Tendencias
La periodista explicó a través de sus redes sociales las razones del particular hecho.
La periodista explicó a través de sus redes sociales las razones del particular hecho. - Foto: Instagram / @kylagaler

estados unidos

Reportera sorprendió a televidentes, entregando informe con micrófono cubierto por un condón

Ante los cientos de mensajes en las redes sociales, la mujer confirmó las apreciaciones de los espectadores y dió una explicación en medio del cubrimiento de la llegada del huracán Ian a Florida.

Entre risas, curiosidad e incluso indignación, cientos de televidentes en Estados Unidos reportaron, el pasado miércoles 28 de septiembre, un particular hecho ocurrido durante la cobertura especial de un canal local en ese país de la llegada del huracán Ian al Estado de la Florida.

Los espectadores pudieron observar, en directo, a una periodista que entregaba un informe con un micrófono que se encontraba cubierto por un preservativo.

En medio de la preocupación e interés que despertaba la llegada del agresivo fenómeno natural, categoría 4, la atención de los televidentes del canal NBC2, que reportaba desde Fort Myer, se desvió por unos momentos de la información que entregaba la periodista Kyla Galer.

Todo se centró en sus ojos, ante la atípica presencia de un condón recubriendo el micrófono, situación que saltó a las redes sociales, donde los internautas comenzaron a versar sobre el tema, incluso bromeando que se trataba de ‘una medida de seguridad’ frente al huracán.

Mientras las redes sociales se llenaban de capturas de pantalla de la imagen de la periodista sosteniendo el micrófono recubierto en el preservativo, el fenómeno natural ocasionaba cuantiosos daños en Florida, levantando techos, averiando sistemas de electricidad y, según los primeros reportes de las autoridades, causando pérdidas de vidas humanas.

Si bien al comienzo la presencia del condón en el informe especial eran solo conjeturas de los televidentes, que se cuestionaban si lo que veían sus ojos era real, con los minutos el rumor llegó a la misma periodista, que se pronunció a través de las redes sociales para confirmar la escena y frenar el ‘morbo’ con el que algunos internautas pretendieron abordar su aparición.

“Es lo que crees que es, es un preservativo”

En una historia revelada a través de su cuenta de Instagram, Kyla Galer salió nuevamente a la luz, acompañada de su micrófono ‘especialmente recubierto’, para responder los interrogantes de los internautas: “Muchas personas preguntan qué hay en mi micrófono. Es lo que crees que es, es un condón”, y procedió a explicar el porqué de su uso.

“Ayuda a proteger el equipo”, afirmó la periodista, reiterando la importancia que tiene para los reporteros el cuidado de sus herramientas de trabajo. Explicó que en ambientes como el vivido en las costas de Florida con la llegada del huracán Ian, en un contexto marcado por el viento y el agua, era perentorio garantizar que el micrófono no resultara averiado.

Tenemos que hacer lo que tenemos que hacer y eso es poner un condón en el micrófono”, manifestó la periodista.

A su turno, a través de su cuenta de Facebook, la periodista publicó una fotografía de su micrófono recubierto, reiterando su explicación y despertando una serie de comentarios de respaldo por parte de sus seguidores, sin que faltara también el comentario ‘subido de tono’ que buscara orientar la conversación hacia temas sexuales.

En medio del cubrimiento, la periodista ha empleado sus redes sociales para compartir pequeños clips con algunos de los efectos que ha causado el paso del huracán, fenómeno que se espera salga del territorio de Florida este jueves al finalizar el día, y que en días pasados azotó con fuerza la isla de Cuba, generando cuantiosos destrozos y causando un apagón generalizado que poco a poco se ha ido resolviendo.

En las imágenes compartidas por la mujer, se puede ver cómo el paso de Ian, huracán que incluso se degradó de categoría tras tocar tierra de Florida, ha generado fuertes inundaciones que han afectado a miles de personas, dejando incluso sumergidos un importen número de vehículos, así como cientos de casas destechadas.