Tendencias

Home

Mundo

Artículo

A la redonda y desde varios kilómetros podía verse una espesa columna de humo debido al incendio en el mayor mercado del mundo de productos frescos, situado cerca de París
A la redonda y desde varios kilómetros podía verse una espesa columna de humo debido al incendio en el mayor mercado del mundo de productos frescos, situado cerca de París. - Foto: AFP / Christophe Archambault

mundo

Video | Se incendia el mercado de productos agrícolas más grande del mundo, ubicado en Francia

Un centenar de bomberos y treinta máquinas para apagarlo fueron movilizados a la zona.

Un espectacular incendio se produjo este domingo 25 de septiembre en un almacén de Rungis, el mayor mercado del mundo de productos frescos, situado cerca de París, indicaron los bomberos, que precisaron que había sido controlado y que no dejó víctimas.

Un centenar de bomberos y treinta máquinas tuvieron que ser movilizados a la zona, informó un portavoz del cuerpo, que preciso a medio día que el fuego había sido controlado y que no había riesgo de que se expandiera. “No hay víctimas y tampoco hay riesgo de propagación”, señaló el portavoz de los bomberos.

Las autoridades locales indicaron que el fuego comenzó por razones desconocidas en un almacén de frutas y verduras. A la redonda y desde varios kilómetros podía verse una espesa columna de humo. El presidente del mercado de Rungis, Stéphane Layani, expresó su “solidaridad” con la empresa afectada e indicó que el establecimiento reanudaría su actividad el lunes 26 de septiembre.

Rungis, 7 km al sur de París, es considerado el mayor mercado mayorista de productos frescos del mundo y cuenta con una extensión de 234 hectáreas.

El mundo está cerca de sufrir una crisis alimentaria

Hechos como el incendio mencionado, agregando la pandemia, las tensiones en la cadena de suministro, los fenómenos climáticos y las disrupciones convergentes, tienen disparados los precios de los alimentos alrededor del mundo. Además, la invasión rusa de Ucrania, una de las seis regiones granero del mundo, podría llevar el sistema alimentario a una crisis global.

El acceso a los alimentos para los millones de ucranianos que están en medio de la invasión rusa es una preocupación latente y de primera necesidad; sin embargo, esta invasión representa un riesgo para el suministro mundial de alimentos, señala un estudio de McKinsey & Company.

La región de Rusia y Ucrania es responsable por, aproximadamente, el 30 % de las exportaciones mundiales de trigo y el 65 % de las de girasol. “Esto refleja que los mercados son cada vez más estrechos y están interconectados, por lo que una pequeña disrupción en el suministro impacta el precio y el abastecimiento de alimentos. Estas implicaciones ya son visibles”, agrega McKinsey.

Ante este panorama, la pregunta es si existe o no la posibilidad de una emergencia alimentaria global. La respuesta, según McKinsey, es que este problema ya había empezado mucho antes de que estallara el conflicto entre Ucrania y Rusia.

¿Por qué? Por el aumento de la demanda general, productos básicos destinados a la producción de proteínas, el desperdicio de alimentos y efectos en las cosechas por fenómenos climáticos, entre otros, sirvieron para impulsar esta situación que luego aceleró la guerra.

Ante esto, los expertos de McKinsey afirman que sus investigaciones han demostrado que esas disrupciones se multiplicarán por cuatro hasta 2050.

Por esta razón, la posibilidad de una emergencia alimentaria global existe y tendrá que evaluarse en los próximos meses. Según Denis, “lo que realmente importa es cuáles de estos hitos en los diferentes graneros del mundo -desde la preparación de los campos hasta la siembra y la cosecha- se alcanzarán y cuáles no”.