Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 1/25/2018 4:33:00 PM

Crece la tensión entre Estados Unidos y Turquía por Siria

La guerra en Siria adquirió una nueva dimensión con la reciente operación militar de Turquía contra las milicias independentistas kurdas apoyadas por Estados Unidos. Las dos fuerzas militares más grandes de la OTAN se enfrentan.

Crece la tensión entre Estados Unidos y Turquía por Siria Crece la tensión entre Estados Unidos y Turquía por Siria
;
AFP

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, prometió este jueves que la operación de Turquía contra una milicia kurda en el norte de Siria continuará tanto tiempo como sea necesario, después de que una conversación con su par Donald Trump no lograra rebajar las tensiones con Estados Unidos.

Con la operación lanzada el sábado contra las Unidades de Protección Populares (YPG) kurdas Turquía, aliado de Estados Unidos en la OTAN, está atacando a una fuerza respaldada por Washington, lo que provocó temores de una confrontación militar entre las dos potencias.

Después de que los presidentes Donald Trump y Recep Tayyip Erdogan hablaran la noche del miércoles, la Casa Blanca indicó que el mandatario estadounidense exhortó a Turquía a "reducir y limitar las acciones militares" y le pidió evitar "cualquier acción que pudiera provocar un enfrentamiento entre las fuerzas turcas y estadounidenses".

Pero Ankara rechazó este jueves la versión de Washington, asegurando que "el presidente Trump no expresó preocupación acerca de una escalada de la violencia" en Afrin, sino que aludió a "la necesidad de limitar la duración de la operación turca", según fuentes oficiales turcas.

Este cruce de declaraciones ilustra el abismo que separa a los dos países en lo que respecta a las YPG. 

La milicia, vinculada al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), que libra acciones militares contra Turquía desde 1984, está considerada una organización "terrorista" por Ankara.

En su primera visita a las tropas al sur de la región fronteriza turca de Hatay desde el sábado, Erdogan enfatizó este jueves que la operación "Rama de Olivo" "continuará hasta que se logre el resultado".

 Al "este del Éufrates" 

Foto: Anadolu

Erdogan, citado por la presidencia turca, dijo que una vez que la "limpieza de terroristas" termine en Afrin, ela zona se volverá a entregar a sus "principales residentes".

"Turquía no tiene la vista puesta en otro territorio del país", añadió.

"La segunda fase será Manbij", una localidad controlada también por las YPG al este de Afrin en la que hay presencia militar estadounidense, "y después de eso, el este del [río] Éufrates", apuntó no obstante Ilnur Cevik, consejero del presidente Erdogan.

Las autoridades locales de Afrin pidieron este jueves al Gobierno sirio que intervenga para impedir que la aviación turca sobrevuele el cantón.

"El Estado sirio [...] debería hacer frente a esta agresión y declarar que no permitirá a los aviones turcos sobrevolar el espacio aéreo sirio", dijo Othman Al Sheij Isa, copresidente del Consejo Ejecutivo del cantón de Afrin.

Poco antes, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, había afirmado en un comunicado que Turquía tiene derecho a defenderse, pero eso tiene que hacerse "de forma proporcional y mesurada".

Washington cuenta con las YPG para combatir sobre el terreno al grupo Estado Islámico (EI) y no prevé deshacerse de ellas en un momento en que los yihadistas están en declive militar.

Por su parte, Ankara se apoya sobre el terreno para su ofensiva en Afrin en varios grupos rebeldes sirios, la mayoría miembros del movimientos islamistas, que acusan a las milicias kurdas de dividir Siria estableciendo su propia entidad en el norte del país.

La ofensiva suscita preocupación de varios países. Alemania pidió este jueves a la OTAN la apertura de debates sobre la operación.

El vice primer ministro turco, Bekir Bozdag, afirmó que si Estados Unidos quiere "evitar un enfrentamiento con Turquía --lo que ni ellos ni Turquía desean-- el camino a seguir está claro: deben poner fin a su apoyo a los terroristas".

"Restablecer la confianza" 

Un portavoz del Pentágono indicó este jueves que militares norteamericanos y turcos debatían la posibilidad de crear una "zona de seguridad" en la frontera turca, pero que de momento era "solo una idea".

El ministro de Exteriores turco, Mevlüt Cavusoglu, había evocado poco antes esta opción, haciendo referencia a una zona colchón de 30 km de profundidad. Pero dijo que, antes de debatir, era necesario restablecer la confianza" entre Ankara y Washington.

Mientras la ofensiva turca va por su sexto día, en Viena se celebra desde este jueves una nueva ronda de negociaciones sobre Siria.

Desde el sábado, murieron más de 90 combatientes de las YPG y de los grupos rebeldes sirios proturcos, al igual que 30 civiles, la mayoría en bombardeos turcos, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH). Ankara rechaza haber atacado civiles.

El ejército turco lamentó tres muertos entre sus filas.

EDICIÓN 1955

PORTADA

Prueba de fuego

Con la caída de la Ley de Financiamiento, el presidente Iván Duque se juega su capital político por sacar adelante las reformas económicas esenciales para el país. ¿Habrá crisis ministerial?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1955

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.