Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/15/2018 5:06:00 PM

La red sexual israelí quedó desarticulada

Esta es la escalofriante historia de cómo 14 israelíes crearon una red de prostitución en cinco ciudades del país.

14 israelíes crearon una red de prostitución en Colombia El alcalde de Medellín; Federico Gutiérrez, el director de la Dijín, general Jorge Vargas, y el fiscal general, Néstor Humberto Martínez, anunciaron los arrestos y decomisaron bienes por más de 170.000 millones de pesos.

El lunes pasado terminó uno de los más aberrantes capítulos en la historia del crimen en el país. Ese día, la Dijín-Interpol y la Fiscalía anunciaron el resultado de la última operación contra una red conformada por ciudadanos de Israel que durante años crearon una red para explotar sexualmente niñas y mujeres en varias ciudades del país.

Las autoridades no podían haberle puesto un nombre más adecuado: Sodoma, la ciudad que en el Antiguo Testamento simboliza la perversión. Para esto libraron 14 órdenes de captura contra ciudadanos de Israel y dos colombianos, entre ellos un policía. Bajo la fachada de hoteles y promoción de planes turísticos, los israelíes montaron en pocos años un negocio tan perverso como lucrativo. Básicamente consistía en ofrecer paquetes turísticos a ciudadanos de ese país, la mayoría jóvenes que acababan de terminar de prestar su servicio militar, en los que ofrecían fiestas desaforadas, droga y sexo, incluido con menores de edad.

Puede leer: Red de trata de personas engañó a 100 niñas del mismo barrio

 Durante varios años actuaron con total impunidad. Mediante engaños, buscaban niñas y adolescentes a quienes llevaban a hoteles en donde a cambio de sumas insignificantes debían acceder a todo tipo de abusos sexuales. Los excesos de los israelíes comenzaron a quedar en evidencia a mediados del año pasado cuando la comunidad de Taganga, cerca de Santa Marta, empezó a denunciarlos. Cansados de verlos pasearse con armas e imponer su ley, dieron a las autoridades la primera pista. Se trataba de un hotel en ese lugar llamado Benjamín, propiedad de Assi Ben Mush.

La Dijín y la Fiscalía descubrieron en sus pesquisas que en ese sitio hacían su primera parada quienes venían al país en planes de turismo sexual. Las autoridades migratorias optaron por expulsar a Ben Mush de territorio colombiano en diciembre del año pasado y prohibir su entrada. Las investigaciones comenzaron en esa línea y por ese camino hicieron hallazgos aún peores.

Vea también: La historia detrás del demonio de Taganga

 Descubrieron que en Cartagena otros israelíes tenían varios hoteles dedicados al mismo negocio ilegal. Con agentes encubiertos, la Dijín comenzó una nueva investigación junto con la Fiscalía y la agencia estadounidense ICE. Tras varios meses arrestaron a Liliana Campos, alias la Madame, señalada de manejar una gigantesca red de proxenetismo en la ciudad amurallada. En esa operación capturaron a varias personas y emitieron circulares de Interpol para detener a ciudadanos extranjeros señalados de participar en esas atrocidades.

Cansados de verlos pasearse con armas e imponer su ley, dieron a las autoridades la primera pista. Se trataba de un hotel en ese lugar llamado Benjamín, propiedad de Assi Ben Mush.

Para ese momento las labores de los agentes infiltrados se habían extendido a Medellín, Santa Marta y Bogotá. Allí descubrieron que el grupo de 14 israelíes se había extendido hasta controlar prácticamente todo el mercado de turismo sexual en esas ciudades. “El señor presidente y la dirección de la Policía han dado instrucciones de combatir el proxenetismo en todo el país, con la ayuda internacional”, dijo a SEMANA el director de la Dijín-Interpol, general Jorge Vargas.

Le recomendamos: Las encerraban con candado: venezolanas obligadas a prostituirse en el centro de Bogotá

En efecto. Después de varios meses de seguimientos e interceptaciones, la Fiscalía y la Dijín lograron recaudar el material suficiente para realizar los arrestos de la semana pasada. Acusaron formalmente a los implicados de concierto para delinquir, proxenetismo en menor de edad, lavado de activos, enriquecimiento ilícito, entre otros delitos.

La investigación logró demostrar que tan solo uno de estos hombres, Assi Ben Mush,  pasó de tener ingresos por 379 millones de pesos en 2011 a 3.400 millones de pesos en 2017, producto de esta actividad criminal. Por ello, simultáneamente con las detenciones las autoridades también realizaron otro proceso para extinguir el dominio a todas las propiedades que la red adquirió con sus ganancias ilegales. Se trata de 14 propiedades, la mayoría hoteles, valoradas en más de 170.000 millones de pesos que pasaron a manos del Estado. Varios de ellos serán demolidos, con lo que terminará la historia de una de las más complejas redes de explotación sexual descubiertas hasta ahora. 

EDICIÓN 1941

PORTADA

Traición en el búnker de la Fiscalía

SEMANA revela el escándalo de espionaje en la Fiscalía General de la Nación. Atentados, amenazas y seguimientos hacen parte de este entramado de corrupción que la propia entidad trata de desterrar.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1941

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.