Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Opinión

  • | 2018/09/22 17:15

    El anfitrión

    Esta semana el presidente Iván Duque irá a la asamblea de la ONU y ¿adivinen quién le hará un homenaje? sí, Christian Mürrle, el hombre detrás de los bonos de agua.

COMPARTIR

En el negocio de los ‘bonos Carrasquilla’, que enriquecieron al ahora nuevamente ministro de Hacienda y empobrecieron a 117 municipios de Colombia, hay un nombre que se repite: Christian Mürrle. El señor Mürrle, un empresario caleño establecido en Nueva York, aparece en la documentación de la operación de diversas maneras. Primero como director administrativo de la firma Capital Partners LLC, involucrada en todo el proceso.

Puede leer: Murga pa’quí, murga pa’llá

De acuerdo con el portal especializado Blomberg, él es el responsable en Capital Partners del mercadeo de la banca de inversión y de buscar negocios en América Latina.



Uno de esos negocios fue el de los ‘bonos agua’ o ‘bonos Carrasquilla’ como también han sido llamados.

Para ese negocio de 440.000 millones de pesos, casi medio billón, el señor Mürrle armó una compañía en Colombia llamada Grupo Financiero de Infraestructura, cuyos socios son dos: él mismo, con el 1 por ciento, y Colombia Infrastructure Group LLC, una compañía americana con el 99 restante.

De Colombia Infrastructure Group LLC, a su vez, son dueñas dos empresas llamadas Mallard Holdings LLC con el 70 por ciento y SM SIG LLC con el otro 30.
Cada sociedad se va a abriendo en nuevas sociedades hasta hacer casi imposible descubrir al beneficiario último de la inversión. Una figura totalmente legal y que cubre a quienes más ganaron en este negocio que puso a más de cien municipios de Colombia a pagar altísimos intereses y con un plazo fijo de 19 años que no se podía romper porque no lo permitían los contratos.

La información que sí es posible conocer es la identidad de los representantes legales del Grupo Financiero de Infraestructura, la sociedad colombiana armada para el negocio. De acuerdo con la presentación pública y el prospecto de los bonos, esos representantes eran tres:

Andrés Flórez Villegas, socio de Alberto Carrasquilla en Konfigura la empresa asesora de la estructuración de los bonos y también socio del hoy ministro en la compañía panameña Navenby Investments Group, cuyo papel y necesidad en todo esto aún no han podido ser explicados. El doctor Flórez fue subalterno de Carrasquilla en su primer paso por el Ministerio de Hacienda ocupando dos destacadas posiciones. Primero fue director general de Regulación Financiera del Ministerio y después director del Fondo de Garantías de Instituciones Financieras (Fogafín).

Le recomendamos: La murga de Panamá

El segundo de los representantes legales se llama Martin Baker, y fue presentado como “experto internacional en financiacio´n de aguas y exdirector del New York State Enviromental Facility Corp.”.

Y el tercero: el omnipresente señor Christian Mürrle.

En los papeles de los ‘bonos agua’ aparece una y otra vez ese nombre. Como firmante fideicomitente del contrato de fiducia mercantil entre los estrucuturadores y Alianza Fiduciaria.



Y como miembro del comité fiduciario del que también son integrantes los dos socios de Carrasquilla en la empresa panameña Navenby: Andrés Flórez y Lía Hennan.



A su interesante desempeño empresarial, el señor Mürrle agrega una activa vida social en Nueva York.

Esta semana el presidente Iván Duque irá a la asamblea de la ONU y ¿adivinen quién le hará un homenaje? sí, Christian Mürrle, el hombre detrás de los bonos de agua.

Pude encontrar fotografías suyas en varios eventos: haciendo sentida entrega al secretario general de la OEA, Luis Almagro, del Latin American Leadership Award.



Otra, no menos conmovedora, en la que aparece al lado del entonces presidente Juan Manuel Santos, quien recibe el premio Woodrow Wilson “por sus esfuerzos para impulsar la democracia, la seguridad y la paz en su país”.



La entrega de esos premios casi siempre coincide con la visita de los jefes de Estado a Nueva York para asistir a la Asamblea General de las Naciones Unidas. El señor Mürrle, paralelamente con su actividad empresarial, ha sido presidente de la Colombian American Association.

Le sugerimos: El plazo que no se cumple

Pues bien, esta semana el presidente Iván Duque irá a la asamblea de la ONU y, ¿adivinen quién le hará un homenaje? Sí, Christian Mürrle.
El hombre detrás de los ‘bonos de agua’, a través de la Colombian American Association, está invitando al presidente Duque a un multitudinario almuerzo para celebrar su visita a Nueva York. Será este lunes en el exclusivo hotel The Pierre.

Los costos de cada mesa están entre 2.800 y 4.800 dólares; incluye agua.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1951

PORTADA

Elecciones bajo fuego

Tres candidatos a alcaldías asesinados, cuatro a concejos, más de 40 amenazados y 402 municipios en riesgo de sufrir episodios de violencia política forman la antesala de las elecciones de octubre. ¿Qué está pasando?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1951

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.