nación

Ojo: motociclistas anuncian protestas en Bogotá para el próximo 7 de julio; esta es la razón

Las manifestaciones podrían comenzar desde este lunes 4 de julio.


La Alcaldía de Bogotá expidió el Decreto 270 de 2022, por medio del cual extiende la restricción del parrillero hombre en la ciudad hasta el próximo 31 de diciembre.

La norma contempla la restricción del acompañante hombre en moto de jueves a sábado, entre las 7:00 p.m. y las 4:00 a.m., además de la obligatoriedad de la placa visible en el casco y, opcionalmente, en su indumentaria.

La decisión se tomó luego de una reunión que tuvieron el subsecretario de Seguridad y de Gobierno, miembros de la Policía, el director de convivencia y líderes moteros.

La noticia no cayó muy bien en el gremio de motociclistas de Bogotá. De hecho, el jueves 30 de junio, el mismo día que se anunció la extensión de la medida, un grupo de moteros bloqueó la Avenida Boyacá con Calle 23 y 72 que generó problemas de movilidad en esta importante vía.

Ahora, líderes del gremio anunciaron una nueva manifestación el próximo jueves 7 de julio para demostrar su inconformidad con lo que consideran una medida “injusta”. Además, es posible que se presenten algunas protestas el lunes 4 de julio de parte de algunos grupos de motociclistas.

A pesar de la inconformidad del gremio, en la reunión, la Administración Distrital insistió en la disminución de los delitos, especialmente en las cifras de los hurtos, pero para los líderes moteros la medida es ineficiente y, para ellos, las cifras no reflejan la realidad porque desde que inició la aplicación del decreto hubo varios puentes festivos seguidos.

Aun así, el presidente del Concejo de Bogotá, Samir Abisambra, aplaudió la extensión de la medida: “Me parece acertada la medida, primero la medida que están implementando solo impacta de mil viajes, 3, o sea 0,3 %, algo mínimo; pero todo el conjunto puede que esté funcionando en Bogotá, me parece conveniente que prorroguen la medida y sigamos teniendo mejores resultados en la ciudad”, dijo el concejal.

Por su parte, la decisión de la Alcaldía de incrementar la restricción se da a pesar de la advertencia que lanzó la veeduría de que la medida era ineficiente, ya que, a pesar de que hubo una disminución general de los delitos entre esos meses, la participación de los móviles agresores (a pie, motocicleta, bus, bicicleta, vehículo, taxi) en la comisión de los delitos sigue estando acorde con la tendencia previa a la medida.

Es decir, para la entidad no hay variaciones significativas de disminución del porcentaje de delitos cometidos en motocicleta.

El principal móvil agresor utilizado para cometer estos delitos es “a pie” con 82,3 % de participación, siguiendo una tendencia que se ha mantenido estable durante los últimos cuatro años. La “motocicleta” con una participación de 7,6 % representa el segundo móvil agresor más empleado y, aunque desde 2021 se presenta una tendencia a la baja en dicha participación, su comportamiento es lineal y constante.

Así, el delito de alto impacto que más se comete por agresores en motocicleta es el hurto a personas, seguido de hurto a motocicleta y de hurto a comercio.

El análisis de la veeduría reconoce que si bien se presentó una disminución del 10 % los delitos de alto impacto cometidos en motocicleta en los primeros cinco meses de 2022, con relación al mismo periodo del año anterior, en mayo de este año ―mes donde ya se había implementado el decreto―, el número de estos delitos fue superior en 9,5 % a los registrados en mes de abril del mismo año, mes con 12 días de restricción.

De igual manera, el organismo evidenció que más de la mitad de los delitos de alto impacto con móvil agresor “motocicleta” son cometidos por el conductor y no por el acompañante o parrillero.