocen, así que no es un factor para Kim. No le importa si Kanye está saliendo”.

*Con información de la AFP.