La inteligencia de ese país sí estaba dando información verídica y los ataques de Putin a Ucrania así lo confirman
Varios ciudadanos de Estados Unidos protestan contra Rusia por la guerra que iniciaron en Ucrania - Foto: AFP / Damien Meyer

estados unidos

La advertencia que hizo el Gobierno de Estados Unidos a sus ciudadanos radicados en Ucrania

Al parecer, hay una clara amenaza de Rusia de intensificar ataques.

Se van a cumplir seis meses de la invasión de Rusia a Ucrania el próximo miércoles 24 de agosto y Estados Unidos lanzó un llamado importante para no bajar la guardia. Según el gobierno de Biden, Rusia busca intensificar “en los próximos días” sus ataques contra Ucrania, en un conflicto que al parecer está lejos de terminar y que hace temer una dura crisis energética internacional.

“El Departamento de Estado dispone de informaciones según las cuales Rusia intensifica sus esfuerzos para lanzar ataques contra la infraestructura civil e instalaciones gubernamentales de Ucrania los próximos días”, indicó la embajada estadounidense en Ucrania en su página web.

Ante esto, desde Washington se les pidió a todos los ciudadanos estadounidenses que residen en Ucrania a dejar el país a través de “los medios de transporte terrestre privados disponibles”. La advertencia se produce la víspera de la celebración del Día de la Independencia de Ucrania, que este año coincide con los seis meses de la invasión rusa.

En los últimos días, las autoridades ucranianas habían advertido de la posibilidad de nuevos ataques rusos. El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, reconoció que “cada día” existía una amenaza de nuevos bombardeos contra Kiev, la capital y dijo que en caso de ataques, habrá una “respuesta poderosa”.

Tras el repliegue de las fuerzas rusas del entorno de Kiev a fines de marzo, los principales combates se concentran en el este de Ucrania, donde Moscú conquistó lentamente terreno antes de entrar en un estancamiento, y en el sur, donde las tropas ucranianas dicen efectuar una lenta contraofensiva.

“Sabemos que tienen como objetivo principal las infraestructuras o los edificios gubernamentales, pero nada ha cambiado fundamentalmente desde el 24 de febrero”, cuando inició la invasión, dijo Zelenski en una rueda de prensa. “Esto es lo que hace Rusia todo el tiempo”, añadió.

Rusia sigue apuntando regularmente a las ciudades ucranianas con misiles de largo alcance, aunque hasta el momento, rara vez se ha alcanzado la capital, Kiev, y sus alrededores. A la capital llegó el presidente de Polonia, Andrzej Duda, para reunirse con su par ucraniano y reafirmar su apoyo al país frente a la invasión de Moscú.

Polonia ha sido uno de los apoyos más incondicionales de Ucrania en la Unión Europea (UE) y uno de los mayores críticos de Rusia, al contrario de Alemania y Francia, criticados por sus posiciones a veces moderadas. El líder polaco desea seguir apoyando a Kiev, incluso políticamente, para “persuadir a otros países a ofrecer apoyo”, explicó Pawel Szrot, el jefe de la administración presidencial polaca, en una rueda de prensa.

Varsovia insistirá además en la necesidad de sancionar a Moscú con “medidas restrictivas decisivas” que permitirán a los ciudadanos rusos comprender “la grave agresión cometida por su país”, indicó.

La guerra ha cobrado la vida de miles de civiles y soldados. El comandante en jefe del ejército ucraniano, el general Zaluzhny, admitió que cerca de 9.000 militares habían muerto desde el inicio de la invasión el 24 de febrero.

El mismo día, ante una “guerra que dura y parece que va a durar”, el jefe de la diplomacia de la UE, Josep Borrell, anunció que la Unión planeaba organizar una misión “de entrenamiento y de asistencia” al ejército ucraniano en los países vecinos. La propuesta será discutida la próxima semana en República Checa por los ministros europeos de Defensa. El ejército ucraniano también se prepara para una guerra de largo aliento.

*Con información de AFP.