Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 11/10/2019 5:55:00 PM

"Condenamos categóricamente el golpe de Estado consumado contra el hermano Evo Morales": Maduro

El presidente de Venezuela definió como un "golpe de Estado" la salida de Evo Morales, quien renunció este domingo luego de tres semanas de protestas contra su cuarta reelección. Aquí, esta y muchas otras reacciones a la renuncia del presidente boliviano.

Reacción de Maduro y otros gobiernos frente a la renuncia de Evo Morales "Condenamos categóricamente el golpe de Estado consumado contra el hermano Evo Morales": Maduro Foto: Archivo Particular

Este domingo el presidente de Boliva, Evo Morales, renunció tras semanas de protestas en su contra por una cuestionada reelección el pasado 20 de octubre. Ante este hecho, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, condenó lo que denunció como un "golpe de Estado" en Bolivia: "Condenamos categóricamente el golpe de Estado consumado contra el hermano presidente Evo Morales. Los movimientos sociales y políticos del mundo nos declaramos en movilización para exigir la preservación de la vida de los pueblos originarios bolivianos víctimas del racismo", escribió Maduro en Twitter.

Para este domingo Morales ya no contaba con la fidelidad de la Policía de su país. Cuando estaban a punto de cumplirse tres semanas de protestas y violencia en las calles, agentes de diversas unidades policiales comenzaron a declararse en rebeldía y se unieron a las protestas contra el gobierno. Varios agentes dijeron estar en condiciones precarias, mientras que las unidades militares gozaban de privilegios. Otros aseguraban que no estaban dispuestos a continuar con la represión contra la población movilizada en las calles.

Evo Morales se mantenía firme, pero tomó la decisión de dar un paso al costado luego de que el general de las Fuerzas Armadas se lo recomendara. "Sugerimos al presidente del Estado que renuncie a su mandato presidencial, permitiendo la pacificación y el mantenimiento de la estabilidad por el bien de nuestra Bolivia", le dijo el general Williams Kaliman.

Él mismo denunció a través de sus redes sociales: "Denuncio ante el mundo y pueblo boliviano que un oficial de la policía anunció públicamente que tiene instrucción de ejecutar una orden de aprehensión ilegal en contra de mi persona; asimismo, grupos violentos asaltaron mi domicilio. Los golpistas destruyen el Estado de Derecho".

En vista que los militares tuvieron mucho que ver en la decisión de Morales, Cuba también condenó la salida de Morales. "La derecha con violento y cobarde golpe de Estado atenta contra la democracia en Bolivia. Nuestra enérgica condena al golpe de Estado y nuestra solidaridad con el hermano presidente Evo", tuiteó el mandatario cubano Miguel Díaz-Canel. 

Así mismo el canciller cubano, Bruno Rodríguez, envió un mensaje de de ánimo a Morales: "Nuestra solidaridad con el hermano presidente Evo, protagonista y símbolo de la reivindicación de los pueblos originarios de Nuestra América".

Por otra parte el líder de la oposición de Bolivia, Carlos Mesa, dijo que los bolivianos han "dado una lección al mundo" al protagonizar tres semanas de protestas en las calles que condujeron a la renuncia de de Evo Morales:  "Hemos dado una lección al mundo. Mañana Bolivia será un país nuevo", declaró Mesa a la prensa en la Plaza Murillo, frente a la antigua casa de gobierno, mientras miles de bolivianos festejaban en las calles de La Paz la dimisión de Morales.

México fue un poco más allá. Ofreció este domingo asilo político a Evo Morales después de que la embajada mexicana en La Paz acogiera a funcionarios y legisladores bolivianos: "México, de conformidad a su tradición de asilo y no intervención, ha recibido a 20 personalidades del Ejecutivo y legislativo de Bolivia en la residencia oficial en La Paz, de así decidirlo ofreceríamos asilo también a Evo Morales", escribió Marcelo Ebrard en su cuenta de Twitter.

El presidente, Andrés Manuel López Obrador, alabó a Morales en Twitter por haber renunciado para apaciguar la agitada situación en Bolivia, sacudida por manifestaciones opositoras, un motín de policías y el llamado de militares para que renunciara. "Reconocemos la actitud responsable del presidente de Bolivia, Evo Morales, quien prefirió renunciar a exponer a su pueblo a la violencia", escribió López Obrador.

