mundo

EE. UU. acusó a Corea del Norte de probar un nuevo misil balístico intercontinental

El Gobierno estadounidense considera el hecho una “escalada grave” y traerá más sanciones.


Los lanzamientos efectuados por Corea del Norte el 26 de febrero y el 4 de marzo tenían como objetivo probar “elementos de un nuevo sistema” de misiles balísticos intercontinentales, dijo este jueves 10 de marzo un alto funcionario de la Casa Blanca, que los calificó de “grave escalada”.

“Estos lanzamientos buscan ciertamente probar los elementos de ese nuevo sistema antes de que Corea del Norte proceda a un lanzamiento de largo alcance, que podría intentar hacer pasar por un lanzamiento espacial”, agregó.

Pyongyang aseguró que los lanzamientos de finales de febrero y principios de marzo eran pruebas de desarrollo de satélites.

En respuesta, Estados Unidos anunciará el viernes medidas para “impedir que Corea del Norte acceda a productos y tecnologías extranjeras para desarrollar sus programas de armas prohibidos” y “otras acciones seguirán en los próximos días”, dijo la fuente que pidió el anonimato.

“Estados Unidos decidió hacer pública esta información y compartirla con nuestros aliados y socios porque priorizamos la reducción de riesgos estratégicos y porque creemos firmemente que la comunidad internacional debe hablar de una sola voz para oponerse al desarrollo futuro de tales armas por parte de Corea del Norte”.

Seguimos buscando el diálogo diplomático y estamos dispuestos a un encuentro sin condiciones” con los norcoreanos, agregó.

Washington y sus aliados fracasaron al intentar hacer adoptar esta semana en el Consejo de Seguridad de la ONU un texto contra Corea del Norte, ante el rechazo de Rusia y China.

Pese a las fuertes sanciones internacionales que recibe por sus ensayos nucleares y de misiles balísticos intercontinentales, Pyongyang ha rechazado hasta ahora todas las ofertas de diálogo desde que fracasaran en 2019 las negociaciones entre el dirigente Kim Jong-un y el entonces presidente estadounidense, Donald Trump.

Corea del Norte intensificó la modernización de su Ejército y advirtió en enero que podría levantar la moratoria que se impuso sobre ensayos de misiles de largo alcance y armas nucleares.

El anuncio de Estados Unidos ocurre después de la victoria en la elección presidencial de Corea del Sur de Yoon Suk-yeol, quien quiere mostrar firmeza ante Corea del Norte.

El nuevo presidente surcoreano, al que Joe Biden llamó el jueves para felicitarlo, prometió “enseñarle algunos modales” a Kim Jong-un.

¿Por qué Corea del Norte culpa a Estados Unidos de la invasión?

El Ministerio de Exteriores de Corea del Norte achacó la invasión rusa a Ucrania a la “arbitrariedad” política de Estados Unidos y a su política “hegemónica”, según un comunicado remitido este sábado, en lo que se trata de la primera respuesta oficial del Gobierno norcoreano al conflicto.

“La causa fundamental de la crisis de Ucrania radica en la obstinación y arbitrariedad de Estados Unidos que, aferrado a sanciones y presiones unilaterales, solo persigue dos objetivos: hegemonía mundial y superioridad militar”, explica el ministerio.

A raíz de esta política, “Estados Unidos ha ignorado las demandas legítimas de Rusia de respeto por su seguridad”, ante la expansión de la Otan en Europa del Este, según el comunicado firmado por el investigador político norcoreano, Ri Ji Song, y recogido por la agencia oficial de noticias de Corea del Sur, Yonhap.

Así pues, “Estados Unidos embellece su propia injerencia en los asuntos internos de otros como ‘justa’ para la paz y la estabilidad del mundo, pero denuncia sin motivo alguno las medidas de autodefensa adoptadas por otros países para garantizar su propia seguridad nacional como ‘injusticia’ y ‘provocación’”, escribió el experto, solo para concluir que “los días en que Estados Unidos reinaba han terminado”.

Ya a mediados de mes, antes de la invasión, Corea del Norte defendió los intereses de Rusia en la crisis sobre Ucrania acusando a Estados Unidos y a la Otan –a la que describió como un producto de la Guerra Fría– de suponer una amenaza a la seguridad de Moscú.

“Es un hecho bien conocido que la amenaza militar a Moscú por parte de Estados Unidos está aumentando gradualmente debido al despliegue de sistemas de defensa antimisiles en Europa del Este, el fortalecimiento de la presencia militar de la Otan en las regiones fronterizas con Rusia y la expansión en curso de la Otan hacia el este tras el colapso de la Unión Soviética”, denunció Exteriores en otro comunicado.