realeza

Meghan Markle, acusada de matonear a sus empleados en palacio

En la antesala de su esperada entrevista con Oprah Winfrey, el próximo domingo, los cortesanos del palacio de Buckingham toman ventaja y revelan que la esposa del príncipe Harry era tan cruel con sus empleados, que los sumía en las lágrimas y el estrés permanente.


El diario The Times informó que en octubre de 2018 Jason Knauf, entonces secretario de comunicaciones de Harry y Meghan, presentó una denuncia de acoso laboral.

Tanto él como otros asistentes de la duquesa de Sussex expresaron que para ella nunca nada era suficiente y que les exigía con una actitud tan intimidante que trabajar a su lado era intolerable.

El acoso se dio desde días antes de que ella se casara con Harry, en mayo de 2018, y siguió cuando ella entró a cumplir sus funciones como miembro activo de la familia real.

Los maltratos de Meghan comenzaron desde antes de su boda con Harry, dicen los denunciantes.
Los maltratos de Meghan comenzaron desde antes de su boda con Harry, dicen los denunciantes. - Foto: Getty Images-BBC

El diario inglés dio a conocer comunicaciones entre Knauf y otros miembros del equipo, en las cuales se habla de un ambiente tóxico en el Palacio de Kensington, donde residía la pareja.

Uno de los colaboradores asegura que experimentó “una crueldad emocional y manipulación que yo creo que pueden ser calificados también como bullying”.

Otro, que ya no está al servicio de la casa real, afirma haberse sentido “humillado” y que varios de sus compañeros tenían la misma percepción.

A raíz de ello, un portavoz de la duquesa de Sussex aseguró que ella está “entristecida por este nuevo ataque a su persona, especialmente porque ella misma ha sido acosada y está profundamente involucrada en el apoyo a los que han sufrido sufrimiento y trauma”.

Meghan “está decidida a continuar su labor para defender la compasión en todo el mundo y seguirá esforzándose por predicar con el ejemplo para hacer lo correcto”, añadió.

Los abogados de la pareja dijeron a The Times que el periódico estaba “siendo utilizado por el palacio de Buckingham para vender una historia completamente falsa” antes de la difusión, prevista para este domingo, de una muy esperada entrevista de Harry y Meghan por la estrella de la televisión estadounidense Oprah Winfrey.

Imagen de archivo de Meghan Markle y su esposo el príncipe Enrique.
Nunca nada era suficiente para la duquesa de Sussex y trabajar con ella era intimidante, dicen otros excolaboradores de ella y Harry. - Foto: AFP

Esta entrevista despierta gran expectación en el Reino Unido, donde la prensa y los expertos de la realeza están pendientes de las posibles revelaciones de la pareja, que dejó claro su malestar en el seno de la familia real antes de apartarse de ella el año pasado provocando un estrepitoso escándalo.

Según extractos ya difundidos, el príncipe, de 36 años, nieto de la reina Isabel II, afirma que su “gran preocupación era que la historia se repitiera”, aparentemente refiriéndose a la muerte de su madre, la princesa Diana de Gales, fallecida en 1997 en un accidente de tráfico en París mientras intentaba escapar de los paparazzi.

Harry, sexto en la línea de sucesión al trono, ha denunciado en varias ocasiones la presión mediática sobre su esposa y la ha convertido en el principal motivo de su retiro de la familia real en abril de 2020.

Su decisión de abandonar sus funciones en el seno de la monarquía y trasladarse a Estados Unidos con su esposa, la exactriz estadounidense de televisión de 39 años, sacudieron a la Corona británica.

No es la primera vez que Meghan es señalada de un trato poco amable con el personal de servicio.

Cuando empezaron los rumores de que ella no se llevaba bien con su concuñada, Kate Middleton, esposa del príncipe William, se habló de un enfrentamiento entre las dos parejas, que comenzó cuando la actriz estadounidense trató duramente a un empleado de Kate, quien le reclamó a Markle y le dijo que ella no se dirigía así a ellos, sino que prefería el diálogo.

Ante todas estas acusaciones, los abogados de Meghan dicen que es mentira y ella misma escribió un comunicado en el que señala que ella siempre ha estado en desacuerdo con el matoneo. Así las cosas, es muy difícil que ella haya propiciado uno con los funcionarios del palacio.