Tendencias
Huracán Ian
La alcaldesa de Miami-Dade, Daniella Levine Cava, indicó que por huracán Ian, se registrará un empeoramiento del clima a partir de este miércoles 28 de septiembre, desde las horas de la mañana, con precipitaciones de entre 75 y 100 milímetros. - Foto: AP

estados unidos

Alcaldía de Miami-Dade alerta sobre inundaciones por el huracán Ian

Debido a la presencia del fenómeno natural, las lluvias, los fuertes vientos y las inundaciones se extenderán hasta el jueves 29 de septiembre, en principio.

A pesar de que el condado Miami-Dade, Estados Unidos, no está en el cono de afectación por el huracán Ian que podría convertirse en categoría 4 tras su paso por Cuba, las autoridades hicieron varias recomendaciones ante la posibilidad de inundaciones.

Así lo anunció la alcaldesa Daniella Levine Cava, quien dijo que “estamos frente a una tormenta grave y se espera que sus impactos se extiendan mucho más allá del cono”.

De acuerdo con las previsiones, debido a la presencia del fenómeno natural, las lluvias, los fuertes vientos y las inundaciones se extenderán hasta el jueves 29 de septiembre, en principio.

La funcionaria señaló que el condado podría sufrir vientos con fuerza tropical y potenciales tornados, por lo que las partes bajas de Miami-Dade están bajo Aviso de Vigilancia de Marejada Ciclónica, con posibles inundaciones debido a la marea alta.

Igualmente, indicó que existe la posibilidad de marejadas ciclónicas a lo largo de la costa este, ante lo cual invitó a la ciudadanía a mantenerse informados permanentemente sobre los avances del huracán Ian y de las medidas que se adopten para mitigar su impacto.

En ese sentido, informó que se registrará un empeoramiento del clima a partir de este miércoles 28 de septiembre, desde las horas de la mañana, con precipitaciones de entre 75 y 100 milímetros.

Levine Cava dijo que existe “riesgo de inundaciones súbitas en zonas urbanas, junto con vientos de tormenta tropical”.

“Que la llegada de Ian coincida con la temporada de mareas reales implica un mayor riesgo de inundaciones en nuestra comunidad, en particular en las áreas bajas”, aseguró.

La alcaldesa de Miami-Dade pidió, además, a los habitantes del condado tener “un alto nivel de prudencia” por eventuales situaciones de emergencia que se puedan presentar.

Luego del paso por Cuba, la alcaldesa también dijo que “el pueblo de Miami-Dade County apoya al pueblo de Cuba mientras lo mantenemos en nuestras oraciones esta mañana”.

Las autoridades meteorológicas de EE. UU. recordaron que septiembre es el mes de las mareas reales, un fenómeno de altas mareas que empujan el agua de mar hacia las ciudades mediante los sistemas de desagües.

“Es cada vez más probable que haya una marejada ciclónica potencialmente mortal a lo largo de la costa oeste de Florida, donde está vigente una advertencia de marejada ciclónica, con el mayor riesgo desde Fort Myers hasta la región de la Bahía de Tampa. ¡Escuche a los funcionarios locales y consulte http://hurricanes.gov para obtener actualizaciones!”, informó la Unidad de Marejada del Centro Nacional de Huracanes.

Ascienden a 21 los muertos por el paso del huracán Fiona por Puerto Rico

Entre tanto, las autoridades de Puerto Rico informaron este martes de que la cifra de muertes por el paso del huracán Fiona por la isla ha ascendido ya a 21, lo que supone cinco decesos más que los notificados hasta el sábado.

El Gobierno indicó que otros trece posibles casos siguen “bajo investigación” y ha detallado que siete de las muertes se han producido de forma “indirecta” debido a las malas condiciones de infraestructuras, que habían “contribuido a que se produjera la muerte” ante un desastre natural, según informaciones del diario El Nuevo Día.

Los datos del Gobierno muestran las dificultades a las que se enfrentará Puerto Rico para recuperarse del huracán nueve días después de que paso por la zona. El ciclón tocó tierra el 18 de septiembre sobre las 15.20 entre Lajas y Cabo Rojo, por lo que las zonas del sur y el oeste de la isla son las más afectadas.

Miles de puertorriqueños continúan sin servicio de agua potable y suministro eléctrico, incluso en algunas zonas del norte, donde los daños son menores. El consorcio estadounidense-canadiense de energía eléctrica LUMA estima que el 33 % de los clientes en el sur y este de la isla siguen sin luz, si bien el 67 % ya tiene suministro.

La región más afectada por los apagones sigue siendo Ponce, con solo el 29 % de energía eléctrica. Por detrás se encuentran Mayagüez, Arecibo, Caguas, San Juan y Bayamón.

En total hay 26 hospitales y centros médicos sin suministro, por lo que se encuentran operando con generadores eléctricos. No obstante, en la víspera, lunes, el hospital de Coamo se quedó sin generadores tras una semana sin luz.

Asimismo, los alcaldes de los municipios de Naguabo, Adjuntas y Salinas han denunciado carecer de suministro eléctrico a causa del huracán, por lo que han criticado duramente a la empresa debido a la falta de información y la lentitud a la hora de restaurar el sistema.

Por otra parte, la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados de Puerto Rico estima que un 13 % de los abonados carece de agua potable, unas 172.000 personas.

Actualmente, hay cerca de 200 personas en refugios e instalaciones a lo largo de toda la isla, según datos del Departamento de Vivienda, mientras que la Autoridad de Carreteras y Transportación considera que los daños provocados en una treintena de vías estatales ascienden a 35,3 millones de dólares.

Con información de Europa Press