Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 4/27/2018 8:58:00 AM

La guerra entre las coreas ha terminado: Trump

Luego del encuentro entre el presidente norcoreano, Kim Jong-un, y el de Corea del Sur, Moon Jae-in, el presidente de los Estados Unidos saludó la reunión y dijo que cosas buenas están pasando.

Donald Trump cree que la guerra entre coreas está cerca La guerra entre las coreas ha terminado: Trump

Donald Trump no se quiso quedar por fuera del evento histórico que adelantan los países de las dos coreas Kim Jong-un y Moon Jae-in. Desde su cuenta de twitter el presidente de los Estados Unidos dio un parte positivo sobre esta reunión, y no es para menos. Trump ha sido uno de los protagonistas y autores de que la tensión por el uso de armas nucleares haya escalado, sobre todo desde que ha dicho que su armamento es mucho más poderoso que el de la nación norcoreana. Algo que Kim Jong-un tomó como una seria provocación.

Puede leer: El histórico encuentro entre los dos máximos líderes de las coreas

"Luego de un año furioso con lanzamiento de misiles y pruebas nucleares, una reunión histórica entre Corea del Norte y Corea del Sur se está llevando a cabo. Buenas cosas están pasando, ¡pero sólo el tiempo dirá!", trinó el presidente.

Y no es exagerado. Pues es la primera vez que un líder norcoreano pisa el suelo surcoreano, y también es la primera cumbre entre ambos países en once años. También es la primera vez que se les ve juntos ante los medios de comunicación. Tras un año de intensa tensión por el comienzo de una peligrosa y temida guerra nuclear, Moon ha dicho que buscarán una paz que perdure en el tiempo y Kim Jong-Un aseguró que "Una nueva historia comienza ahora, el punto de partida de la historia y una era de paz".

El simbolismo también ha sido un protagonista clave. El lider norcoreano vistió una chaqueta de color oscuro emulando al presidente chino Mao Tse Tung que contrastaba con el traje de paño fino de su homólogo surcoreano Moon Jae-in que lo acompañó con una corbata azul celeste en la que hacía referencia a la bandera de la Corea Unificada.

En contexto: Las dos Coreas se encuentran cara a cara

Pero no paró ahí, desde que se vieron cara a cara ambos líderes han mantenido sus manos estrechadas durante varios minutos, e incluso, en el primer contacto en la línea divisoria de ambas naciones Kim Jong-un invitó a cruzar a Moon durante unos segundos a Corea del Norte. 

Corea del Sur, reconoce los pasos que ha dado el país del norte. Desde el viernes pasado se establecieron comunicaciones directas y el sábado siguiente se suspendieron los ensayos de armas nucleares y misiles balísticos. Además, Pyongyang se comprometidó a suspender cualquier actividad en Punggye-ri, lugar para pruebas nucleares, al norte del país.

Trump se ha contagiado de ese simbolismo, hasta ha anunciado que la guerra de ambas coreas puede estar cerca de su final.

El presidente de Estados Unidos planea reunirse con Kim Jong-un en mayo o junio, otra reunión que sin duda será un hecho histórico y que promete ser un alivio para el mundo entero ante la crisis latente que vive el planeta por entrar en una guerra que, de seguro, acabaría con buena parte del planeta.

El líder Kim ha leído la declaración de la reunión y se ha comprometido a cumplir lo pactado en el documento. Aunque es confidencial y se cree que es poco preciso, este es solo un avance discreto para llegar a acuerdos concretos. El momento para ver medidas seguras será cuando Kim Jong-un y Donald Trump se vean las caras para hablar del programa nuclear de Corea del Norte, las sanciones de carácter internacional y promover un tratado de paz que acabe con el armisticio.

Le puede interesar: 5 cosas para estar atentos en la histórica cumbre entre Corea del Norte y Corea del Sur

A pesar de que Trump ha sido imprudente y afanado al dar estas declaraciones, se respira alivio. Según el documento de Panmunjom las naciones quieren "establecer un sistema de paz permanente y estable en la península coreana”, algo que no puede ser solo un acuerdo entre las coreas. Pues en el conflicto han intervenido también China, el amparador del gobierno norcoreano, y los Estados Unidos.

Por su parte, Moon planea visitar Corea del Norte en otoño y pretende reunirse con Trump antes de que lo haga con Kim Jong-un.

Este encuentro también le ha dado lugar a algo de humor, pues Kim Jong-un le dijo al presidente Moon que sabía que por sus ensayos nucleares lo había despertado en la madrugada en más de una ocasión para convocar un consejo de seguridad, por lo que Kim dijo que esperaba respetarle más el sueño. El presidente de Corea del Sur le contestó que espera pronto "dormir en paz".

EDICIÓN 1962

PORTADA

Duque en su laberinto

La situación para el presidente no es fácil. Puede que después de las protestas de este año consiga la paz política con los partidos. Pero llegar a la paz social con los del paro resultará mucho más difícil.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1962

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.