ÚLTIMA HORA flecha derecha

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×
;
ariasserna

| 5/29/2020 3:35:00 PM

La naturaleza, protagonista en Serena del Mar

Arquitectura orgánica, paisajismo basado en especies endémicas e innovadores sistemas de climatización son algunas de las propuestas que componen este desarrollo urbanístico en el norte de Cartagena.

La naturaleza, protagonista en Serena del Mar En Altozano Resort Residencial, las construcciones ocuparán solo el 20% del total de su área. El 80% de territorio tendrá caminos ecológicos y áreas comunales con vegetación nativa. Foto: Cortesía Serena del Mar

La planeación, el uso estratégico de materiales y los diseños que permitan aprovechar de la mejor manera los recursos son aspectos clave en las nuevas propuestas urbanísticas.

Serena del Mar, un ambicioso desarrollo urbano ubicado en el norte de Cartagena, es uno de los grandes referentes en construcción sostenible en Colombia. Su propuesta, que busca impactar positivamente en el ámbito ambiental, social y económico, parte de tres premisas: planeada para el futuro, integrada a la naturaleza y generadora de oportunidades para todos. “El planteamiento general de Serena del Mar es innovador. Reúne en un solo lugar todos los elementos que ofrece una ciudad: comercio, oficinas, oferta educativa, hospitales, además de oferta de vivienda dirigida a todos los segmentos de la población.”, explica Fausto Fabara, arquitecto de Arias Serna Saravia, quien está al frente de los proyectos Altozano Resort Residencial, Estuario Condominio Marino y el Club Campestre Serena del Mar

Usos más eficientes

En la búsqueda del aprovechamiento eficiente de los recursos, Serena del Mar le ha apostado a tácticas que involucran la reutilización del agua y de la tierra orgánica excavada durante la construcción de los proyectos para la siembra de flora. Así mismo, de la mano de la compañía Celsia ha optado por el uso de sistemas no tradicionales para la generación de energía y el desarrollo de un Distrito Térmico. Este innovador sistema de climatización funciona unificadamente para las viviendas y los edificios institucionales y permite reducir notablemente el consumo de energía y mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero. 

Por su parte, varias de las construcciones desarrolladas en el proyecto cuentan con propuestas que se alinean perfectamente a la idea de que el entorno tenga un rol preponderante en la arquitectura.

Lea también: Estuario y Altozano, arquitectura para la vida

La armonía entre naturaleza y arquitectura

Un ejemplo de la convivencia entre el ecosistema y la ciudad se vive en los proyectos desarrollados por la compañía Arias Serna Saravia. Su arquitecto Fausto Fabara diseñó dos de los proyectos más impactantes de Serena del Mar —Estuario Condominio Marino y Altozano Resort Residencial— con la premisa de que la naturaleza sea la protagonista.

Para el caso de Altozano, un proyecto de apartamentos, las construcciones ocuparán apenas el 20% del total de su área. Esto, según explica Fabara, deja el 80% de territorio libre para caminos ecológicos y áreas comunales que estarán repletos de vegetación nativa. Una de las estrategias de diseño que se utilizó fue dejar los accesos y parqueaderos vehiculares en semisótanos, lo que liberó aún más espacio para las zonas comunes.

Arquitectónicamente, los edificios de cinco pisos de Altozano Resort Residencial, ubicados en un pequeño cerro que le da su nombre, están pensados para que se mezclen orgánicamente con el entorno. “Son edificios de dos módulos que se adaptan a la variada topografía del terreno”, explica Fabara. 

Además, pensando en la reducción del uso de equipos mecánicos para la climatización, el material y el diseño de los edificios permitirán protegerse del sol, algo esencial en Cartagena. Así profundiza el arquitecto: “Estas construcciones entienden muy bien el clima. Muchas veces se suele pensar que la mejor opción son edificios transparentes, como una caja de vidrio, pero por las condiciones climáticas de la región esto habría dificultado enfriar la edificación. Sería necesario utilizar equipos robustos de aire acondicionado, que representarían consumos energéticos altísimos”.

El condominio marino, un proyecto único en Colombia

Estuario Condominio Marino, un conjunto de 99 lotes para viviendas individuales desarrollado también por Arias Serna Saravia, es un proyecto de vanguardia en el país. Además del tradicional ingreso vehicular, al proyecto se podrá acceder a través de embarcaciones a los inmensos cuerpos de agua que lo rodean, como la ciénaga Juan Polo, que cuenta con salida al mar Caribe. 

Este atributo, por supuesto, supone un reto técnico notable. De acuerdo con lo explicado por Fabara, se usará un proceso similar al usado en el canal de Panamá, lo que permitirá no solo controlar los niveles de los cuerpos de agua, sino que además beneficiará el ecosistema de la fauna marina que habite en estos.

Lea también: Una mirada a Serena del Mar

Por su parte, las casas ocuparán un máximo del 32% de los lotes, lo que enfatiza la idea de la constructora de privilegiar los entornos naturales para mejorar la experiencia de los habitantes. “En términos inmobiliarios, lo que tradicionalmente se hace es construir en un lote al máximo posible con algunos árboles alrededor; nuestra propuesta aquí es lo contrario”, dice Fabara.

Actualmente, el terreno en donde se construirá Estuario Condominio Marino no tiene vegetación, por lo que el reto en cuanto al desarrollo paisajístico es ambicioso: con el uso de especies nativas de la región se espera promover la llegada de diversas especies de aves que encontrarán allí un refugio. 

De la misma manera que en Altozano Resort Residencial, la propuesta para las edificaciones comunales es que sean construcciones pequeñas (en contraposición a la idea de enormes edificios que reúnen facilidades como gimnasios, salas de reuniones o salones para eventos), lo que les permitirá mimetizarse en un entorno en el que la naturaleza será protagonista.

EDICIÓN 0

PORTADA

Especial: El angustiante ascenso al pico del covid en Colombia

El colapso del sistema hospitalario dejaría al país de cara a la fase más dolorosa y difícil de la pandemia: elegir a quién darle la posibilidad de vivir. En esta serie de reportajes interactivos vea la carrera ciudad por ciudad.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1993

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.
paywall