santander

Ascienden a siete los mineros muertos tras una explosión en mina de Santander

Un total de seis días completan las labores de rescate.


Para la mañana de este sábado 4 de junio se ha confirmado que al menos siete personas murieron y ocho más siguen desaparecidas, después de que el pasado lunes se produjera una explosión en una mina de carbón en el municipio de El Zulia, en el departamento Norte de Santander.

Por otra parte, los trabajos para dar con las otras personas desaparecidas se han dificultado por el mal clima que se presenta en el sector, así como la acumulación de gases que ha dejado la explosión, lo cual representa un riesgo para las labores de rescate.

Por su parte, desde la Agencia Nacional de Minería (ANM) informaron que se han estabilizado las concentraciones de gas metano en el interior de la mina. Sin embargo, hasta que no se tenga activo y habilitado el sistema de bombeo, no entrarán los socorristas para realizar labores de búsqueda.

Para las labores de rescate se han establecido tres turnos de ocho horas cada uno, en los que participan más de 70 mineros y doce expertos del grupo de salvamento minero.

El rescate de Víctor

Víctor fue el primero en ser encontrado, el hecho se registró hacia las 4:00 a. m. del jueves 2 de junio, luego de que los socorristas recorrieran casi 200 metros de profundidad. Debido a las delicadas condiciones en las que quedó la mina, la extracción de cadáver tardó cerca de tres horas.

En horas de la tarde, sobre las 3:00 p. m., fue encontrado Alonso. El cuerpo fue ubicado 40 metros más abajo de donde fue hallado Víctor. El rescate duró más de dos horas, por lo cual la víctima solo pudo ser identificada hasta que la sacaron del socavón.

Cuando ya comenzaba a caer la noche y mientras los forenses realizaban los actos de criminalística, fue hallado Alexander; el minero estaba en las mismas condiciones que los anteriores, pero a casi 300 metros de profundidad.

La emergencia que se habría presentado por la acumulación de metano y polvo de carbón, según detalló la Agencia Nacional de Minería (ANM), ocurrió sobre el medio día del lunes 30 de mayo. Aquel día dentro de la mina se encontraban 14 personas y una más en la parte de la entrada.

Precisamente esta última persona, quien fue identificada como Fabio Cáceres García, de 37 años, por su ubicación fue el primero en ser recibir atención tras la tragedia. El hombre se encontraba en la parte superior de la mina, exactamente en la entrada del túnel. Fue expulsado varios metros por causa de la onda expansiva y la llamarada que se produjo, resultando con varias quemaduras en su cuerpo y quedando gravemente herido.

Fabio fue auxiliado y llevado hacia el Hospital Universitario Erasmo Meoz, ubicado en la ciudad de Cúcuta, donde los médicos diagnosticaron que tenía quemaduras en 85 % (tercer grado) y por ello requería de manera urgente el traslado hacia la ciudad de Bogotá. Sin embargo, Fabio no resistió las heridas y falleció el pasado miércoles 1 de junio antes de ser remitido.

De este minero se conoció que llevaba aproximadamente dos años trabajando en dicha mina ubicada a una hora de Cúcuta. Sus funciones eran tirar el carro con el que los demás trabajadores, que permanecen atrapados, sacaban el carbón del socavón.

Por su parte, Catalina Gheorghe, quien lidera el operativo de búsqueda de la ANM, mencionó: “Estamos trabajando para mejorar la ventilación bajo tierra y reducir concentraciones de dióxido de carbono. Los trabajos de rescate son muy difíciles y seguramente nos va a tomar varios días más llegar hasta donde se cree que están los mineros”.

Alrededor de 50 personas son los encargados de ingresar a la mina para remover los escombros y llegar hasta donde están los mineros, pero en cada metro los trabajos no son nada favorables, por lo que deben avanzar lentamente, evitando que se presente otra explosión.