Desde Perú el canciller Torre Tagle señaló que su país hace votos para que el proceso de transición se realice en el marco de las leyes bolivianas y expresó sus mejores deseos para el pronto restablecimiento del orden en el país del Altiplano. Colombia expresó su disposición para trabajar en el marco de la Organización de Estados Americanos y con el sistema diplomático del continente. Esto para que los ciudadanos de Bolivia puedan acudir y expresarse libremente en las urnas con las garantías necesarias. 

El expresidente Pepe Mujica publicó un mensaje en el que invitaba a los bolivianos a mantener la paz."Cualquiera sea la visión que tengan, no acudan al uso de la violencia (...) lo mejor es esperar la decisión de la OEA. Es mucho lo que está en juego, pero nada vale tanto como la paz. Por lo mismo les pediríamos a nombre de los pueblos latinoamericanos que encontremos una salida que no le cueste dolor a la masa del pueblo. Espero bolivianos que en esta ola de incertidumbre puedan recordar estas palabras". 

Colombia, a través del Ministerio de Relaciones, Exteriores hizo un llamado este domingo para garantizar un proceso de transición pacífico en Bolivia. Publicaron un documento en el que solicita reunión urgente del Consejo Permanente de la OEA y en el que "Colombia expresa su plena disposición a trabajar en el marco de la Organización de los Estados Americanos, con arreglo a las instancias y procedimientos establecidos dentro del sistema hemisférico, para asegurar que los ciudadanos bolivianos se puedan expresar libremente en las urnas".

Por su parte el senador del Polo Iván Cepeda dijo: "El presidente Evo Morales escogió evitar para su pueblo un baño de sangre, no apelar al uso de la fuerza y preservar la paz. Debemos exigir que sus opositores hagan lo mismo: desistan de la violencia, respeten la vida y las vías democráticas".

La exsenadora Piedad Córdoba también denunció que lo sucedido en Bolivia era un golpe de estado: "a minutos de la renuncia de Evo Morales entraron golpistas de derecha al Palacio de Gobierno quitaron la wiphala (bandera plurinacional) y le pusieron encima la Biblia a la bandera de Bolivia. Añoraban el estado confesional y el colonialismo. ¿Que sigue, perseguir homosexuales?"

Córdoba, además habló de algunas cifras durante el gobierno de Morales que para ella demuestran que no se quería quedar en el poder por otras razones que seguir mejorando la vida de los bolivianos. Según la senadora, el PIB había pasado de 9.000 millones a 40.000, la pobreza se habría reducido del 38 al 15 por ciento, el desempleo se habría reducido a la mitad y el salario mínimo había tenido un aumento de 60 dólares a 310. 

El presidente boliviano arremetió contra el informe de la OEA que calificó su cuarta reelección como "irregular". "La comisión de la auditoria de la OEA ha tomado una decisión política al exigir nuevos comicios en Bolivia", declaró Morales luego de casi 14 años en el poder. "Algunos técnicos de la OEA están al servicio de (...) grupos de poder (...) No tengo por qué escapar, no he robado nada", agregó.

"Estamos dejando a Bolivia con muchas conquistas sociales", dijo Morales, "Lamento mucho este golpe cívico. Quiero decirles hermanos y hermanos la lucha no termina acá. Vamos a continuar con esta lucha por la igualdad por la paz", concluyó.

En sus casi 14 años en el poder demostraba astucia política, empatía con los pobres y buen manejo de la bonanza económica derivada de la exportación de materias primas a China. Pero su polémica reelección en la primera vuelta del 20 de octubre, calificada de fraudulenta por la oposición, hizo que miles de bolivianos salieran a las calles a exigir su renuncia. Y así tuvo que hacerlo. 

EDICIÓN 1962

PORTADA

Duque en su laberinto

La situación para el presidente no es fácil. Puede que después de las protestas de este año consiga la paz política con los partidos. Pero llegar a la paz social con los del paro resultará mucho más difícil.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1962

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.