Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/23/2019 12:37:00 AM

El príncipe William habría engañado a Kate Middleton con su mejor amiga

Asombro mundial ante el rumor de que el hijo de Lady Di engañó a su esposa Kate Middleton con la marquesa de Cholmondeley, una de sus mejores amigas. La realeza ha hecho todo por acallar los rumores, sin éxito. Este artículo hace parte de la revista JET-SET.

La infidelidad del príncipe William: habría engañado a Kate Middleton con su mejor amiga La otra mujer en la vida del príncipe sería la modelo Rose Rocksavage, marquesa de Cholmondeley, de quien Kate se hizo amiga porque es su vecina en Norfolk. Foto: Getty Images

Todo comenzó con el inocente chisme, publicado por The Sun, de que Kate Middleton tuvo una fuerte pelea con la modelo Rose Rocksavage, esposa de David Rocksavage, marqués de Cholmondeley (se pronuncia Chumley), miembro de una de las familias más antiguas y ricas de Inglaterra.

Tanto elpríncipe William como Kate, duques de Cambridge, se hicieron muy cercanos a ellos porque son sus vecinos en Anmer Hall, su casa de campo en Norfolk, donde forman parte de un grupo de aristócratas que a menudo se juntan en fiestas y viajes. Pero la noticia no tenía nada de inocente, sino que estaba redactada para que quien quisiera entender algo adicional, lo entendiera.

Le puede interesar: ¿De qué viven los miembros de la realeza británica?

“Kate ve en Rose a una ‘rival’”, continuó maliciosamente The Sun, al tiempo que periódicos no tan influyentes sí se fueron con todo y publicaron que la verdadera razón del rifirrafe era que William y Rose tuvieron un romance cuando la duquesa estaba embarazada del príncipe Louis, nacido el año pasado.

Foto: William le habría puesto los cuernos a Kate el año pasado, cuando los trastornos por el embarazo de su tercer hijo, Louis, la obligaron a confinarse en casa por largas semanas.

La gran prensa permanecía callada y se sabía que al menos un diario británico de gran tirada recibió una carta de Harbottle & Lewis, firma de abogados de los duques, advirtiéndoles que las murmuraciones eran falsas y que publicarlas violaba los derechos de sus clientes. Finalmente, la revista estadounidense de farándula In Touch Weekly se atrevió a ventilar en portada supuestos detalles del drama.

“Los duques piensan seguir juntos, pero el desliz de William dejó herido su matrimonio”, afirmó InTouch.

Apenas oyó los rumores, que por un año han sido la comidilla en los salones de la alta sociedad en Londres, Kate confrontó a William, quien se murió de la risa ante lo absurdo del cuento, afirmó la publicación. De todas formas, ella decidió que poco a poco irían desechando a Rose.

“Los duques piensan seguir juntos, pero el desliz de William dejó herido su matrimonio, porque minó la confianza de Kate en William”, anotó In Touch.

Portavoces reales desmintieron la versión, pero llamó la atención este trino de Giles Coren, prominente periodista del prestigioso The Times, de Londres: “Sí, hubo un affaire. No he leído el artículo (de In Touch), pero sé del romance. Todo el mundo lo sabe, darling”. El mensaje fue borrado en cuestión de horas por su autor, en lo que también se vio la mano de los apoderados de los duques.

Sugerimos leer: El bebé de Meghan Markle y el príncipe Harry pondrá a prueba las tradiciones de la familia real

El asunto ha sido en extremo desagradable para la familia real, porque surgieron las inevitables comparaciones y remembranzas del mundialmente famoso escándalo de infidelidad de Carlos de Gales, el padre de William, con Camilla Parker Bowles, hoy su esposa, que marcó la infelicidad, depresión y trastornos alimenticios de Lady Di, la fallecida madre del príncipe.

Foto: Se dice que el príncipe Harry, duque de Sussex, se molestó tanto con su hermano William por traicionar a Kate, que le quitó la palabra. A la izquierda, Meghan Markle, esposa de Harry.

Según un comentario en Twitter de Nicole Cliffe, periodista de la publicación digital Slate Magazine, ese fue justo el motivo de una agria discusión que William tuvo con su hermano, el príncipe Harry, duque de Sussex: “Como es tan cercano a él, Wills le contó a su hermano de la aventura y este se puso furioso, le preguntó qué diablos le pasaba y le recordó que tiene tres hijos pequeños y que esa conducta de su padre arruinó su infancia”.

Incluso, ha surgido una nueva versión, según la cual no existe la supuesta animadversión entre Kate y Meghan Markle, la esposa de Harry, sino que son los príncipes quienes están enfrentados por la traición de William

Por lo demás, hay que decir que ni Rose ni su marido son un par de aparecidos, sino que tienen un “pedigrí” impecable y conexiones de vieja data con la realeza.

Puede interesarle:  Los príncipes William y Harry se separan definitivamente

Ella proviene de la dinastía de cerveceros Truman, Hanbury, Buxton & Co., y es nieta de Lady Elizabeth Longman, compañera de juegos de la reina Isabel en la infancia y una de sus damas de honor en su matrimonio, en 1947.

Los abogados de William se han comunicado con varios medios locales importantes para que no se atrevan a publicar la historia de los cuernos reales.

No es la primera vez que se le relaciona con William, pues en 2007, cuando él rompió con su entonces novia Kate, se le vio como una posible candidata para reemplazarla. David, por su parte, fue un playboy, muy amigo del príncipe Carlos y Mick Jagger, que sentó cabeza pasados los 50 años con Rose.

Foto: Rose con su esposo, David Rocksavage, marqués de Cholmondeley, cineasta y dueño de una de las fortunas más antiguas de Gran Bretaña.

Heredó de su padre una fortuna de más de 120 millones de dólares, el título de marqués, palacios y el honroso cargo de Lord Great Chamberlain del Palacio de Westminster, que hace parte de la corte que atiende a la reina en la apertura anual del Parlamento y se encarga de presentarle la Corona Imperial del Estado.

Puede interesarle también: El próximo emperador de Japón y su esposa ya sufren por culpa de las rígidas tradiciones milenarias

Se especula que el escándalo de los cuernos no acaba de estallar y ya hay mucha tirantez. La casa real ha roto con su costumbre de no combatir habladurías y la atención que le ha prestado a estas ha intensificado el morbo al respecto.

Slate Magazine y otros sitios web aseguran que la única razón para ello es que la historia no es del todo falsa y que si hay material sustancioso, pronto se sabrá. De ser así, se confirmará, tristemente, que por muy felices que aparezcan siempre, los duques tienen sus problemas, como todas las parejas.

* Este artículo hace parte de la última edición de la revista Jet Set

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1941

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.