El abogado de derechos civiles, Benjamin Crump, participa en una marcha por justicia para Richard "Randy" Cox.
El abogado de derechos civiles, Benjamin Crump, participa en una marcha por justicia para Richard "Randy" Cox. - Foto: AP / Autor: Arnold Gold

mundo

Estados Unidos | Hombre que fue detenido por policías quedó parapléjico tras golpearse la cabeza

Los cargos en contra de Randy Cox fueron retirados, mientras los agentes implicados esperan un juicio el 8 de diciembre. Los agentes permanecen ahora en libertad.

Cinco oficiales de Policía en Connecticut, Estados Unidos, quedaron en libertad luego de pagar una fianza de 25.000 dólares (unos 120.200.000 pesos colombianos). Los uniformados fueron acusados este lunes de que un hombre quedara parapléjico cuando lo trasladaban a una comisaría en New Haven por posesión de armas.

Los hechos se remontan al 19 de junio cuando Randy Cox, un afroamericano de 36 años, fue detenido y en medio de su traslado se golpeó la cabeza cuando el vehículo en el que iba frenó repentinamente. El impacto lo dejó paralizado del pecho hacia abajo, según informó CBS News.

Aparentemente, el carro se detuvo “bruscamente” para evitar un choque; sin embargo, Cox (quien estaba esposado) no logró hacer alguna maniobra para evitar golpearse contra la parte trasera de esa camioneta. Según el medio estadounidense, inicialmente los oficiales no le creyeron que tenía dificultades para moverse hasta que fue necesario llevarlo a un hospital.

Los agentes fueron señalados de poner en peligro por “imprudencia y crueldad” a las personas en segundo grado. Desde que trascendió el caso, todos permanecen en una licencia administrativa y no será sino hasta el 8 de diciembre cuando se lleve a cabo el juicio.

Ola de críticas a los agentes

La manera en que fue tratado el individuo despertó críticas, incluso en el mismo departamento con palabras del jefe policial de New Haven, Karl Jacobson. “Puedes cometer errores, pero no puedes tratar mal a las personas, punto. No puedes tratar a las personas de la forma en que trataron al Sr. Cox”. El superior recalcó la importancia de que haya transparencia en los diferentes procedimientos.

El rechazo también se extendió hacia organizaciones defensoras de derechos civiles como la Asociación Nacional para el Avance de las Personas de Color (NAACP). Mientras se espera el dictamen (la próxima semana) el abogado de la familia Cox, Ben Crump, pide que se haga justicia.

En esta imagen tomada de una cámara corporal de la policía proporcionada por el Departamento de Policía de New Haven, Richard "Randy" Cox, centro, es sacado de la parte trasera de una camioneta tipo van de la policía tras ser detenido, el 19 de junio de 2022.
En esta imagen tomada de una cámara corporal de la policía proporcionada por el Departamento de Policía de New Haven, Richard "Randy" Cox, centro, es sacado de la parte trasera de una camioneta tipo van de la policía tras ser detenido, el 19 de junio de 2022. - Foto: AP /Departamento de Policía de New Haven.

“Es importante, cuando ves ese video de cómo trataron a Randy Cox y las acciones y omisiones que lo llevaron a quedar paralizado del pecho hacia abajo, que esos oficiales de policía deben ser retenidos con todo el peso de la ley”, sentenció Crump, según recogió CBS News.

Afroestadounidense será ejecutado

Este martes –29 de noviembre– Kevin Johnson, de 37 años, será ejecutado en el Estado norteamericano de Misuri. El dictamen contra el afroestadounidense ha centrado la atención de la prensa internacional ante la imposibilidad de que su hija pueda presenciar ese momento por ser menor de 21 años.

Un tribunal federal negó a “Khorry” Ramey un recurso para estar presente en los últimos minutos de vida de su padre. Johnson fue condenado a la pena capital por la muerte de un policía en la ciudad de Saint Louis hace 17 años. “Estoy desconsolada porque no podré estar con mi papá en sus últimos momentos”, dijo Ramey en un comunicado.

“Mi papá es la persona más importante en mi vida (...). Ha estado presente para mí siempre, a pesar de estar encarcelado”, agregó la joven. La abogada de la familia y de la ONG Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU), Corene Kendrick, cuestionó la decisión judicial. “Agravar su dolor y su pena impidiéndole estar con su padre no hará nada para dar cierre y sanación a nadie más”, comentó.

En un intento final para salvar su vida, la defensa de Johnson presentó apelaciones en las que argumentaba que su condena estaba permeada de discriminación racial. Sin embargo, fueron rechazadas, compiló AFP.