ÚLTIMA HORA flecha derecha

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 5/23/2020 12:59:00 AM

"Teníamos días de 40 millones, ya hay días sin ventas": restaurante en Rionegro

Cientos de restaurantes se mantienen por las millonarias ventas que cada fin de semana hacen a los medellinenses, cuyo plan favorito es viajar a una hora de distancia de la capital antioqueña y pasar tardes en familia.

En el oriente de Antioquia, los restaurantes también están en crisis Gloria Lucía Jaramillo, administradora del restaurante Brasas Steak House, ubicado a una hora de Medellín, asegura que si las restricciones continúan tendrán que cerrar. Foto: Cortesía

El oriente de Antioquia es una subregión cercana a Medellín que los fines de semana rebosa de visitas, miles de paisas llegan a municipios como Rionegro —y su corregimiento Llanogrande—, La Ceja, El Retiro y El Carmen de Viboral para pasar largas tardes de almuerzos, helados y parques familiares, sin embargo toda esa rutina que mantenía el vigor económico de una parte del departamento ha sido trastocada por el coronavirus; los comerciantes piden apoyo al Gobierno Nacional para no tener más pérdidas, sin embargo aún no reciben noticias. Gloria Lucía Jaramillo, administradora del restaurante Brasas Steak House, habló con SEMANA sobre la dura situación y las estrategias que tienen para reinventarse.

SEMANA: Brasas es un restaurante de más de quince años, ¿cómo han enfrentado esta crisis?

Gloria Lucía Jaramillo: “Ha sido difícil. Nosotros existimos hace 16 años, primero nos llamos Brasas Parrilla Bar y luego nos cambiamos por Brasas Steak House. Esta es una empresa familiar, y varios hermanos trabajan aquí, como la chef. Hemos estado en varios lugares, como en el Alto de Las Palmas, y hace seis años estamos en Llanogrande. Desde que llegamos al lugar nos ha ido muy bien porque tenemos un espacio muy grande, tenemos un rancho tipo estadounidense de madera con capacidad para 200 personas, tenemos una terraza con techo con capacidad para 100 personas y hace dos años creamos una zona pet donde pueden estar unas 120 personas, así que es un área generosa, pero ahora mismo no nos sirve de mucho porque la gente no puede venir.  

SEMANA: ¿Cómo han enfrentado la crisis?

G.L.J.: “Ha sido muy difícil porque nosotros teníamos unos clientes muy fijos y son clientes que quieren comer en un restaurante, que la carne se les sirva de cierta manera. Para nosotros los fines de semana eran de muchas ventas, la gente hacía fila para poder entrar y por eso es muy triste ahora tener que cerrar, limitarnos a unos domicilios, eso no es fácil. Además, una carne asada a la parrilla en la mesa es muy bueno, pero llevarle en un plato de icopor o de plástico no es lo mismo”.

SEMANA: ¿Cómo han hecho los domicilios?

G.L.J.: “Desde el ocho de abril empezamos a hacer una campaña por medio de las redes sociales desde el 8 de abril empezamos con todos nuestros domicilios. Ha sido muy duro porque a veces vendemos y a veces no. El gran problemas es que muchos de nuestros clientes eran de Medellín, personar que venían al oriente con sus familias y ahora no pueden y tampoco van a pedir un domicilio sabiendo que están a una hora y todo les va a llegar distinto a como se les servía acá”.

SEMANA: ¿Cuánto se han bajado las ventas?

G.L.J.: “Se han bajado muchísimo, nosotros hemos tenido ventas en un día por 40 millones de pesos y ahora un fin de semana como el de la madre no pasamos de los 3 millones, es una pérdida muy grande y más si tenemos en cuenta que las facturas sigue llegando y que tenemos una nómina de 44 personas”.  

SEMANA: ¿Han terminado contratos?

G.L.J.: “No, y hasta el momento estamos aguantando. Pero va a ser muy difícil mantener contratos, esperamos que el Gobierno Nacional dé las últimas indicaciones, que la ARL nos haga la visita, que nos revisen el protocolo de bioseguridad y vean que tenemos todo un protocolo de desinfección en el recibimiento de las personas y también en la producción de los platos; tenemos la esperanza de que pronto podamos abrir, pues tenemos muy buen espacio para tener distanciamiento. Por ahora, rotamos al personal y algunos de los meseros están haciendo domicilios”.

SEMANA: ¿Cuánto tiempo cree que van a aguantar?

G.L.J.: “No sabemos, pero si no nos permiten trabajar, va a ser muy difícil. Estamos reinventándonos con estos domicilios y sacamos un producto que son los fiambres, tenemos muchos proyectos, pero si esto se mantiene tendremos que cerrar”.

Recomendados:

EDICIÓN 0

PORTADA

Convivir con el virus: lo que les espera a los colombianos

La única manera de lidiar con la covid-19 será la disciplina social y echar mano de mecanismos de autoprotección. Así serán los encuentros familiares, el trabajo, la ida al cine y las demás actividades de la cotidianidad.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1992

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.
paywall