Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/4/2019 12:32:00 PM

En Video: Hombre se hace pasar por rappitendero para atracar a una mujer, Rappi se pronuncia

Un video que está circulando por las redes sociales deja en evidencia el momento exacto en que una persona, con el morral de Rappi a sus espaldas, agrede a una mujer para robarle en la calle. SEMANA habló con Rappi sobre las medidas que está tomando la empresa de domicilios para prevenir este tipo de situaciones.

Un hombre se hace pasar por rappitendero para atracar a una señora Cada vez son más las denuncias que se reciben por esta modalidad de atraco, donde las personas se hacen pasar por rappitenderos para robarle a las personas Foto: Fotomontaje Semana

El video data del mes de febrero de este año, sin embargo, Vicky Dávila lo retuiteó en su cuenta de Twitter con la pregunta “¿Ud ha sido atacado o robado por alguien vestido con prendas de RAPPI?”, y eso volvió a encender el debate que sigue vigente.

En el video se ve a una mujer que camina por la calle y de un momento a otro es abordada por un parrillero de una moto que frena rápidamente junto a ella. El atracador se baja del vehículo con el morral de Rappi a sus espaldas y se lanza contra la mujer que, con ávidos reflejos, intenta escapar, sin embargo, el victimario la atrapa y la derrumba para intentar robarle. Ella, en defensa propia, patalea desde el suelo para sacárselo de encima. Después de unos segundos de fallido forcejeo, el ladrón parece irse con las manos vacías, aunque en el video no es claro si logró arrebatarle algo a su víctima.

Le puede interesar: Ladrones vestidos de Rappiasaltaron un edificio

Para la muestra, un botón. Pues como este, se han presentado muchos otros casos. Se conocen varias denuncias de personas que se hacen pasar por Rappitenderos para entrar a las unidades residenciales haciendo creer que van con un domicilio. En muchas ocasiones han herido a los porteros y a algunas personas de la residencia. SEMANA habló con Rappi acerca de esta situación y esto es lo que dicen. 

SEMANA: ¿Cómo perciben ustedes desde Rappi la coyuntura que está sucediendo con personas que se hacen pasar por trabajadores de Rappi para robar? 

Rappi: Desde Rappi queremos aclarar que las personas vinculadas con los hechos delictivos NO están relacionadas a nuestra plataforma, ni como Rappitenderos, quienes son personas independientes que se conectan para generar ingresos extras; ni como trabajadores. Como compañía lamentamos muchísimo los hechos ocurridos y rechazamos enfáticamente el uso ilegal de nuestra marca para cometer actos delictivos por parte de personas inescrupulosas. 

Los usuarios que usan la aplicación pueden estar tranquilos que en Rappi es una plataforma segura. El Rappitendero que lleva el servicio está validado por nuestros filtros de seguridad, hemos verificado sus antecedentes, su identidad y durante el pedido realizamos seguimiento de GPS.

SEMANA: ¿Cuáles son los pasos para ingresar a Rappi como Rapitendero?

Rappi: Entre las acciones de seguridad que implementamos con los domiciliarios se encuentra: Validación a través de filtros de seguridad que incluyen la verificación de identidad y antecedentes judiciales. Sistema de reconocimiento biométrico que se actualiza periódicamente y les permite acceder a la plataforma, sin este los domiciliarios no pueden ingresar a Rappi y tomar pedidos. Seguimiento en tiempo real por GPS a cada una de las órdenes creadas en la aplicación, lo que permite al usuario seguir la posición de su RappiTendero durante todo el transcurso del pedido. Esto, además, asegura la identificación y ubicación de cualquier domiciliario en tiempo real. En caso de que cometa algún delito, esto permitirá poner a disposición de las autoridades la información (data) para que ellos tomen las acciones que corresponden. Rappi cuenta con un archivo de la calidad del servicio de cada domiciliario, que muestra el registro de su actividad en tiempo real.

SEMANA: ¿Ha habido algún trabajador verdaderamente implicado en tos casos? 

Rappi: De ninguna manera. Hasta el momento, ningún domiciliario ha estado vinculado con los hechos delictivos. Lamentablemente, la suplantación es una modalidad delictiva que ataca a compañías de domicilio, empresas de servicios públicos, empresas de cable, entre otras e incluso ciudadanos que están siendo víctimas.

SEMANA: ¿Qué medidas de prevención y de seguridad está tomando Rappi a partir de los recientes hechos?

Rappi: En Rappi contamos con un sistema de reconocimiento facial que se actualiza periódicamente y que les permite a los RappiTenderos acceder a la plataforma, sin esta verificación no pueden acceder a ella y tomar órdenes de pedido. Además, hacemos seguimiento en tiempo real por GPS a cada una de las órdenes creadas en la aplicación, lo que permite al usuario seguir la posición de un RappiTendero durante todo el transcurso del pedido. Este seguimiento nos permite identificar y ubicar a cualquier domiciliario que cometa algún delito y ponerlo a disposición de las autoridades de inmediato.

Por esta misma razón, y pensando en la seguridad de los usuarios, Rappi ha incrementado la divulgación de campañas preventivas y educativas con el fin de dar a conocer las herramientas existentes a la hora de verificar la identidad del RappiTendero cuando llega al edificio o conjunto residencial. Si cualquier ciudadano detecta algún comportamiento sospechoso, deberá comunicarse de manera inmediata con la policía de su cuadrante. Desde la compañía tenemos diálogo constante con las autoridades, gremios de la vigilancia y otras empresas con las que hemos creado sinergias que ayuden a la prevención.

No sólo es Rappi

A pesar que la coyuntura mediática ha girado en torno a la empresa de domicilios Rappi, esta modalidad de robo por suplantación también ha afectado a otras marcas y compañías.

‘El policía’

A comienzos de este año, un hombre fue sorprendido con un traje de policía en medio de las multitudes del transmilenio en Bogotá mientras le pedía a algunas personas su celular y, luego de una revisión falsa del número de identificación del dispositivo, les decía que aparecía reportado como ‘hurtado’. Para no judicializarlos, supuestamente, les ofrecía que ‘dejaran así’ y le dejaran el móvil a su disposición.

‘Los del gas’

Otro grupo de suplantadores fue descubierto hace unos días a través de una serie de denuncias por parte de los usuarios del servicio de gas. Al parecer, un grupo de personas estaría usando el nombre de la empresa Vanti para hacerse pasar por los técnicos certificados a cargo del mantenimiento del servicio en los hogares. Además, cobraban hasta 500 mil pesos por la tarifa de revisión, cuando en realidad ese servicio vale 45 mil pesos, según Vanti.

Falsos Agentes

En 2018 fue conocido un ‘creativo’ caso donde una banda de al menos seis personas se hicieron pasar por agentes del CTI para hacer efectivo un supuesto allanamiento a un empresa del sur de Bogotá. Con gorras y chalecos del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI), los asaltantes entraron al establecimiento y, argumentando la inspección, lograron robar celulares, computadores y 20 millones de pesos.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1942

PORTADA

“De lo ilegal se encargan ellos”: las denuncias que tumbaron al general Parra

SEMANA revela los testimonios y las investigaciones por irregularidades en manejos de dinero que desembocaron en la salida del brigadier general César Parra, en medio del reciente remezón en el Ejército.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1942

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.